La Payasa Alhelí y un show que invita a “amigarse con la tecnología”

“Vení a jugar con Alhelí” es el nombre del espectáculo que presenta Jorgelina Castagno. El show promueve un mensaje cuidado, didáctico y pensado para toda la familia.

Por Ariel Bogdanov

La temporada de Villa Carlos Paz cuenta con una atractiva cartelera teatral para los más chicos. Una de las opciones destacadas para ver con niños lo propone la “Payasa Alheli”, el personaje que interpreta Jorgelina Castagno que este verano presenta su show titulado “Vení a jugar con Alheli”.

La particularidad de este nuevo espectáculo de la artista que de a poco se está transformando en un clásico de la cartelera serrana, es que el show invita a “amigarse con la tecnología” y promueve un uso responsable del teléfono celular, herramienta que despierta algunas polémicas en torno a su uso por parte de los niños. 

La obra cuenta además con un mensaje cuidado, el cual Castagno diagramó durante seis meses junto a German Ferreyra, escritor y biodecodificador, especialista en maternidad y paternidad consciente. 

La propia artista dialogó con Diario Alfil y brindó más detalles de su nueva propuesta: “Vení a jugar con Alhelí”

“Básicamente el mensaje que propone esta obra es el de poder compartir y darse cuenta de que uno debe cambiar su forma de pensar. Yo como mamá también tenía un discurso en contra de  la tecnología y los niños, de que había que compartir cosas cuerpo a cuerpo, pero entendí que la tecnología es algo que está, que nos arrasa y podemos darle una utilidad positiva”, señaló Castagno.

“Además el show busca transmitir otros mensajes: en mi show no hay un malo, no está el villano, no tenemos que confrontar, poder amigarnos. Aquí el papá y la mamá pueden jugar juntos con los niños. En esta historia juegan, los padres acompañan, se conectan con el espectáculo, con la historia”, describió la artista.

“Me pasó algo muy interesante con esta obra: yo soy mamá de una niña de seis años, ella es mi termómetro. En un momento me di cuenta de que muchos productos dicen ‘fuera del alcance de los niños’, y esta obra propone manejar otro discurso, el de construir cosas que estén al alcance de los niños. Que el celular esté al alcance de los niños y pueda utilizarse de manera positiva como algo divertido”. 

Historia. La historia de “Alhelí” está llena de esfuerzo y momentos de superación. Durante muchos años Castagno interpretó a su personaje en la calle y haciendo teatro a la gorra, algo que la artista destaca con orgullo a la hora de narrar todo lo vivido. 

“Empecé a hacer teatro a los 9 años. Tengo una hermana melliza y  nos enviaron a las dos a hacer teatro. Mi hermana fue a una sola clase y yo nunca más dejé de hacer teatro. La vida me mostró el camino y fue una bendición. Terminé el secundario y no tuve que ponerme a pensar que iba a estudiar porque yo sabía de que iba a trabajar. Me recibí de profesora de arte y hasta el día de hoy doy clases”, recordó Castagno. 

“Hice doce años de teatro callejero, a la gorra y en el verano de 2018 empecé en el Teatro Acuario, saque un crédito, pedí plata prestada, la cual pagaba haciendo teatro en la calle; y luego me vio Pablo Sittoni, uno de los grandes empresarios de Carlos Paz. En el 2019 gané dos premios Carlos, ese fue un año muy hermoso, había fallecido mi papá y haberme ganado el premio como mejor escritora infantil fue muy gratificante y en el 2020 gané el premio de Mejor espectáculo infantil”. 

No a los rótulos. “Tengo 15 años de antigüedad como la payasa Alhelí y 15 años como docente. Trabajo para la familia, no solamente para los niños. El rótulo de teatro infantil, genera distancia, ya que un adulto la pasa bárbaro. El adulto se engancha, despierta las emociones, entonces digo esto de empezar a trabajar la totalidad, sin necesidad de rotular, separar ni dividir”, enfatiza Castagno.

 

PARA VER

“Venía a jugar con Alhelí”

Miércoles a Domingo 20.30 hs.

Teatro del Sol, Sala 1. 

Villa Carlos Paz