Sucesión de Dellarossa: el PJ apunta jugadores (¿habrá PASO?)

Con el surgimiento de nuevos interesados en dar pelea por la intendencia de Marcos Juárez, el PJ asume el desafío de abrir la discusión interna para evitar fisuras. Desde el 2014, por ordenanza, rigen allí las primarias para la selección de candidatos.

Por Yanina Soria

El descenso que, naturalmente, impone la llegada del verano en la actividad política será relativo este año, al menos en la ciudad de Marcos Juárez.

Como se sabe, en septiembre tendrán lugar allí los comicios municipales cuyos resultados, desde el 2014, son leídos provincial y nacionalmente, según a quién le convenga.

El desfasaje de la fecha electoral local con el calendario de las generales hace que esa ciudad funcione como un test previo y concentre especial atención de la dirigencia de Juntos por el Cambio y de Hacemos por Córdoba, las dos principales fuerzas. Y ya hay movimientos políticos en ese sentido.

Pedro Dellarossa fue quien hace casi ocho años puso allí la piedra basal que luego dio paso a la alianza nacional con la que Mauricio Macri llegó a la presidencia. Por eso, los ex Cambiemos tienen particular interés sobre Marcos Juárez y la obligación de custodiar el capital político que, además, les da hoy la representación de una de las pocas ciudades más importantes de la provincia que no es gobernada por el oficialismo.

Sin embargo, este año, impedido por la Carta Orgánica Municipal, Dellarossa no podrá jugar como candidato a jefe comunal y esa es una ventaja que desde el Panal intentarán capitalizar. Marcos Juárez nunca fue tierra fértil para el peronismo que se vio obligado a explorar alianzas como la que actualmente mantiene con la Unión Vecinal.

Marcos Juárez Somos Todos es la expresión que sintetiza ese acuerdo político que fue refrendado para las legislativas de noviembre en claro apoyo a la lista de Alejandra Vigo y Natalia de la Sota, y que buscarán mantener también para septiembre. Al menos, así quedó claro en una primera reunión mantenida entre dirigentes locales de ambas fuerzas y el cacique departamental ya actual ministro de Desarrollo Social, Carlos Massei.

Allí, incluso, se pusieron dos nombres sobre la mesa: el del ex intendente vecinalista, Eduardo Avalle, y el del peronista y actual director del Hospital Regional Abel Ayerza, Eduardo Foresi; y hasta se ensayó una fórmula con ambos para intendente y primer concejal.

Sin embargo, al parecer, el PJ deberá abrir la discusión hacia adentro si es que pretende llegar a septiembre sin fisuras internas.

En los últimos días trascendió que el actual legislador y ex funcionario delasotista, Miguel “Piki” Majul, podría anotarse también en la carrera municipal.

El hombre con experiencia en la política y de buenos vínculos con el empresariado local, tiene desde hace años tres oficinas legislativas (en Marcos Juárez, Arias e Isla Verde) desde donde trabaja activamente recorriendo el departamento.

De relativa autonomía política, el legislador oficialista se reporta solo en el gobernador Juan Schiaretti, por lo que se descuenta que cualquier intento de dar una pelea local sería siempre dentro de los márgenes de Hacemos por Córdoba. De cualquier modo, es un nuevo jugador que aparece en escena y que, hasta ahora, no estaba en el radar de Massei (sin dudas, uno de los principales armadores del departamento).

Distinto es el caso, por ejemplo, de otro peronista que ya blanqueó sus aspiraciones a la intendencia de Marcos Juárez, pero advirtiendo que podría jugar por fuera del peronismo si no es considerado como espera por su partido.

Se trata de Hernán Passerini, ex concejal y hermano del actual viceintendente capitalino, Daniel Passerini. Hace apenas unos días, en declaraciones a Radio Estación, confirmó que está trabajando desde hace tiempo en un proyecto municipal propio y valoró públicamente la gestión de Dellarossa. Incluso, el peronista fue más allá: dijo que le gustaría que el actual intendente macrista sea su primer candidato a concejal.

Y en esa grilla preliminar de nombres dentro del universo opositor al oficialismo municipal, aparece también el del massista Diego Heredia. El hombre del Frente Renovador en Marcos Juárez apuesta a trabar alianza con el PJ y la Unión Vecinal, detrás de la candidatura de Avalle. De no llegar a un acuerdo, ya avisó que Sergio Massa jugará con equipo propio en septiembre.

 

¿Habrá PASO locales?

En este contexto, bien vale recordar que Marcos Juárez cuenta desde el año 2014 con una herramienta que podría servir no sólo para ordenar la oposición sino también a Juntos por el Cambio: las PASO.

La ordenanza municipal 2400 establece en su artículo 26°: “el sistema de elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias y de un solo voto por ciudadano, para la elección de candidatos a presentarse en las elecciones de autoridades municipales, el que se aplicará obligatoriamente a todos os partidos políticos, confederaciones de partidos y alianzas electorales que intervengan en la elección general de cargos públicos electivos municipales, aún en los casos de presentación de una sola lista y/o un solo candidato”. Deben realizarse con una antelación no menor a los 60 días de las generales.

Esa disposición sigue vigente y aunque, por un acuerdo entre los partidos en su momento, nunca se haya utilizado, ahora son los mismos actores políticos quienes la traen a colación y la agitan como posibilidad. La rosca recién comienza.