Dellarossa se inclina por Majorel para la sucesión municipal

La presidenta de Concejo Deliberante también cuenta con el visto bueno de la UCR y el Frente Cívico. Vuelo rasante de Juez por Bell Ville y el kilómetro cero del cambio.

Por Yanina Passero

En el quincho de su casa, el intendente de Marcos Juárez convocó a dirigentes y funcionarios del PRO de la ciudad. Con carne asada y vinos trató de bajar las tensiones propias del momento de definiciones de las candidaturas. Impedido por Carta Orgánica para continuar en el Ejecutivo municipal, el también precandidato a gobernador amarillo dejó entrever su inclinación hacia la actual responsable del recinto legislativo de la ciudad, Sara Majorel, en detrimento de su secretaria de Gobierno, Verónica Crescente.

La funcionaria lo espetó con encuestas de autoría porteña donde la mostraba mejor posicionada que su rival interna. En la perla productiva del sudeste cordobés reina la cautela al respecto, pero ya nadie duda que será Majorel quien contará con el beso en la frente de Dellarossa para ganar la elección con un margen suficiente para que su mentor tenga espalda suficiente para negociar el 2023 con sus aliados en Juntos por el Cambio de la provincia.

Dellarossa sabe que la campaña será él, razón que explica por qué no optaría por la dictadura de las encuestas. La defección por la estadística es política, en especial, porque el hijo del histórico vecinalista quiere un lugar seguro en la pulseada provincial del año que viene.

Su relación con el PRO cordobés es tirante y, podría decirse, que es un llanero solitario a nivel local, aunque cultiva buenos vínculos con el expresidente Mauricio Macri y, en segundo grado, con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Entonces, mostrase abierto a los consensos es una buena estrategia pensando en el futuro.

Como se señaló desde estas páginas, Majorel logró el apoyo de los radicales y juecistas de la ciudad que elegirá autoridades el 11 de septiembre. Le destacan su actitud conciliadora, aunque, el grado bajo de relacionamiento que tiene con los alfiles del gobernador Juan Schiaretti le gana a cualquier condición política.

El anuncio de la candidatura no será inmediato. El 13 de julio vence el plazo para la inscripción de alianzas y el 12 de agosto será el momento de las listas. Hacemos por Córdoba no definió quien será su apuesta. Todo parece indicar que intentarán nuevamente con el nutricionista Eduardo Foresi, pero el legislador Miguel “Piki” Majul se mueve activamente con traje de precandidato.

Lo cierto es que ya se vive clima de campaña en Marcos Juárez. Esta semana, Foresi salió a pedir el voto en una radio local. “Sin subestimar a la candidata, el no ser Dellarossa el candidato siempre fue una carta que nosotros evaluamos en positivo. Eso no quiere decir nada, pero abre una lista que la gente apoya y nos ilusiona que nos elijan para gobernar la ciudad en los próximos cuatro años”, dijo el integrante de HpC a Cadena Sudeste.

Y fue directo: “Queremos que nosotros nos demos la posibilidad de mostrar cómo podemos mejorar la ciudad los próximos cuatro años, valorando lo que se hizo hasta ahora. Tengo llegada directa al gobernador Schiaretti y al ministro Carlos Massei, al tener una relación así nos sentimos muy apoyados”.

Marcos Juárez será tierra de propuesta pero también de proyecciones. Con los radicales ya cerrados, Dellarossa se reunió ayer con el precandidato a gobernador, Luis Juez. Sin corseé partidario, el macrista ratificó su voluntad de jugar el año que viene y exploró la voluntad del senador de construir acuerdos (o no). Del encuentro, quedó cerrado el apoyo del Frente Cívico a Majorel.

En tanto, el senador hizo un extenso recorrido por medios de la ciudad y coronó su paso por el kilómetro cero del cambio con una reunión de dirigentes. Antes, se reunió con el radical Carlos Briner en Bell Ville.

“Según encuestas que tenemos en nuestro poder, JpC estaría ganando la provincia siempre y cuando estemos todos juntos. La unidad de Juntos por el Cambio en la provincia de Córdoba debe ser una bandera irrenunciable. El gobierno sabe que para mantenerse otros 25 años más tiene que dividir a Juntos por el Cambio. Por esa razón estoy convencido de que hay que hacer un gran esfuerzo, hay que hablar con todos los dirigentes de nuestro espacio”, dijo Juez a la salida del encuentro.

Seguidamente, prometió: “En los próximos 5 meses vamos a poner en funcionamiento los equipos técnicos de Juntos por el Cambio para analizar y discutir los temas importantes de la Provincia. Nuestra plataforma de gobierno tiene que armarse con los temas que la gente nos haga ver como prioritarios”.