Foto de familia de JpC en el “Giardino” de Juez

Por Alejandro Moreno 

Luis Juez invitó unas bandejitas de locro en Sociedad Belgrano, y allá fueron ayer a celebrar el Día del Trabajador los dirigentes que componen la plana mayor de la Unión Cívica Radical, del PRO y de la Coalición Cívica, además, claro, de los integrantes del elenco del Frente Cívico. Fue el único orador y evitó anunciarse como candidato a gobernador, pero consiguió una foto más completa que Rodrigo de Loredo en el Villa Giardino radical, el fin de semana anterior. El senador sumó puntos para alimentar sus pretensiones, y el radical que le disputa ese privilegio pidió reglas de juego, competencia y nada de individualismo.

La foto de la dirigencia de Juntos por el Cambio compartiendo el escenario exhibe la unidad de la coalición, más allá de que con tanto tiempo por delante habrá mucho trabajo para que no se difumine hasta el día clave del cierre de listas de candidatos, cuando quiera que sea. Fue una imagen que preocupará al peronismo, que saca cuentas y se preocupa ante el riesgo, por primera vez muy real en este siglo, de perder el poder a manos de la alianza opositora. También es una señal alentadora para los cordobeses que podrían votar a Juntos por el Cambio, y que en 2019 huyeran espantados de las dos opciones presentadas, como perros y gatos, en las elecciones provinciales.

Algunos dirigentes radicales de primer nivel intercambiaron mensajes en los últimos días para resolver si debían ir o no al locro de Juez. En un plato de la balanza colocaban, precisamente, la certeza de que deben evitar señales rupturistas que serían amplificadas por el gobierno; en el otro, el temor de caer en una trampa de Juez, que podría haber usado el evento para expresar, más allá de las declaraciones periodísticas, su vieja y aparentemente intransigente aspiración de ser candidato a gobernador el año que viene. Otros parecen preferir que sea Juez y no De Loredo el candidato de Juntos por el Cambio, para de paso demorar la renovación interna en la UCR. Los deloredistas sospechan que Mario Negri y Ramón Mestre, sus adversarios en la Casa Radical, pusieron más entusiasmo en Sociedad Belgrano que en Villa Giardino.

Concretamente, Juez tuvo en Sociedad Belgrano un protagonismo mayor que De Loredo en Villa Giardino. Debe recordarse que al finalizar el encuentro radical, los espadachines del diputado se quejaron de que no le habían permitido hablar en el cierre, impidiendo así que se lleve presumiblemente los mayores aplausos por la expectativa que genera para el 2023. Después del evento organizado por el juecismo, ni siquiera hubo quejas porque el locro haya llegado frío a la mesa; más importante; muchos elogiaron la prudencia de Juez en el discurso que dio (llamativa observación tratándose, la moderación, de una cualidad desconocida en el senador).

Juez reconoció que con los radicales sostuvo muchas peleas en el pasado, y aseguró entender que solamente todos juntos podrán vencer al peronismo en la provincia. Futbolero, recurrió a una metáfora: “tenemos los jugadores, falta el equipo”; y el capitán, se le podría haber señalado, porque después de todo eso es lo que estará en discusión por lo menos hasta fin de año.

En el discurso mencionó con nombres propios solo a Rodrigo de Loredo y a Mario Negri, haciendo equilibrio en dirección al radicalismo. También saludó a los presidentes de los cuatro partidos políticos más importantes que conforman la alianza (la UCR, el PRO, su Frente Cívico y la Coalición Cívica), ignorando a los más pequeños que se han incorporado.

Un comensal apuntó que la exposición de Juez no fue interumpida con aplausos, los que llegaron al final; todo, por la falta de fervor juecista que quiso imprimirle a sus palabras.

La lista de concurrentes fue muy extensa. Por la UCR estuvieron Rodrigo de Loredo, Mario Negri, Ramón Mestre, Miguel Nicolás, Dante Rossi, Oscar Aguad, Ariel Grich, Juan Gait, Juan Negri, Juan Jure, Soledad Carrizo y varios más; por el PRO, Javier Pretto, Héctor Baldassi, Soher El Sukaria y Oscar Agost Carreño (Gustavo Santos, no); por la CC-ARI, Gregorio Hernández Maqueda; y por el FC, Ernesto Martínez, Daniel Juez y Walter Nostrala.

En la posdata tuitera, De Loredo agradeció a Juez la invitación a comparti el locro del Frente Cívico. Y, de paso, envió algunos mensajes para el senador y para sus propios correligionarios. Escribió De Loredo que la unidad es “central” para “consolidar el cambio”; consolidar implica que es un proceso que ya empezó, con él como candidato junto a Juez en las listas ganadoras del año pasado.

Para lograrlo, reflexionó, consideró necesario “establecer reglas de juego” para la elección de los candidatos. “Los mejores momentos de Juntos por el Cambio se dieron cuando fomentó la competencia, estableció pautas de funcionamiento y promovió liderazgos en la sociedad”, agregó, en un párrafo donde la palabra clave es “competencia”. “Sus peores momentos –continuó- fueron cuando prevaleció el individualismo. Nuestro mejor activo es nuestra escudería. Abramos el espacio y usemos 2022 para construir el plan de gobierno. La sociedad elegirá quien la representa mejor”, remató, con una evidente referencia a que no hay candidaturas ya fijas, y que todo está abierto a la decisión de la gente (¿internas abiertas en Juntos por el Cambio?).