JPC espera a Larreta para largar campaña en Marcos Juárez

El jefe de gobierno porteño estará en la ciudad que elige intendente en septiembre en el marco de la promoción del Mundial de Tango, en mayo.

Por Yanina Passero

En cinco meses, los vecinos de Marcos Juárez escucharán las propuestas de los espacios políticos que se disputan la sucesión del macrista Pedro Dellarossa, pero también la de sus padrinos provinciales y hasta nacionales. Es que la perla productiva del sudeste cordobés es desde 2014 un escenario próspero para aquellos que tienen grandes planes para la ronda ejecutiva de los años impares.

En el bautizado kilómetro cero del cambio, los aliancistas de Juntos por el Cambio buscarán en septiembre retener el distrito, mientras bailan el minué de la interna por la elección de candidatos para el 2023.

Dellarossa ostenta muy buenas mediciones –sólo lo supera por dos puntos el gobernador Juan Schiaretti, según sondeos que citan los cambiemitas del departamento-, pero está imposibilitado de repetir. La elección del delfín será de su entera responsabilidad porque el único candidato radical posicionado, Javier Barletta, resolvió deponer sus aspiraciones.

En este escenario, cae la posibilidad de una PASO municipal porque la Carta Orgánica de la ciudad establece que cada espacio debe tener dos candidatos en condiciones de competir. El PRO definirá entre Sara Majorel, la actual presidenta del Concejo Deliberante, y la funcionaria municipal Verónica Crescente. Allí no habrá disputa porque Dellarossa tiene el control de su sucesión. La responsable del recinto legislativo tiene buena relación con los distintos referentes de la alianza, pero también con el peronismo y vecinalismo. La secretaria de gobierno, en cambio, tiene un juego más solitario en lo político pero mide muy bien en los sondeos.

En tanto, en Hacemos por Córdoba, todo parece indicar que el médico Eduardo Foresi, candidato en 2018, encabezará la boleta del PJ, junto al vecinalista Eduardo Avalle, como aspirante a primer concejal.

Dellarossa apuesta a una campaña corta. Le tranquiliza la presunta pasividad que observa en el peronismo, aunque desde los reductos cambiemitas no ocultan el problema a futuro que esto puede suponer. Existe la certeza de que si Dellarossa no tiene un rol clave en la compulsa provincial del 2023, no tardará en mudarse a las filas del gobernador Juan Schiaretti, con quien tiene una excelente relación. A su vez, desde El Panal, no sólo consienten los pedidos del intendente amarillo, sino que lo observan como una buena ficha a futuro en un departamento dominado por caciques que responden al Frente de Todos.

Más allá de cómo el PJ sustancie su apuesta electoral, en Juntos por el Cambio ya planean un lanzamiento de campaña con fuerte pisada de los líderes de la alianza. El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dará la señal de largada cuando visite la ciudad con motivo de la promoción del Mundial de Tango.

Marcos Juárez es una subsede del evento. El 28 y 29 de mayo se realizará la selección preliminar entre los participantes de Córdoba, San Fe, Entre Ríos, San Juan, San Luis, La Rioja, Mendoza y La Pampa. El macrismo aprovechará la atención que concentrará el presidenciable para presentar oficialmente a su candidata.

Hasta ese entonces, el trabajo de los aliancistas marcosjuarenses será conformar a todos los actores, entre ellos, al precandidato Luis Juez que no desaprovechará el escenario para robustecerse. Si bien no asoma un candidato competitivo de sus filas, desde el municipio admiten que habrá para el juecismo un lugar expectable en la lista de concejales.

El posible desembarco de Larreta para el inicio de una campaña municipal –tomando por cierto que el Mundial de Tango es la excusa del arribo- arroja una pista más de la idea de construcción política que imagina.

Larreta no polemiza con nadie, tampoco apoya abiertamente a ningún candidato de la alianza. Sin embargo, a nivel local, sabe que la alianza de su rival directa Patricia Bullrich con Juez es sólida, por más esfuerzos del senador de dialogar con todos los presidenciables. Reforzar el armado propio es una pata que tendrá que trabajar en un eventual escenario de primarias nacionales.

Dellarossa es un intendente importante en la estructura amarilla; y también tendrán ese nivel de atención dirigentes de bajo perfil como, por ejemplo, concejalas capitalinas. Ayer, las recibió en el edificio municipal de CABA para empezar a delinear un plan de gobierno para la ciudad de Córdoba para el 2023. Eugenia Terré y María Iglesias, edilas que responden directamente a la precandidata a la intendencia, Soher El Sukaria, discutieron propuestas en materia de transporte, género y hábitat. A diferencia de Bullrich, Larreta envía algunos gestos al PRO, también a los socios.