Crisis energética – Réplica PJ a UCR: “Cuando gobernaron la gente la pasó mal”

Por Yanina Passero

Leandro Limia

La crisis energética o el juego online sirvieron a los integrantes de Juntos por el Cambio en Córdoba como ejes articuladores de una oposición con serias dificultades para mostrarse unida, desde antes de las elecciones legislativas, durante la campaña y después de arrollador triunfo en las urnas el domingo democrático de noviembre. Estas coincidencias les permiten jugar en equipo y, porqué no, comenzar a ensayar posturas comunes sobre todo si es el peronismo el que se encuentra al frente. 

Se sabe que la unidad de la coalición que componen la UCR, el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica, entre otros espacios, es un factor para atender entre los integrantes de Hacemos por Córdoba que, pese al verano, caminan cada extremo de la provincia. Los aliancistas asumen, también, que la cohesión es la única herramienta para dar batalla a un peronismo que se juega la sucesión y que, precisamente por eso, utilizará todas las herramientas disponibles. 

Esta actitud de alerta de los unos y los otros parece que será una constante en este año de rearmados. En otra oportunidad, los alfiles del gobernador Juan Schiaretti no hubieran recogido el guante a las críticas oportunistas de la oposición sobre los cortes de luz, habituales (aunque siempre reprochables) de esta época del año. 

La unificada postura de JPC frente al tema tuvo su rápida réplica del presidente de la comisión de Presupuesto en la Legislatura y hombre de extrema confianza de la senadora Alejandra Vigo. Leonardo Limia cruzó con dureza al presidente de la UCR de Córdoba, Marcos Carasso, con referencia al comunicado conjunto que firmaron los presidentes de los partidos aliancistas. 

“No tienen vergüenza sinceramente con este comunicado. Señor Marcos Carasso, UCR de Córdoba, se fueron del Gobierno Provincial en el ´98, cerrando hospitales y escuelas, fundieron el Banco Social”, disparó el referente peronista. 

Y continuó con uno de los momentos más traumáticos de la historia del radicalismo como lo fue el juicio a Eduardo Angeloz, absuelto luego de la imputación por enriquecimiento ilícito: “Dirigentes que gobernaron desde 1983 debieron presentarse a la Justicia por accionar dudosos, sacándole realmente recurso de los cordobeses para uso personal”. 

Para Ramón Mestre, también repartió caracteres filosos en la red social: “Gobernaron la ciudad con Mestre durante 8 años y dejaron 100.000 cordobeses sin agua potable, no hicieron obras de cloacas, luces, contaminaron el Río Suquía. Son algunas razones por las que deben reflexionar y no hablar, si cuando gobernaron la gente la paso muy mal”.

La réplica que en el arco político local no se entiende a título individual del legislador fue con motivo del fuerte planteo opositor, durante la tarde del miércoles, mientras vecinos de la ciudad reclamaban a coro por los cortes de energía de la empresa EPEC y la falta de suministro de agua potable, con especial crudeza, en el cordón de Sierras Chicas. 

El Comité Central de la UCR, que preside Carasso, acusó al gobierno de Schiaretti por no poder “brindar los mínimos servicios de agua y energía a todos los cordobeses”.

“Asegurándose una suba de hasta el 60 % en los impuestos provinciales para este año, el gobernador Schiaretti demuestra una incompetencia absoluta al no poder proveer de agua y luz a los cordobeses en los días más calurosos del año, y con el mayor índice de contagios de Covid”, dice la circular del espacio.

Para la UCR, la prioridad de Schiaretti “no es la calidad de vida de los cordobeses, que todos los meses cumplen con sus obligaciones impositivas, sino muy por el contrario, dilapida los fondos pagando la inmensa deuda en dólares que tomó todos estos años para obras que no son urgentes”.

La batería de críticas cerró con una pregunta irónica: “Señor gobernador, ¿qué otro servicio nos va a recortar este año? Recortó las jubilaciones, paga sueldos por debajo del nivel de pobreza, es la provincia con la mayor presión impositiva, el más alto índice de pobres, y ahora el mayor índice de contagios de Covid del país”. 

Antes, los miembros de Juntos por el Cambio habían reprochado al Panal la falta de planificación e inversión necesaria para hacer frente a una demanda energética creciente. 

“Como bien sabemos, todos los cordobeses afrontan de su bolsillo servicios públicos mucho más caros que en las demás provincias -incluso la energía eléctrica más cara del país-. Dicha situación se ha agravado enormemente desde que el Gobierno Provincial está conducido por el peronismo. Lo que resulta de mayor gravedad es que los enormes costos soportados con esfuerzo por los cordobeses no hayan sido acompañados por la inversión en infraestructura y la planificación que garantice un servicio de mayor calidad para los ciudadanos”, el duro párrafo que se esmera en resaltar las desventajas de la permanencia de un mismo sello político en el poder. 

Más allá de los cruces de comunicados y réplicas por Twitter, la oposición no despeina (por ahora) al gobernador Schiaretti, quien se muestra activo y recorriendo la provincia con motivo del anuncio de programas o inauguraciones de obras.