Bullrich ya tiene plan b en Córdoba con fórmula PRO

La precandidata a la presidencia respaldó el lanzamiento de Laura Rodríguez Machado para la gobernación. Para la intendencia, empuja ahora a Sebastián García Díaz. Por el macrismo, los anotados son Gustavo Santos y Soher El Sukaria.

Por Yanina Passero

La interna de los presidenciables del PRO discurre entre comilonas en restaurantes y encuentros partidarios con el objetivo de promediar los intereses de dos (de al menos tres) candidatos del espacio: la comandante, Patricia Bullrich, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. La primera quiere medirse en las urnas, mientras que el segundo aspira a que triunfe el consenso, a su favor, claro está.

Ayer, ocurrió otro encuentro entre los presidenciables en un hotel del microcentro. Como era de esperarse no hubo definiciones pero, fuentes del puerto aseguraron a este medio que la posibilidad de una compulsa interna en el PRO, antes de la PASO con Juntos por el Cambio, pierde sustento.

En ese marco, los precandidatos no tienen más remedio que aumentar musculatura en distritos clave. Desde estas páginas se viene señalando que Bullrich tendrá que apoyarse en los dirigentes de su partido, una situación menos incómoda para Larreta que invitó a los amarillos a disputar espacios de poder en cada rincón del país blandiendo la bandera del PRO. En cambio, la exministra de Seguridad, priorizó acuerdos con extrapartidarios con motivo de las elecciones legislativas y ninguneó en algunas oportunidades la necesidad de fortalecer la tropa propia. La sociedad que trabó con el senador Luis Juez en la provincia sintetiza este incordio que pretende resolver.

Bullrich trató de componer lazos con los macristas cordobeses representados por los diputados Gustavo Santos y Soher El Sukaria, y el legislador Darío Capitani. Los tímidos esfuerzos fueron infructuosos. Sólo Larreta pudo lograr la foto de unidad con todas las tribus del PRO local.

Nadie podrá negar que “la piba” no se cohíbe con el “vacío” de sus conmilitones y busca provocar. La primera puntada la dio con el espaldarazo que brindó a la diputada Laura Rodríguez Machado, quien ante un nutrido público liberal lanzó su precandidatura a la gobernación para desbalancear el polo macrista que insistirá con Santos.

Al parecer llegó el momento de incomodar a El Sukaria, anotada para disputar el Palacio 6 de Julio. Este medio pudo confirmar que el patricio Sebastián García Díaz reintentará su aventura municipal, ahora desde las filas del PRO, espacio que le dio cobijo tras su salida de Primero la Gente aunque fuertemente resistido por la dirigencia amarilla.

Bullrich apostará a la dupla de amadrinados que se completa con la actual senadora Carmen Álvarez Rivero. Ambos, iniciarán este viernes el primero de cinco viajes por el interior provincial para promocionar el sueño presidencial de su benefactora y comenzar a urdir su armado con otros sectores.

Este viernes, la primera parada será en Río Cuarto. En la ciudad imperial se reunirán con referentes de la Sociedad Rural; mantendrán encuentros con el obispo y sacerdotes de la zona; también dialogarán con empresarios y dirigentes políticos. La ronda incluirá contacto con la prensa y un encuentro con el núcleo “Mujeres en acción”.

La semana pasada, Álvarez Rivero y García Díaz pusieron a disposición de Bullrich su centro de estudios Civilitas para aportar cuadros profesionales y el armado de planes políticos o de gestión. Este acto no tiene un peso político específico, aunque sí simbólico porque pretende ser el contrapeso de la Fundación Pensar que lidera Santos, aunque, vale aclarar, este think tank macrista es una red que excede lo local y fue una herramienta de construcción clave para la llegada de Mauricio Macri al poder en 2015.