Con 6% de inflación en abril, el acumulado anual es de 58%

El nivel al año es el más alto desde 1992. Alimentos y Bebidas fue, nuevamente, la división que más incidió en el avance en el avance del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Entre enero y abril el avance fue de 23,1%.

La inflación fue de 6% en abril. Si bien se desaceleró respecto de marzo, se mantuvo en niveles elevados y acumuló un 58% en los últimos 12 meses, récord desde 1992. Alimentos y Bebidas fue, nuevamente, la división que más incidió en el avance en el avance del Índice de Precios al Consumidor (IPC). De acuerdo con los datos oficiales, en este rubro se verificó un significativo aumento de 5,9%, aunque menor al de febrero y marzo.

El IPC que calcula el Indec acumuló en el primer cuatrimestre del año un avance de 23,1%. La inflación núcleo -que elimina precios regulados y estacionales- aumentó 6,7%, más de dos puntos por encima del año pasado y arriba de marzo. Los alimentos subieron 5,9%, por lo que desaceleraron frente al 7,2% que mostraban en marzo.

Este año inició ya con un nivel elevado de inflación, ya que en enero experimentó casi el mismo número que diciembre de 2021. Sin embargo, en febrero tuvo una fuerte aceleración, tendencia que se intensificó en marzo. Si se analiza mes a mes: 3,9%, en febrero de 4,7%, en marzo de 6,7% y en abril de 6%.

El Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que elabora el Banco Central (BCRA) estimaba para el mes pasado un avance de 5,6%. Los diez mejores pronosticadores prevén, según el informe de abril, un alza anual de 65,7% en 2022 (una suba de 4,8 puntos por encima de lo que esperaban en marzo).

La inflación de abril llegó en medio de la interna entre el presidente Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Kirchner, por el rumbo de la economía y el impacto de los precios en los salarios. “No estamos conformes ni contentos con los índices de inflación”, dijo el Presidente en Francia, donde termina su gira europea.

Consideró que un porcentaje «relativamente alto deriva del aumento de los precios en los alimentos como consecuencia» de la guerra en Ucrania. «El programa económico va a ayudar a la desaceleración de la inflación, pero no estamos conformes ni contentos, lejos estamos de estar contentos con los índices de inflación que hay hoy en Argentina», señaló.

El ministro Martín Guzmán dijo, en TN: “A la inflación hay que atacarla de forma decidida y consistente. Que se logre resolver el problema de una forma duradera, y eso no se resuelve en cinco minutos. Requiere mucha fuerza en la implementación de un programa económico”.

“Si alguien dice ‘yo de un año para otro resuelvo el déficit fiscal y llego a superávit’, no se puede. Está mintiendo. ¿Qué va a hacer? ¿Va a quedarse el país sin inversión en educación y obra pública? Hay que actuar con sentido común y racionalidad”, agregó en tanto sobre el plan macroeconómico del Gobierno.

El Presidente planteó también que el Gobierno “alienta que las paritarias resuelvan ese problema, haciendo que los salarios crezcan por encima de la inflación». «Tenemos que trabajar fuertemente en eso. Ese elemento, esa causa, la causa externa, no la manejamos nosotros y la inflación es muy dañina. Debemos rápidamente parar este tema», concluyó.

Por producto

A nivel división, la inflación fue impulsada nuevamente por alimentos y bebidas no alcohólicas que, si bien redujo a 5,9% mensual, volvió a ser la categoría que más aportó (1,7 puntos porcentuales). Dentro de la división, las mayores subas se dieron en Aceites y Pan y Cereales, que tuvieron subas de entre el 8% y 15% según la región, seguido de Carnes y derivados y Lácteos, con subas de entre el 5% y 7%.

“Estos rubros fueron los más afectados por la suba de precios internacionales de los principales commodities durante los últimos meses, debido a la sequía, pero también al conflicto bélico”, observaron desde el Palacio de Hacienda.

Por otro lado, Frutas sigue estable con subas en torno al 2,2% mensual, mientras que las Verduras cayeron en varias regiones, luego de subir por encima del 20% en enero y febrero y estabilizarse en marzo.

A su vez, el informe indica que la división con mayor incremento en el mes fue prendas de vestir y calzado (9,9%), seguida de restaurantes y hoteles (7,3%) y salud (6,4%). En este último caso incidió en buena medida el aumento de la cuota de la medicina prepaga.

Entre los precios regulados se destacó el incremento de las tarifas de electricidad y agua en algunas regiones del país, que impactó en Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (4,6%); el arrastre que dejó la suba de combustibles de mediados de marzo sobre la división Transporte (5,3%); y los aumentos del servicio de telefonía móvil y conexión a internet dentro de Comunicación (3,7%).

Las divisiones que redujeron su tasa de aumento respecto al mes de marzo fueron educación, que subió 3,7% mensual luego de aumentar 23,6% en marzo; vivienda, agua, electricidad, que aumentó 4,6%% tras subir 7,7% en marzo por actualización de tarifas, aunque con fuerte aumento de alquiler de la vivienda; y bebidas alcohólicas y tabaco (3,3% mensual), tras la suba autorizada de tabaco el mes pasado.