Apertura del Concejo: Natali y Carrizo calentaron la previa

A días de comenzar oficialmente el año legislativo, oficialismo y oposición comienzan a dar los primeros vistazos a lo que será un año de intensa rosca. En un programa radial se cruzaron Guillermo Natali (HpRC) y Pablo Carrizo (PAIS), con un varieté de temas que develaron el curso de la agenda que se tratará desde la semana que viene.

Por Gabriel Marclé

Guillermo Natali (HpRC) y Pablo Carrizo (PAIS)

En las puertas del último fin de semana de vacaciones para la actividad legislativa, sus protagonistas ya tienen casi todo listo para retornar al recinto; algunos para dar la batalla política del 2022 y otros para seguir haciendo buena letra en miras de los objetivos que plantean sus lideres. Oficialismo y oposición comenzarán a interactuar luego que Juan Manuel Llamosas inaugure el año el martes próximo con un discurso que apuntará hacia varios lugares y que ya tiene movilizados a quienes integrarán su audiencia en el Legislativo municipal.

Quizá las novedades del Concejo no sean tan entretenidas y emocionantes como las que transcurren en la Unicameral cordobesa; pero, en vísperas de un año que desafiará a la calma, el cuerpo deliberativo de la capital alterna ofrece su buena cuota de chispazos. Así lo demostraron Guillermo Natali -presidente del bloque Hacemos por Río Cuarto- y Pablo Carrizo -concejal del bloque PAIS- durante un cruce propuesto por el programa radial Así Son las Cosas de FM Gospel. Hubo debate, críticas y algunas confirmaciones que definirán el año del Concejo.

Desde el primer momento pudo notarse que el contacto entre los concejales iba a tener condimentos propios de un comienzo vigoroso, por lo que lo presentado como una charla terminó en un ida y vuelta de visiones contrapuestas que dejó lugar a conclusiones. En ese sentido, el primero en “golpear” fue Carrizo, difiriendo un tanto del rol mas calmo que había adoptado en el 2021.

“Vamos a comenzar el año señalando que el Gobierno se gasta el 35% del presupuesto para pagarle a empresas privadas para que hagan lo que el Estado podría hacer con sus propios medios productivos”, lanzó el edil que en todo momento señaló su pertenencia a Conciencia Desarrollista, espacio que integra la alianza PAIS en la tercera fuerza. De arranque, el edil salió con los tapones de punta contra la administración municipal de los servicios públicos, un tema paradigmático de la actividad planificada para este año legislativo.

La devolución del lado oficialista llegó inmediatamente. “Esta gestión tomó el toro por las astas e hizo lo que por décadas se postergó y fue la licitación de servicios, primero por el servicio de recolección de basura y próximamente el de transporte público”, respondió Natali marcando la cancha respecto a este eje.

Como si fuera poco, el dirigente peronista confirmó lo adelantado por Alfil días atrás: El proyecto de licitación del transporte público será una prioridad de la agenda parlamentaria en el comienzo de año. “Esperamos que durante el mes de febrero el pliego esté concluido para que puedan surgir ofertas”, anunció el presidente del bloque oficialista, en sintonía con las expectativas de bastos sectores del llamosismo, quienes pretenden que la licitación sea presentada como un logro histórico de la gestión peronista.

Mostraron sus cartas

El debate radial entre concejales tuvo un paso por otros tópicos como la deuda y el pase sanitario -Carrizo en contra, Natali a favor de la obligatoriedad de las vacunas-, pero el contacto sirvió más para medirle la temperatura a la previa de la apertura de sesiones y conocer cómo se irán comportando en cada bloque a medida que aparezcan los temas calientes. En esta oportunidad, los dirigentes mostraron sus cartas para el comienzo de año.

En el caso del peronismo, Natali dejó en claro que trabajarán de cerca con la estrategia política del municipio; más concretamente, con el plan de proyección de Llamosas. Más allá de la independencia de poderes y los constantemente cambiantes tiempos de la política, el PJ hará base también en el Concejo esperando que la gestión municipal mantenga la “nota alta” que le dan hasta el momento las encuestas y los dirigentes de fuste en la estructura provincial.

Por el lado de Carrizo, sus últimas declaraciones sugieren una “vuelta a los orígenes” que se centra en la supervivencia de su proyecto en la ciudad. El edil, quien ingresó al Concejo en 2016 como parte del proyecto Respeto, parece estar en busca de recuperar la memoria y volver a mostrarse como el dirigente político disruptivo que tanto apego generó años atrás y que lo llevaron a lograr elecciones inéditas para las terceras fuerzas en la ciudad durante dos periodos consecutivos.

Claro que en medio de estas interacciones falta conocer cuál será el plan político de la primera minoría, Juntos por Río Cuarto, parcialidad que permanece atenta a tomar un papel de importancia desde el comienzo del año legislativo. Por lo pronto, el intercambio entre Natali y Carrizo mostró señales de un choque de proyectos opuestos, casualmente entre espacios con los que se rumoreaba el comienzo de una alianza -como pasó con PAIS a nivel provincial. Aunque eso ocurra más adelante, por ahora mandan las diferencias.