Larreta pidió armar mesa de JpC (espantó fantasmas PJ)

El jefe de gobierno porteño (y presidenciable) compartió ayer un asado con la dirigencia de su partido. También mantuvo reuniones vis a vis con Luis Juez y Juan Negri

Por Alejandro Moreno

Horacio Rodríguez Larreta terminó ayer su tour cordobés compartiendo un muy bien servido asado con la dirigencia del PRO, en una casa ubicada en un barrio privado de Villa Allende. Antes, había mantenido sendos cafecitos con Luis Juez y con Juan Negri.

El jefe de gobierno porteño ha salido a recorrer el interior provincial para armar su candidatura presidencial 2023, que necesita de un PRO fortalecido en todo el país y, más aún, de una alianza sólida, sin fisuras. Todo ello formó parte del menú discursivo con que convidó a los dirigentes de su partido.

Acompañado por Eduardo Macchiavelli, el secretario general del PRO y secretario de Asuntos Estratégicos de CABA, y por Juan Méndez, asesor general de Gobierno, Rodríguez Larreta compartió una hora y media con los PRO cordobeses. Entre otros, los diputados Héctor Baldassi, Laura Rodríguez Machado, Adriana Ruarte, Soher El Sukaria y Gustavo Santos, los legisladores provinciales Darío Capitani, Alberto Ambrosio y Silvia Paleo, la senadora nacional Carmen Álvarez, el intendente de Marcos Juárez, Henry Dellarossa, Oscar Agost Carreño, y otros que posaron para la foto final en el parque. Faltó el presidente del PRO, Javier Pretto, quien sigue de viaje por el exterior.

Rodríguez Larreta dijo a sus correligionarios (¿acaso tienen los dirigentes del PRO una denominación para sus hermanos de sangre política?) que el partido debe tener candidatos propios en cada una de las intendencias y comunas de la provincia de Córdoba, un desafío probablemente demasiado difícil de alcanzar en su totalidad, pero de todos modos el mensaje puede decodificarse como que deben pelear los espacios más importantes del 2023. Ese esfuerzo, naturalmente, tiene que abarcar las candidaturas a gobernador y a intendente de la ciudad de Córdoba, los dos premios mayores de la política mediterránea.

¿Acaso fue el del porteño un mensaje de tensión hacia adentro de Juntos por el Cambio, la gelatinosa alianza que comparte el PRO con la Unión Cívica Radical, el Frente Cívico y la Coalición Cívica-ARI, además de otros partidos de menor linaje? En realidad, no. Es natural que si un partido socio de una coalición llega a la mesa de negociaciones sin un candidato para presionar, tendrá que conformarse con las migas que caigan de la mesa. Así que mejor sacar músculos para el momento en que todos endurecen los rostros.
Rodríguez Larreta, por si hacía falta, aclaró que el PRO debe consolidarse pero dentro de la alianza Juntos por el Cambio, herramienta sin la cual es imposible pensar en celebrar victorias electorales el año que viene. En ese sentido, insistió con que en febrero, a más tardar, debe constituirse la mesa de conducción de Juntos por el Cambio, que increíblemente no existe en la provincia que más vota a esa alianza.

El interés de Rodríguez Larreta fue el de espantar el fantasma de un acuerdo con el peronismo cordobés, pecado del que siempre es sospechoso el PRO. Hubo coincidencias en que entre el electorado del PRO y del PJ puede haber intersecciones, pero en todo caso esa situación aconsejaría a ser cuidadosos en la dirección y la fuerza de las críticas, pero no pueden quedar dudas, como en el 2019, de para quién juega uno de los principales socios de Juntos por el Cambio.

Santos -que quiere vestirse de candidato a gobernador en 2023, y cuyas mejores relaciones están en el schiarettismo que en el radicalismo- hizo gestos para que haya paz con el Panal; no casualmente, se trata del más macrista del momento en la provincia de Córdoba.

Juez y Juan Negri

Antes del almuerzo, Rodríguez Larreta tomó un café con el senador Luis Juez y otro, luego, con el concejal Juan Negri. Juez es el que con más entusiasmo sostiene su candidatura a gobernador para el 2023, abrazado a los votos que consiguió en las elecciones de noviembre. El presidenciable le pidió al jefe del Frente Cívico por aquello de la formación de la mesa provincial de la alianza.
Negri, en tanto, conversó con el porteño sobre su carrera por la candidatura a intendente de Córdoba, la cual este conoce porque ya se ha comprometido a apoyar el próximo lanzamiento de los equipos técnicos del concejal de la UCR. Funcionarios de CABA, con la experiencia de tantos años en el gobierno de la ciudad, aconsejarán a los profesionales que Juan Negri reúna en el grupo que elaborará su plataforma de propuestas para Córdoba.