R. Machado: “JpC no tiene que transar con el PJ de Córdoba”

La precandidata a la gobernación por el PRO aseguró que la alianza está en condiciones de generar la alternancia en la provincia. Se diferencia de sus competidores internos, Gustavo Santos y Pedro Dellarossa, a quienes considera predispuestos “a cerrar acuerdos” con el gobernador.

Por Yanina Passero

La diputada nacional de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado, lanzó su precandidatura a la gobernación por el PRO hace un mes, bajo la venia de su referente política, la exministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich. Como era de esperarse, su adlátere en la provincia no iba a desentonar con la visión de la presidenciable sobre la estrategia que hay que desarrollar en este distrito en el 2023.

En cada una de sus visitas, Bullrich no tuvo contemplaciones con el peronismo cordobés ni con el gobernador Juan Schiaretti. Y, a decir verdad, fue la única dirigente del partido amarillo que sostiene que JpC debe pelear por la renovación política al cumplirse un cuarto de siglo que Hacemos por Córdoba en el poder.

Rodríguez Machado ratificó su deseo de disputar el escaparate de la boleta provincial que, por imperio de los votos en las legislativas pasadas, reclama el senador Luis Juez, su aliado en la compulsa de noviembre del 2021. Ahora bien, se distinguió ante sus oponentes internos, su par en la Cámara baja, el macrista Gustavo Santos, y el intendente de Macos Juárez, Pedro Dellarossa.

Yo me ubico como halcona (sic) por definición. Soy del sector de Patricia Bullrich y como tal, creo que JpC no tiene que transar con el peronismo esta vez porque estamos en condiciones de generar la alternancia”, remarcó enfáticamente a Alfil TV la distancia con sus conmilitones que creen que no hay que rivalizar con el gobernador Schiaretti, que ostenta una inmejorable imagen pública y aprobación de la gestión entre los cordobeses; y que, incluso, exploran la posibilidad de ensayar una continuidad política, con un toque de cambio.

Santos y Dellarossa tienen excelente relación con el Panal y ambos responden a un amigo personal de Schiaretti, el expresidente Mauricio Macri a quien se sindica como mayor responsable de la división de 2019 que le permitió al peronismo obtener un resultado histórico en la ronda provincial y conquistar la Municipalidad de Córdoba.

Seguidamente, Machado insiste sobre estos “prejuicios” que recaen sobre sus competidores internos: “No quiero hablar de los otros referentes de la interna del PRO, pero creo que ellos (Santos y Dellarossa) tienen alguna predisposición a cerrar acuerdos con el peronismo. Creo que eso, en este momento no, aunque reconozco las habilidades o el gobierno de Juan Schiaretti. La alternancia en la democracia es el mejor remedio para la transparencia”.

Frente nacional

El miércoles que viene, la Mesa Nacional de JpC se reunirá nuevamente en Vicente López, en la sede de la Coalición Cívica ARI. Allí, seguramente se pasarán en limpio las discusiones que las cúpulas del PRO y la UCR mantuvieron la semana pasada en encuentros con la tropa propia.

JpC va a ir a la PASO para designar a su candidato presidencial. Se puede avizorar que puede haber una transversalidad, acuerdos entre PRO y radicales. Me imagino ese camino, pero lo veo sano”, vaticinó Rodríguez Machado al ser consultada sobre la posibilidad de llegar a un consenso antes de las elecciones nacionales.

Ahora bien, el permanente internismo puede generar un desgaste y marcar un punto de inflexión con electorado particularmente agotado por la crisis económica, social e institucional del país. Sin embargo, la diputada amarilla considera que la existencia de hombres y mujeres bien posicionados para disputar poder con el Frente de Todos en un activo.

Que haya candidatos líderes en una fuerza nos da mucha personalidad política. Hemos sido siempre respetuosos en nuestras internas y después trabajamos en conjunto. Sí me preocupa Córdoba, donde no hay PASO y la mayoría de las veces nuestra fuerza fue dividida”, diferenció con la realidad local.

Consejo de la Magistratura

Sobre las demoras en las designaciones de los consejeros de la Magistratura, Rodríguez Machado dijo que “son productos de arduas negociaciones que está llevando adelante el Gobierno en la Cámara de Diputados para conseguir los votos para modificar la ley”.

No me consta, es una versión. El voto que le falta es el de Graciela Camaño. Es un secreto a voces. Sergio Massa supuestamente habría vendido ´no voy a hacer esta payasada de dividir los bloques en Diputados para poner un consejero del oficialismo, sino que le voy a dar la ley´. Entonces, sabemos nosotros, quienes serían esos diputados a quienes están presionando o intentando convencer para tener los votos”, sembró la duda sobre la integrante del Interbloque Federal, en el que se encuentran los diputados de Schiaretti.