Con la mira en el 2023, Schiaretti vuelve a la Mediterránea

El gobernador será el orador principal en un almuerzo de la entidad que se realizará el 16 de mayo. Proyección nacional y fidelización de empresarios ante el avance de Juntos por el Cambio en la provincia.

Por Bettina Marengo

El gobernador Juan Schiaretti volverá al escenario de la Fundación Mediterránea en un momento donde se empieza a instalar la posibilidad de que encabece para 2023 una construcción alternativa a los dos grandes espacios políticos nacionales, el Frente de Todos y Juntos para el Cambio, junto a referentes de distintos partidos y espacios considerados “moderados”.

En el plano doméstico, el mandatario necesita fidelizar al empresariado local en su hasta ahora consolidado respaldo al oficialismo de Hacemos por Córdoba, cuando la figura de Luis Juez como candidato a gobernador para el año que viene empieza a permear en sectores del círculo rojo donde antes no llegaba.

En cualquier caso, el jefe del Panal va a hablar ante aliados históricos de su gobierno, tanto el sector empresarial como la Mesa de Enlace de las entidades ruralistas, que empiezan a sentir el impacto por el fin de ciclo schiarettista. Con Juntos por el Cambio ávido de instalar la necesidad de la alternancia en la provincia, el mandatario necesita dejar asentado ante los hombres de negocios que un eventual gobierno de Martin Llayrora, o quien quiera sea su candidato, asegurará más cordobesismo.

El lunes 16 de mayo, Schiaretti será el orador principal de uno de los tradicionales almuerzos de coyuntura del think tank liberal que ahora tiene a Carlos Melconian, ex presidente del Banco Central del gobierno de Mauricio Macri, como economista en jefe de su Instituto de Investigaciones Económicas (IERAL). El hombre fue uno de los invitados del cónclave del establishment más granado del país que se realizó la semana pasada en el hotel Llao Llao de Bariloche, donde presentó las líneas del «Plan económico federal para la Argentina» que está elaborando desde la Mediterránea.

Schiaretti suele participar anualmente del tradicional almuerzo de la Fundación de donde proviene Domingo Cavallo, que preside la empresaria Pía Astori. Ante empresarios, dirigentes y funcionarios, el mandamás provincial suele dejar en claro su línea política y su pensamiento económico para la provincia, y defender su gestión y el estado de las cuentas de la provincia, incluida la política de impuestos y de gastos, y lo referido a la deuda.

La expectativa es si el mandatario va a usar su discurso para marcar distancias del gobierno nacional de Alberto y Cristina Kirchner, y defender la posición y el “modelo Cordoba”, como vienen haciendo sus legisladores nacionales, o avanzará hacia su propia proyección nacional.

El momento es particular. Hace unos días, uno de los dirigentes del “andarivel del medio” más cercano al cordobés, el exgobernador de Salta, Juan Urtubey, admitió que está trabajando junto a Schiaretti en la construcción de una tercera vía que no se pudo lograr en 2019 porque sus integrantes “jugaron la agenda de poder», según sostuvo en una entrevista con el portal eldiarioar.com

Urtubey fue el anfitrión de la cena que, de alguna manera, oficializó la apertura de la temporada de rosca del sector del medio. De esa comida también participaron el gobernador jujeño Gerardo Morales, el diputado Emilio Monzó (pata PJ de JxC), el diputado del Interbloque Federal Florencio Randazzo, su colega de banca Graciela Camaño, el diputado del PRO entrerriano Rogelio Frigerio y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, del Frente Progresista y exradical.

“Tenemos la convicción de que no se puede someter a los argentinos a la violencia moral de optar entre un gobierno que está fracasando y un gobierno que ya fracasó. Frente a la mala performance de este Gobierno, la tendencia natural es decir: “Entonces vuelve el otro gobierno, el anterior, que también fracasó”. Yo siento la obligación, y mucho más como dirigente peronista y con Juan coincidimos en eso, de plantear que la Argentina necesita tener una opción diferente. Vamos a trabajar para construirla”, afirmó Urtubey.

En esa línea se inscriben las reuniones que el cordobés viene sosteniendo en su despacho con gobernadores como Morales, el riojano Ricardo Quintela (albertista en el Frente de Todos), el chaqueño Jorge Capitanich (cristinista en el FdT) o la rionegrina Arabela Carreras, aliada del gobierno nacional.