Juaneda reclamó elecciones “de inmediato” en los Centros Vecinales

El ex director de Políticas Vecinales de Ramón Mestre cuestionó a la gestión llaryorista por demorar la normalización de los Centros Vecinales y reclamó, “hoy, el 100 por ciento está acéfalo”.

Por Felipe Osman

El ex funcionario municipal, hoy director de la Fundación Ciudadanos, cuyo objeto social es la observación de políticas públicas en materia de Participación Ciudadana, criticó a la gestión municipal por demorar la normalización de los Centros Vecinales.

Al otro lado, el peronismo justifica el desfasaje en la pandemia, alegando que fue el contexto sanitario el que impidió llevar a cabo los comicios que definieran las nuevas autoridades de dichas organizaciones, a la vez que niega que se encuentren acéfalas, como asegura Juaneda, explicando que los mandatos fueron prorrogados a la espera de que la situación sanitaria se descomprima.

A entender del racial “La pandemia no puede ser la excusa para dejar de renovar las autoridades en una institución. Se entendió en su momento, pero tras dos años ya no puede seguir siendo una excusa válida”.

Por lo demás, el ex director de Políticas Vecinales asegura que “(para prorrogar los mandatos) no alcanza con una resolución de la Dirección de Políticas Sociales. Ni siquiera hay un decreto”, cuestionando el modo en que la gestión municipal formalizó la extensión en la vigencia de las autoridades electas allá por 2019.

Según lo establece el ordenamiento, los centros vecinales eligen sus autoridades y el intendente dicta, con posterioridad, un decreto reconociendo y validando esa elección. A partir de la fecha en que se emite dicho decreto empieza a transcurrir el mandato de las autoridades vecinales, que dura dos años.

Las críticas apuntan a que un decreto marco no puede regular lo que debe definir la voluntad popular. Y menos aún una resolución. “Es un bleff sin ningún tipo de sustento legal o jurídico”, recrimina el radical.

En el Palacio 6 de Julio, por su parte, desde la novel secretaría de la Mujer, Géneros, Diversidad y Gestión Vecinal, ya trabaja en la confección de un cronograma que buscará normalizar la situación de los 317 centros vecinales de la ciudad, que en principio tendría lugar entre los meses de marzo y junio pero que podría retrasarse un mes para que la definición no coincida con la interna del partido justicialista.

En el peronismo hay quienes creen que la interna podría funcionar como un elemento distorsivo de las elecciones en centros vecinales, entendiendo que los distintos grupos PJ que actúan en las diferentes seccionales podría utilizar estos comicios como una arena para medir fuerzas de cara a la interna.

En el radicalismo aseguran que resulta imposible llevar adelante más de 300 procesos eleccionarios en un trimestre. A la vez que ponen en duda que el oficialismo tenga un interés real de hacerlo.

Al otro lado, la gestión saca a relucir la inversión que desde su inicio ha llevado adelante en materia de desconcentración operativa y participación ciudadana, con cinco Centros Operativos inaugurados y una inversión total de 817 millones de pesos en adquisición de herramientas y maquinarias, y la financiación de un esquema que plantea diferentes niveles de participación, integrado por programas tales como el Presupuesto Participativo, el Presupuesto Participativo Barrial, el Régimen de Autogestión Barrial, un plan de ayudas económicas a Centros Vecinales y el programa Construyendo Comunidad, que reparte fondos entre estas entidades para el desarrollo de infraestructura en sus sedes o la intervención en espacios públicos.