Este martes la patria es el tango

El segundo TangoPalooza convoca fuerte desde Tsunami, y la víspera del feriado también propone buen cine de arte y un concierto de banda en el Teatro San Martín.

Por Gabriel Abalos

Llamada a la tribu tanguera

El trío Milonga sin Cortes, en la cresta del TangoPalooza, esta noche en Tsunami.

Este martes se realiza la segunda edición del encuentro bautizado TangoPalooza, que en esta oportunidad se centraliza en un espacio con tradición tanguera como es Tsunami (Laprida 453). Reúne a cuatro buenos proyectos tangueros locales de la vereda independiente: Milonga sin Cortes, Rejunte Milonguero, la Orquesta Típica Chamuyera y el cuarteto de guitarras La Nafta (agrupación inspirada por el primer TangoPalooza). Habrá tandas milongueras por Joel Terradas, mientras se relevan las bandas y gran milonga al final del evento. Por las dudas, se esparcirá el aroma de locro patrio en el local.
Organiza el evento un grupo de cultores y empujadores que transpiran el tango local: la cantante sin cortes Vero Bie, el violinista Benshi Suárez y los chamuyeros Juan Pablo Pairola (guitarrista) y Nacho Fassi (cantor).
Por el camino en esta ciudad donde todos los géneros luchan por sus públicos, pero al del tango hay que llamarlo a viva voz, el TangoPalooza atrae a oyentes y milongueros desde su primera edición, en noviembre del año pasado, fruto del destape del fin de la cuarentena. Así lo cuenta Vero Bie, una samurai del tango cordobés, con giras internacionales junto a su banda: “Después de hacer una gira larga con la Milonga sin Cortes, nos agarró la pandemia en Tucumán, allí estuvimos un año, craneando que al volver a Córdoba íbamos a volver a agitar, a encontrarnos con los compañeros con los que no nos vimos desde principios del 2019. Así que toda esa manija se juntó y decidimos hacer en noviembre del año pasado el primer TangoPalooza. Lo hicimos en un patio de Alta Córdoba, no muy pretencioso, porque pensábamos que no iba a ir tanta gente. Nos imaginábamos un puñado de gente, pero nos sorprendió la convocatoria porque no fue un evento publicitado, no salió en ningún lado. Así y todo, llenamos la casa, quedó gente afuera, nos quedamos cortos de escabio, de comida, y ahí nos dimos cuenta de que había una necesidad que no era únicamente nuestra, no solamente por la gente que fue a consumir el tango en la forma de música también, sino porque se acercaron mucho las bailarinas, los bailarines, y nos dimos cuenta de que el espacio nos había quedado chico y que había más hilo para cortar respecto a este encuentro.”
El público, respiración o asfixia de los diversos estilos y ambientes musicales de Córdoba, tiene más aire para darle al rozagante tango cordobés de estos años pospandémicos, acompañando el amor y el esfuerzo de los intérpretes. La segunda edición del TangoPalooza es una gran ocasión para ponerle fichas, ya que ostenta propuestas como Rejunte Milonguero, nacida en 2012, que hoy integran Mariano Canavosio en bandoneón, Coty Donadei en voz, Daniel Bejarano en guitarra, Santiago Grob en piano y Francisco Seco en vientos; o la Típica Chamuyera, agrupación surgida del taller escuela Semillero Córdoba Tango Orquesta, durante el 2018. Y por supuesto, el proyecto a trío Milonga sin cortes, que cuenta ya con cinco giras internacionales por Europa y Latinoamérica.
Vero Bie se refiere el armado de esta noche, que se da justo antes de un feriado: “Para el segundo TangoPalooza nos pasamos a Tsunami, por una cuestión de comodidad y para probar, porque la idea es que sea medio nómade y que no se case con un lugar. Pero justo se da que Tsunami está festejando sus diecisiete años y entramos en esa grilla, hoy el TangoPalooza es un hecho y una realidad en ese espacio. Creo que va a ser linda la convocatoria, no solamente por el día, que es un golazo, sino también porque se unieron todas las partes, así que bueno, la idea es seguir apostando por un tango independiente, inclusivo y federal en nuestra provincia.”
La cita es este martes a las 22, entrada a $ 500.

El secuestro de una musa
Hay un nuevo encuentro con el cine en el Palacio Ferreyra, en el ciclo que hoy ofrece la proyección de la película alemana The sleeping girl (2011) escrita y dirigida por Rainer Kirberg, con Jakob Diehl, Natalie Krane, Christoph Bach. Un introvertido estudiante de artes de comienzos de la década de 1970, se ve fascinado por Ruth, una chica muy vital, quien duerme en un parque de Düsseldorf. Se propone convertirla en una nueva obra de arte, mediante su cámara de video, para lo cual se la lleva consigo a su estudio. En ese laboratorio artístico, el joven Hans procura estudiar a su nuevo objeto estético, tratando de retenerlo no solo en la obra, sino en los hechos, hasta crear un vínculo asfixiante de artista aferrado a su musa con incómoda desesperación. El arte tiene el poder de transmutar, pero si se confunde con la vida real puede desencaminar tanto su búsqueda, como incluso la vida misma. The sleeping girl se muestra casi en su totalidad a través del objetivo de la cámara de video, medio novedoso en los años que recrea y herramienta de búsqueda que dio paso a muchas obras de los años setenta, teñidas de intención política. A las 18.30 en Avenida Hipólito Yrigoyen 511, con entrada gratuita hasta agotar el cupo de noventa personas.

Concierto patrio y popular
La Banda Sinfónica de Córdoba ofrece un concierto patrio hoy a las 20 en el Teatro del Libertador (Av. Vélez Sarsfield 365), con la participación de invitados destacados. Bajo el título de Originarios, el concierto contará con la participación con Silvia Barrios como relatora, la voz de Luna Monti, los aerófonos andinos tocados por Mauro Ciavattini y el Quinteto Vento, todo con la dirección artística de Andrés Acosta. La entrada es gratuita, se retira por la boletería del Teatro.