Juntos por el Cambio reclamó transparencia

Los aliancistas advirtieron que el país está a la deriva

Con la presencia, entre otros, de Mario Negri, la mesa nacional de Juntos por el Cambio (JpC) declaró ayer que debe recibir un tratamiento «transparente» y «con todas las fuerzas políticas» en el Congreso Nacional una carta de intención de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda externa.
Negri sostuvo que “coincidimos en que el gobierno nacional debe elaborar y presentar a la sociedad un verdadero plan económico que resuelva los problemas de los argentinos”. “Hoy estamos a la deriva”, advirtió el diputado nacional.
«Juntos por el Cambio ha dado siempre muestras de colaboración y responsabilidad para el logro de acuerdos financieros internacionales», manifestó la cúpula de la alianza opositora en un comunicado, tras una reunión de sus integrantes.
Asimismo, reclamó «un plan económico» y «ratificó la vocación de diálogo a través del Congreso».
«Necesitamos un acuerdo serio y sin improvisaciones por el bien de toda la Argentina. Cuando exista una carta de intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI), su tratamiento en el Congreso debe ser transparente con todas las fuerzas políticas y de cara a la gente», subrayó la coalición.
De la reunión participaron los titulares de los partidos Gerardo Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica); el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta; el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; el jefe del bloque de senadores de UCR, Luis Naidenoff; y los titulares de los bloques de diputados Negri (UCR) y Juan Manuel López (CC), y la diputada provincial de la CC Maricel Etchecoin.
Además asistieron de forma virtual la titular del PRO, Patricia Bullrich y Miguel Angel Pichetto, titular del Peronismo Republicano; el expresidente Mauricio Macri; el jefe del interbloque de senadores de JpC, Alfredo Cornejo; el jefes del bloque de senadores nacionales del PRO Humberto Schiavoni; el titular del bloque de diputados nacionales Cristian Ritondo (PRO) y el senador nacional Martín Lousteau, informó el espacio en el comunicado.
Los aliancistas reafirmaron “la necesidad de que el gobierno nacional tenga un plan que resuelva los graves problemas de desarrollo de los sectores de la economía, que favorezca la inversión productiva, el trabajo; y dé solución a la inflación, pobreza y fuga de talentos que golpea al conjunto de la sociedad argentina”.
Bullrich sostuvo que “la única manera de resolver los problemas de los argentinos es con inversión, desarrollo productivo y trabajo, no con medidas que atenten contra eso”.
Por su parte, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, señaló que “apelamos a que cuando exista una carta de intención con el FMI, su tratamiento sea en el Congreso de la Nación, con transparencia y diálogo, frente a la sociedad. Juntos por el Cambio siempre dio muestras de colaboración y responsabilidad para lograr un acuerdo”.
Según trascendió, las diferencias entre “halcones” y “palomas” de Juntos por el Cambio quedaron superadas por la actitud del gobierno frente al acuerdo con el FMI. A lo sumo, hubo ligeras diferencias entre Rodríguez Larreta y Bullrich: mientras el jefe de Gobierno insistía en que hay que exigirle al Gobierno un plan económico, la titular del PRO opinó que “hay un plan económico, pero es un plan del desastre y de la inflación; por eso es un mal plan”.
Además, la conducción nacional de Juntos por el Cambio resolvió que su próxima reunión se hará el 9 de febrero y ratificó que el 17 y 18 de febrero realizará en Santa Fe el primer encuentro de legisladores de la coalición para coordinar la estrategia parlamentaria y minimizar los riesgos políticos que resultan de tener actualmente 10 sub-bloques de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados.