Una radical reemplazará a Trigo en el Concejo

Julia Castillo será la nueva incorporación a la bancada de Hacemos por Córdoba. Integra una agrupación boina blanca que apoyó la candidatura municipal de Martín Llaryora en 2015. En tanto, Marcos Vázquez seguirá como jefe de bloque y Natalia Quiñonez será la próxima presidenta provisoria del recinto de la ciudad.

Por Yanina Passero

Después del discurso del gobernador Juan Schiaretti en la apertura de sesiones de la Legislatura, otro acontecimiento que marca la largada del año político es la ruta de gestión que expone el intendente de la ciudad de Córdoba. Martín Llaryora deberá acelerar su plan en un ejercicio en el que convivirá la agenda de trabajo ordinaria y la carrera por la sucesión en el Gobierno de la Provincia.

Hacemos por Córdoba tiene muchos candidatos anotados para dar la gran pelea sin sus máximos jefes como opciones, Juan Schiaretti y José Manuel de la Sota. Llaryora asoma como el favorito y así pareció quedar claro en el anuncio de la urbanización de una treintena de barrios, que mostró un bloque de trabajo sólido entre ambos peronistas y la necesidad de afianzar el voto en la Capital con miras al 2023.

Políticamente, Llaryora tendrá como desafío contener las internas y afianzar su posición en el peronismo capitalino, donde también hay varios anotados con potencial, aunque el panorama no es tan claro. El intendente no quiere hacer olas y es por eso que se moverá con cuidados. El primer termómetro de esto estará en el Concejo Deliberante, comandado por Daniel Passerini.

La diversidad de expresiones del peronismo trajo algún dolor de cabeza al oficialismo, en especial cuando tuvieron que elegir nuevo jefe de bloque. Marcos Vázquez seguirá al frente de la conducción de la bancada peronista. Se trata de un hombre de entera confianza de Llaryora, que conoce desde tiempos de joven militancia. La relación es larga, incluso se afianzó cuando el sanfrancisqueño jugó en la interna a los jefes de la entonces Unión por Córdoba con el nombre del espacio de Sergio Massa, Frente Renovador.

Tras la partida de Sandra Trigo a una nueva secretaría municipal, en el marco de los recambios de gabinete que se dieron antes de fin del año pasado, la presidencia provisoria del recinto legislativo quedará a cargo –según coincidieron varias fuentes consultadas ayer- en manos de Natalia Quiñonez.

La dirigente peronista de la seccional quinta responde políticamente a la senadora Alejandra Vigo, como su antecesora en el cargo. Antes de recalar en el edificio de Pasaje Comercio, integraba el equipo responsable de las salas cunas, de la entonces secretaría de Equidad y Promoción del Empleo.

En los pasillos del Concejo, admiten que también se barajó para ser la tercera autoridad de la ciudad el nombre de la edila Soledad Ferrero, aunque, por motivos que no trascendieron, todo parece indicar que el lugar estaría asegurado para la actual presidenta de la comisión de Gestión Ambiental y Sostenibilidad.

Hasta allí, no se observan movimientos bruscos y sobresale la necesidad de mantener a cero las alteraciones en el oficialismo legislativo de la ciudad en un año mixto, si se tiene en cuenta que todos especulan con que las elecciones provinciales y municipales podrían ser en mayo del 2023.

Ahora bien, expectativa genera el desembarco de la nueva incorporación a la bancada PJ. Trigo debía ser reemplazada por Rosalía Cáceres, integrante del Movimiento Evita Córdoba y actual subsecretaria de Promoción de la Economía Familiar de la provincia de Córdoba, área que depende de la ministra de Promoción del Empleo, Laura Jure.

La funcionaria seguirá en su cargo y quien tomará la posta es Julia Castillo, una dirigente que milita en el peronismo desde hace tiempo pero que tiene una particularidad que hace ruido a los “compañeros” que abrazan la doctrina partidaria con fuerza.

Sucede que Castro se define como radical e integra la agrupación denominada “Roja y blanca”. Se acercó al peronismo de la mano del actual secretario de Gobierno de la Municipalidad, Miguel Siciliano, a través de la Fundación Pensando Córdoba.

Cabe recordar que este espacio fue fundado por el dirigente para estudiar de cerca los problemas y necesidades de la ciudad de Córdoba, en el marco de su siempre vigente deseo de ocupar el despacho principal del Palacio 6 de Julio.

En las elecciones municipales pasada, esta agrupación radical decidió apoyar abiertamente la postulación de Martín Llaryora y no se han corrido de esa línea.