Intendentes niegan ser parte de nuevo bloque del FdT

Se trata de un grupo de jefes comunales que se desmarca de la jugada del frentetodismo en el ámbito de la Mesa Provincia Municipios. Mañana, reunión con el ministro de Gobierno, Facundo Torres. La formalidad “incumplida” por la que el oficialismo no autorizó la escisión todavía.

Por Yanina Soria

Una polvareda inesperada se levantó en el ámbito de los intendentes peronistas de Córdoba luego de que una treintena del Frente de Todos anunciara su escisión del bloque de Hacemos por Córdoba en el ámbito de la Mesa Provincia Municipios.

La jugada de los frentetodistas muchos de ellos referenciados en el ex senador Carlos Caserio, apunta a explotar políticamente la identidad propia de un sector que, sin salirse de los márgenes del PJ, cuestiona la figura del gobernador Juan Schiaretti como único líder y conductor del peronismo cordobés.

Ganar autonomía también desde ese espacio institucional, es uno de los objetivos de quienes creen que hay que avanzar rápidamente en la consolidación del frente mirando ya el 2023. Y en ese sentido, vale recordar que Caserio es uno de los que cree que al año electoral hay que enfrentarlo con candidatos propios.

Lo cierto es que la semana pasada, desde ese sector dieron a conocer la nota presentada y dirigida al ministro de Gobierno, Facundo Torres, solicitando el reconocimiento formal del bloque Frente Peronista Cordobés en la Mesa que el altagraciense conduce.

Si bien el texto está firmado sólo por dos intendentes, Daniel López de La Cumbrecita y Marcelo Olvida de Bialet Massé, en la nómina total figuran 31 integrantes, entre ellos, Federico Alesandri de Embalse, Rubén Ovelar de La Cumbre y Fabián Francioni de Leones.

Sin embargo, según pudo saber Alfil, no está tan está claro todavía que Gobierno vaya a convalidar el armado de un nuevo bloque; al menos, no hasta que presenten una nota, pero con la firma de todos los involucrados.

Esa formalidad “incumplida” es un primer obstáculo que anteponen desde el Panal para autorizar el rompimiento del bloque mayoritario. “Tal como se le exigió a Mucora en su momento (cuando Daniel Salibi se abrió del bloque radical), la nota debe contar con la firma de todos lo que avalan su pertenencia a ese nuevo bloque”, explicaron desde el Gobierno.

Pero la reacción también es política, claro está.

El schiarettismo no está dispuesto a “regalarle” tan sencillamente esa emancipación y tampoco ceder territorio frente a lo que (deliberadamente) llaman kirchnerismo.

Es que nadie duda que la movida tiene mucho más de condimento político que institucional; romperle el cerco de los intendentes peronistas al gobernador Schiaretti supone visibilizar al peronismo crítico de Hacemos por Córdoba y legitimarlo a través de ámbito formal que es la Mesa.

Por eso, el Panal seguirá su propia estrategia para debilitar la jugada. En las últimas horas, algunos de los jefes comunales de los mencionados en la nota salieron a desmentir públicamente su pertenencia a ese bloque, argumentando que no fueron consultados previamente.

“Por este medio quiero informar que en ningún momento se me consultó para ser parte del mencionado bloque y para el cual manifiesto mi total desacuerdo en formar parte de un bloque separado del peronismo cordobés”, descargó en sus redes sociales Claudia Bordoni, intendenta de La Tordilla.

Alfil pudo saber que en el listado de los que, inicialmente, se desmarcan también están la jefa comunal de Seeber, Celia Giorgis; Ismael Delgado de Chalacea; Irma Villarreal de La Posta; Alberto Gutiérrez de La Quinta y Néstor Nievas de Arroyo de los Patos.

En principio, todos ellos serán recibidos el martes por el ministro Facundo Torres frente a quien ratificarán su pertenencia a Hacemos por Córdoba y despejarán dudas sobre lo sucedido. Desde el Centro Cívico esperan que otros nombres se sumen en las próximas horas mientras celebran las fricciones internas que generó el armado del bloque del Frente de Todos con el sector de Martín Gill, cuyos intendentes (al menos la mayoría) no formaron parte de esa movida.