PRO Sur despliega jugada territorial (sectorizada)

Esta semana retornaron las reuniones del partido amarillo en pos de trazar el esquema de juego para este 2022. Objetivos: trasladar la estrategia de Patricia Bullrich al sur de Córdoba pensando en el 2023 y trabajar de manera sectorizada. PRO Río Cuarto, “eclipsado” en la agenda que plantean los alfiles de la presidenta del partido amarillo.

Por Julieta Fernández

Patricia Bullrich

“Hay gente de Río Cuarto que trabaja con nosotros pero el PRO Río Cuarto en general no es muy protagonista en este armado”, consideraban desde el núcleo “bullrichista” mientras repasaban las actividades que tendrían previstas para las próximas semanas con dirigentes de localidades de los cuatro departamentos del sur. Esta semana arrancaron por Adelia María, en donde también se reunieron con referentes de Vicuña Mackenna, San Basilio, Malena y Coronel Moldes. La frase esgrimida por un dirigente local responde a ciertas diferencias que habría entre quienes se muestran 100% leales a la ex ministra de Seguridad y quienes también coquetean con figuras como Gustavo Santos.

Este operativo de expansión territorial sería ejecutado por unos pocos alfiles de Patricia Bullrich, entre los que se encuentra el dirigente de Coronel Moldes, productor agropecuario y co-fundador del bloque PRO Córdoba Sur, Julián Chasco. Estos actores habrían sido “minuciosamente seleccionados” para trabajar esta consigna en la región. “Patricia no es ninguna improvisada. Lo importante para ella es que sus referentes tengan un grado de representatividad y preferentemente formen parte de algún sector de la economía regional”, afirmaba un dirigente consultado al señalar que el 2022 es un año que no puede desperdiciarse ante el 2023 que se avecina en el plano provincial y nacional.

Según pudo conocer Alfil, las intenciones de la ex ministra de Seguridad serían trabajar en conjunto con sectores no partidarios para encarar un potencial proyecto de candidatura presidencial. Bajo la premisa de que no sirve de mucho hablar sólo con los propios, los dirigentes elegidos por Bullrich le permitirían llegar a referentes del ámbito privado y productivo. Incluso se baraja la posibilidad de que en el sur se conforme una especie de foro de Economía Regional. “El trabajo con la militancia va a seguir pero también queremos hablar con los vecinos de la región: el metalúrgico, el ganadero, el comerciante. Es la mejor forma de conocer la realidad de los pueblos de la zona y así lo ha encomendado Patricia”, señalaba uno de sus alfiles en el departamento Río Cuarto.

En un sistema que usualmente concentra a sus principales figuras en la Capital (o en la Capital Alterna si hablamos del sur de Córdoba), que los más leales al proyecto de Patricia Bullrich no provengan del Imperio es un indicio de que el PRO Río Cuarto estaría algo eclipsado en esta agenda. Esto no quiere decir que no haya dirigentes riocuartenses que que formen parte del esquema de la presidenta del PRO pero algo está claro: no son los protagonistas. La raíz de esto podría encontrarse en las actitudes de algunos referentes durante la última campaña electoral que, al parecer, “mostraron la hilacha”.

Cabe recordar que la ex funcionaria del gobierno de Mauricio Macri visitó Río Cuarto en octubre del año pasado con una agenda organizada por quienes integraron el Comité de campaña de Juntos por el Cambio. Algunos dirigentes amarillos de la ciudad no habrían ocultado sus deseos de acercarse a “Pato” a pesar de no habérsela jugado “de lleno” por la la nómina De Loredo-Juez antes de las PASO (lista “bendecida” por la propia Patricia Bullrich).

Más allá de las inclinaciones que tenga cada uno (en el duelo entre “halcones” y “palomas”), algunas diferencias entre la dirigencia local y regional podrían responder a cuestiones de egos y búsquedas de reflectores. “Cada uno puede aportar desde su lugar y todo lo que sume será bienvenido pero no hay que dar lugar a mezquindades o cosas que resten. No se puede perder tiempo en eso si queremos construir algo sólido y que sirva a futuro”, opinaba un referente “patricio” en diálogo con Alfil.