Entusiasmo en el Panal por la “convergencia transversal” antigrieta

Cerca de Schiaretti entienden que la posible aprobación de la boleta única de papel en Diputados con impulso partidario mixto, y la movida transversal por los subsidios al transporte indican que el gobernador tiene un intersticio donde hacer pie para su juego nacional.

Por Bettina Marengo

Con el gobernador Juan Schiaretti enfocando por primera vez fuera de la Provincia desde el fallido ensayo del peronismo federal del 2019, en el Panal se entusiasman con la “organización de la oposición” al Frente de Todos en torno a temas de la “agenda cordobesista” como los subsidios asimétricos para el interior, sobre el que también salieron varios gobernadores del PJ, y la boleta única de papel.

Las últimas 72 horas fueron intensas para Schiaretti y su plan de mostrarse como armador de una alternativa nacional antigrieta para las elecciones del 2023. Hasta ahora, ningún gobernador peronista reaccionó públicamente a la propuesta. Desde el gobierno de Alberto Fernández tampoco hubo comentarios para una movida que creen no puede desempatar a nivel nacional y que está más vinculada a la necesidad de crear expectativas en Córdoba para potenciar las chances de retener la Gobernación el año próximo.  “La situación del país va madurando para que se logren consensos y poder superar la grieta, y de la grieta se sale como en los laberintos: por arriba. Yo voy a trabajar para construir esa alternativa. Estamos trabajando en eso”, admitió el cordobés el martes en Capital Federal, antes de hablar en el foro sobre Democracia y Desarrollo organizado por el diario Clarín, pero evitó hablar de candidaturas.

En ese marco, cerca de Schiaretti observan que se están viendo “pasos que antes no estaban” en los sectores menos engrietados de la oposición, aunque todavía no arriesgan hasta dónde llegarán.

La posibilidad de que la Boleta Única de papel sea aprobada en Diputados a fin de mes, a partir del trabajo conjunto de diputados como Emilio Monzó y Silvia Lospennato, del PRO,  Florencio Randazzo y Alejandro “Topo” Rodrígurez, del Interbloque Federal, varios radicales y el schiarettista Carlos Gutiérrez es, en el análisis del Panal, la prueba de que es posible armar un grupo de trabajo que sobrevuele las posiciones extremas de oficialismo del Frente de Todos y de la oposición de Juntos por el Cambio. En ese intersticio es donde quiere ubicarse Schiaretti.

“Hay que admitir que antes era imposible armar un grupo de trabajo del PRO, el radicalismo, y el resto de la oposición. ¿En que puede derivar? En una convergencia transversal de todos aquellos que entiendan que hay que salir de la grieta y todo lo que viene diciendo el gobernador en sus últimas expresiones”, se entusiasmó un peronista que habla a menudo con el mandatario provincial, que pasó por alto el famoso Grupo A de Diputados, opositor al gobierno de Cristina Kirchner, que en 2010 dejó sin presupuesto al Ejecutivo nacional.

Desde el Senado, Alejandra Vigo se muestra en sintonía con los radicales mendocinos Alfredo Cornejo y Mariana Juri. El ex gobernador es una de las “palomas” de Juntos por el Cambio con el que el schiarettismo se siente cómodo para un eventual armado antigrieta. Es cofirmante junto a Vigo del proyecto de Boleto Federal con redistribución de subsidios al transporte, que Schiaretti pidió sea aprobado de urgencia durante su charla en la Fundación Mediterránea. En ese proyecto también está la tucumana Beatriz Avila, de JxC. Con Juri, la senadora de Hacemos por Córdoba cruzó experiencias sobre la Boleta Única de Sufragio que utiliza esta provincia desde 2011, y que la Legislatura mendocina aprobó en marzo pasado con el nombre de Boleta Única Electoral.

Schiaretti parte esta tarde con destino a la ciudad de Abu Dhabi de los Emiratos Árabes y a Kuwait, donde firmará junto a su par Omar Perotti, de Santa Fe, un crédito por 50 millones de dólares para financiar la primera parte del acueducto Paraná-Córdoba. Perotti y el sanjuanino Sergio Uñac, son dos de los peronistas que levantaron la voz para reclamar al gobierno nacional por los subsidios al transporte que se reparten en forma asimétrica y favorable al ultrapoblado AMBA, lo que deriva en boletos urbanos muchos más caros en las provincias que en el AMBA. El planteo estalló con el paro de 72 horas del gremio de la UTA que afectó al transporte de interior, producto de las desiguales paritarias entre AMBA e interior. Uñac, que hoy recibe a Alberto Fernández en San Juan, avisó el lunes que sus legisladores nacionales presentarán un proyecto de ley de Distribución Federal de los fondos de compensación al transporte y que invitará “al resto de las provincias a acompañarnos”. El sanjuanino enfrentado al diputado José Luis Gioja en su provincia ya tiene el apoyo de los mendocinos, y va por los legisladores de los distritos damnificados por el reparto desigual. Otra convergencia transversal que entusiasma a los cordobesistas.