Calor urbano a la sombra de sonrisas

Algunos momentos divertidos dedicados a los que transcurren el verano en la ciudad. En salas teatrales después de ponerse el sol, hoy, el viernes y el fin de semana.

Por Gabriel Abalos
gabrielabalos@gmx.com

Los Modernos, veinte años sobre las tablas, Teatro La Llave.

Fuimos los que somos
Teatros de verano en la ciudad: todo para sonreír es la actitud turística, aun para espectadores locales. Una mímesis de lo que se acostumbra a ver en las sierras cordobesas, como en la costa atlántica. En la docta capital surgen propuestas escénicas, pero no dramáticas, al menos en lo que hace al carácter o género teatral.
Ejemplo (y solo veremos ejemplos) de esta oferta es el retorno estival de Los Modernos, quienes se presentan en el Teatro La Llave de Villa Belgrano (Gauss 5730) todos los días hábiles y fines de semana. O sea que no importa cuando leas esto, esta noche a las 21.30, y durante todo enero y todo febrero, la cita es en el teatro. Para públicos dispuestos a descubrir o reencontrar el humor casi filosófico de estos personajes que son Pedro Paiva y Ale Orlando, quienes cantan, intercambian párrafos de humor irresistible, y viven de esto desde hace veinte años. Es para festejar ese éxito que ha llevado doce obras y varias giras internacionales para darse estos lujos. Los Modernos 20 Años se llama el show, de qué otra forma, y en él los dueños de la escena despliegan sus saberes, añejados tanto en fineza como en atorrantismo. Como dicen de sí mismos en su perfil: “Somos lo que somos, porque fuimos lo que fuimos, dos atorrantes finos, un uruguayo y un argentino.
Han preparado un show a la medida del aniversario y de los grandes éxitos de su carrera. 20 Años tiene libreto de Pedro Paiva, y contiene piezas nuevas para la colección del público en zona Norte, junto a cuadros clásicos de este casi cuarto de siglo del elenco. Entrada general $ 1.700.

El parpadeo de las escenas

«Todo lo posible», una de las obras de Microteatro, un ciclo ágil en la Zona Norte.

Otro ejemplo de programación que intenta atraer a un público citadino y a turistas con una propuesta sostenida, casi de maratón, pero en formato mini, es el que ofrece Microteatro Córdoba, una instalación que seguramente puede trascender al verano. Es una oferta que va de miércoles a sábados, con una serie de obras breves que se desarrollan con todos los protocolos, simultáneamente en cinco salas de 15 m2, con capacidad para quince espectadores, y convidan a un menú de diferentes puestas de microteatro. El espacio de Luis de Tejeda 4565, Norte, combina grandes pequeñas piezas ligeras e invita también al menú en sentido estricto, con platos de gastronomía urbana. Quince minutos escénicos, un bocado, otra vuelta, otro mini, un plan perfecto para calmar la ansiedad. Hay diez obras sucediéndose para este mes de enero y se dividen en dos tipos de sesiones, en horarios diferentes. En la sesión central, la Clásica, hay cinco títulos, y la sesión Golfa ostenta cuatro piezas. Sus temáticas van de los cuestionamientos de pareja a los modos de combatir la soledad, de los secretos a las confesiones, del oráculo a la tecnología y de allí, simplemente al amor y sus delicias.

Cada puesta tiene sus timing estrictos en la cajita de música que es esta especie de ágil festival veraniego en la zona Norte. Con las buenas escuelas de teatro que tiene Córdoba, es muy inteligente convocar a egresados y egresadas, referentes o emergentes, capaces de crear dramaturgias, puestas, actuaciones y otros rubros técnicos, trabajando el formato mini, en una temporada de verano. Un acierto de la producción artística del director de teatro Marcelo Arbach. Entradas por obra $ 350.

Señales de la grilla oficial
De la programación de la Agencia de hoy y el fin de semana, se extraen también noticias de la actividad teatral oficial. Este jueves a las 21.30 hay una propuesta solista por parte de Nardo Escanilla en el Centro Cultural Córdoba (Av. Poeta Lugones 401), titulada Experiencia Buenardo. En un año de mayor exposición en los medios y en las redes, Nardo, quien desde el vamos fue activo militante de la improvisación escénica, junto a otros artistas varios lustros atrás, sube a escena a hacer lo que más sabe, entretener. Entrada $ 1500 a través del sitio autoentrada.com. Repite mañana viernes.

Desde mañana viernes, el sábado y el domingo se podrá asistir a una puesta de la Comedia Cordobesa en el Teatro Real: Eran 5 hermanos y ella no era muy santa. Este clásico de Miguel Iriarte adaptado y dirigido por David Picotto, se ve reconvertido en un musical cuartetero, con el desafío de recuperar el calor popular de hace cuatro décadas en un contexto diferente al original. La historia de Ramona y sus hijos es parte de la identidad de un teatro cordobés que se nutrió de escenas de la vida misma. A las 21.30, en San Jerónimo 66, sala Carlos Giménez. Entradas desde $ 500 a través del sistema autoentrada.com, o en boletería del teatro.

De otras yerbas, más serranas
Río Arriba, bar cultural en la Costanera Alta de Agua de Oro, propone una programación para el viernes y el sábado de este finde. Mañana a las 21.30 se presenta el Trío Ventania, que tiene predilección por la música popular brasileña, el samba y el bossa. Su repertorio saca a pasear el espíritu afroselvático y urbano y están a cargo Florencia Rivarola en voz, Franco Dall’Amore en guitarra y Lucas Ramírez en percusión. Entradas $ 600, en venta en alpogo.com.

El mismo local de Agua de Oro promete para la noche del sábado la presentación de Mery Murúa y Horacio Burgos, quienes celebran quince años de actuaciones en muchos escenarios, y varios discos en complicidad artística. Un cancionero garantizado de lo mejor de la música popular argentina y latinoamericana, y de temas concebidos por nuevos creadores y creadoras. Comienza a las 21.30, entradas $ 650. Para los dos espectáculos se pueden hacer reservas llamando al 3516821909.