Enroque Corto Río Cuarto

Por Gabriel Marclé y Francisco Cuggino

Carrizo, de entrecasa

Pablo Carrizo

Un informante le hace llegar al cronista un video del concejal Pablo Carrizo, en el que se lo puede ver cocinando para su familia.

Informante: Perdone que lo moleste, pero tengo que mostrarle algo.

Cronista: Si tiene algo interesante le digo que no es una molestia, sino veremos jajaja.

I: Mire esto, por favor. Es el concejal de Conciencia Pablo Carrizo, mostrando sus “habilidades culinarias”.

C: A ver… si, un poco de su rutina familiar podríamos decir.

I: ¡Pero sea sincero, por favor! ¡Parece guionado!

C: y… si, le digo que parece todo un poco impostado. Pero bueno, ¿no es lo que muchos hacen en redes?

I: Que lo haga no está mal. Usted lo dijo, lo hacen todos. Pero pienso que, al mostrar como su intimidad familiar, por ahí este queriendo otra cosa.

C: Lo escucho con atención.

I: Como que está buscando caer mejor en la gente. Siempre se autodefinió como un político no tradicional, igual a un ciudadano de a pie. quizás quiera seguir trabajando en esa idea. Y algunas otras.

C: ¿A qué otras cosas se refiere?

I: No se olvide que Carrizo no deja de ser una persona que fue denunciado por violencia de género. Y eso es algo que marca. Es cierto que no se tradujo en pérdida de votos cuando fueron las elecciones del 2020, pero es como una “tacha moral” si se quiere. Me da la sensación de que con todas estas muestras familiares quiera dar otra impresión.

C: En definitiva, lavar un poco su imagen.

I: Podríamos decirlo así. Y también que le queda un largo trabajo por delante en ese sentido.

 

 

Sin miedo” a la interna

El dirigente del PJ compartía con el periodista el extracto de un artículo en el que Juan Manuel Llamosas dialogaba sobre sus intenciones de posicionarse en el tablero provincial.

Dirigente: ¿Vio esto? Está a full el compañero (comparte testimonio del intendente Llamosas declarando sobre sus intenciones de pelear por la gobernación de Córdoba)

Periodista: A ver… bueno, salió con todo. Veo que es la continuidad de aquello que comenzó a fines del año pasado, esto de empezar a salir a la escena provincial.

D: Bueno, acá habla directamente de querer convertirse en gobernador.

P: ¿No es mucho eso? Grandes aspiraciones, digo.

D: Seguro que lo son y hasta pueden sonar como parte de una fantasía. Pero yo lo veo más como la intención de ponerse a la par de otros nombres que se están apuntando para la sucesión. Entre nosotros, al intendente no le espera el sillón más grande del Panal, pero puede quedar muy cerca del próximo candidato a gobernador.

P: Me llama la atención algo que usted me dijo al pasar, esto de los “otros nombres”. ¿Se está midiendo con ellos Llamosas?

D: Es lo que se ve cuando hace declaraciones como esta. Todos estamos al tanto del plan y vamos a trabajar en ese sentido, pero hacia el afuera por ahí no está mostrando lo mismo. Con estas apariciones, Llamosas quiere que todos sepan que lo suyo viene en serio.

P: ¿Y quién puede ponerlo en duda? Digo, pareciera que hacia adentro del PJ hay más resistencia que afuera.

D: Es que es así, todos tienen sus preferidos y van a trabajar por ellos hasta que el gobernador decida lo contrario. Lo seguro es que un intendente no es lo mismo que un ministro con aspiraciones.

P: Epa, ¿lo dice por alguien especial? Justo que ayer un ministro anduvo por la zona.

D: Bueno, usted sabrá a quién me refiero. Pero leo estas ultimas declaraciones del intendente y capto el mensaje: Un Intendente no les tiene miedo a las elecciones, mucho menos a las internas. Y abiertas, por supuesto.

 

 

El martes van a estar todos”

El periodista consultaba con su informante en el Ejecutivo municipal sobre la situación del gabinete municipal y posibles “ausentes” al discurso inaugural del Legislativo a cargo de Juan Manuel Llamosas.

Periodista: Señor, tengo una duda. El martes que viene, ¿estarán todos los integrantes del gabinete en la apertura de sesiones? Me dicen que no todos están en condiciones…

Informante: A usted no se le escapa nada, periodista. Es verdad, estamos viendo si llegamos con todos los números y no se sabe hasta el momento. Pero déjeme confiar y escriba esto: El martes van a estar todos.

P: Bueno, cuánta convicción. Me dicen que hay algunos aislados por Covid. Entre eso y los que no volvieron de las vacaciones…

I: Coincido con usted, pero no me tengo permitido ir por la negativa. El discurso del intendente será muy significativo para lo que viene, bajará línea en muchas cuestiones y se espera que haga algunos anuncios importantes. La idea es que estén junto a él todos los funcionarios de primera línea para darle un marco más trascendental al evento.

P: Para que suenen más fuerte los aplausos, ¿no? Después de todo, podría ser la última…

I: Si usted lo quiere ver así, lo dejo. Esperemos que el tema del aforo nos permita tener un buen marco porque sin dudas será un acto importante.

 

Sugerencias” sanitarias

Al respecto de la situación sanitaria, el cronista se encuentra con un vecino de la ciudad que salía de testearse en uno de los puntos destinados a tal fin.

Cronista: Bueno, supongo que dio negativo. Debe estar más relajado.

Vecino: ¡Por supuesto, si fuera positivo ya estaría guardado! Por suerte salió todo bien, una falsa alarma.

C: Y le tocó un día fresquito para hacer la fila…

V: Un poco ayudó que estuviera nublado. Pero sigue habiendo un buen rato de espera.

C: Y bueno, estamos pasando el pico de la ola. Por lo menos por un par de semanas más esto va a ser así.

V: ¿No le parece que ya deberían haber pensado algo más respecto a las interminables esperas? Extendieron el horario de atención, pero si querés ir cuando esta más calmo el sol por ahí llegas cuando se quedaron sin insumos. O sea, estamos en la misma.

C: De todas formas, no es tan terrible como hace quince o veinte días atrás. O por lo menos parece.

V: Mientras la gente no se siga cuidando, esto tiene para un rato más. Y por eso digo que deberían hacer algo más al respecto. Mire, me comentaban que, en otras localidades, cuando estuvo el boom de casos y estaban pasando la misma situación, establecieron testeos desde el auto, de esos que uno va, no se baja, lo testean desde la ventanilla y listo. La espera la hacés sentado, escuchando la radio e incluso con aire acondicionado.

C: Le digo la verdad, es una buena opción. Y se ha visto ya en otras provincias.

V: Claro. Y, es más, en otros lados también se hacían los testeos nocturnos. En lugar de estar desde las cuatro de la tarde haciendo fila, podías ir de doce de la noche en adelante. Me parece algo lógico sobre todo cuando tuvimos la ola de calor.

C: Son buenas ideas, pero no se olvide del personal de salud. Ellos también están agotados.

V: Incluso es mejor para ellos, no hubieran estado tanto tiempo parados con ese calor.

C: Bueno, pero entre las lluvias y los días nublados, ya no es la misma situación.

V: No, pero esperemos que si vuelven los días de calor extremo haya alguna alternativa. Quedan varios meses de verano todavía y la ola no pasó. Deberían tener en cuenta estas “sugerencias”.