Juego: nueva excusa de JPC para la fragmentación

Por Yanina Passero

El peliagudo debate de la legalización del juego online en la provincia tuvo a los protagonistas cordobeses de Juntos por el Cambio envueltos en cruces de ideas, amenazas, pedidos de sanciones y acusaciones de corrupción al quinteto promotor de la iniciativa, el radical Orlando Arduh y los amarillos, Darío Capitani, Silvia Paleo, Alberto Ambrosio y Raúl Recalde. 

La intensidad de los opositores a las apuestas virtuales -Mario Negri, Luis Juez, Rodrigo de Loredo y la lista es larga- fue respondida con la firmeza de los autores de la norma que será aprobada hoy en la Legislatura con el consabido apoyo del peronismo cordobés, el beneficiario directo de la regulación y de la división aliancista. 

Lo cierto es que en esta cantinela asoman patrones históricos del funcionamiento de la alianza. A saber: a pesar de las alianzas de ocasión, JPC en Córdoba siempre va a encontrar excusas para mantenerse divididos. Curioso es que las alianzas de ocasión no son garantías de tratos duraderos en el tiempo. Por ejemplo, Mario Negri y Luis Juez compitieron en las primarias por el escaparate de la boleta de senadores y hoy se encuentran en la misma vereda en la causa contra la timba virtual. 

Hoy es el juego el motivo para que sus miembros descarguen sus pulsiones entre ellos. Ayer, no en sentido literario, hace unas horas, los embates fueron en el Congreso por la jefatura de los bloques y el interbloque aliancista. A fuerza de votos de dudosa titularidad se buscó desplazar al líder de las bancadas aliadas porque, supuestamente, ya fue y debe ceder el espacio a las nuevas generaciones. 

En concreto, un día es un grupo el que no representa los valores de JPC; al siguiente, será otro. No hay dirigente que se salve de la acusación de impuro y traidor del voto de la gente. La única coherencia es demostrar que tienen más motivos para escenificar sus diferencias que similitudes. 

Las escaramuzas por el juego online remarcaron otra realidad a atender. La lectura central en este debate ubicó a Hacemos por Córdoba como el principal beneficiario del proyecto y la división opositora. Mucho se ha dicho ya de las necesidades de caja de los gobiernos provinciales agobiados por la exigencia de la pandemia y su impacto en la economía y el sector productivo; también, sobre la preocupación que generó en el PJ del gobernador Juan Schiaretti la ilusión que vendieron los aliados de unidad consolidada para el ’23, cuando ganar El Panal no parece un sueño inalcanzable. Nadie desconoce que la renovación del PJ y la consolidación de JPC en la provincia son dos situaciones que no permitirán anticipar un resultado cerrado como en la mayoría de los comicios ejecutivos de este último cuarto de siglo. 

Y cuando de necesidades del gobernador se trata, siempre estará el PRO dispuesto a colaborar. Poco les importó a los legisladores amarillos las acusaciones de funcionalidad al PJ que hicieron sus pares. Rodrigo De Loredo les dijo que era el proyecto del peronismo, por caso. 

Desde el origen del PRO local, pasando por el pacto de gobernabilidad entre Schiaretti y el entonces presidente Mauricio Macri hasta los coqueteos recientes de Horacio Rodríguez Larreta para unir fuerzas en dos años, toda la historia del partido amarillo está atravesada por la sintonía con el PJ. No es prerrogativa del exjefe de Estado como se dijo alguna vez. Atraviesa a toda la dirigencia. 

Como si fuera poco, Macri quiere que el exfuncionario de la provincia, el diputado Gustavo Santos, pelee por la gobernación porque entiende que representa esa continuidad con cambio después de tantos años en el poder provincial de la dupla protagonista. 

Lo cierto es que esta sintonía que se ratifica del PRO con Hacemos por Córdoba será un gran escollo en las discusiones de los nuevos términos de la alianza para el próximo turno electoral. El hecho de que el presidente de la filial local, Javier Pretto, retirara su firma del documento de repudio a la legalización del juego después de un llamado de Buenos Aires, es una muestra más de que el PRO del Puerto contribuirá con Schiaretti. El verticalismo se confirma, aun sabiendo que hay varios dirigentes del espacio que están en contra de la regulación propuesta. 

Por último, el juego online demostró la tensión entre las convicciones y las fidelidades políticas. Si bien la discusión es netamente local, varios intentaron ser moderados en sus expresiones porque muchos de los que están sentados en la Mesa Nacional de JPC -y que decidirán las listas y las estrategias electorales para todo el país- aprobaron en sus jurisdicciones las apuestas virtuales o las votaron en sus ámbitos legislativos cuando se presentó la oportunidad. 

Unos pocos ejemplos: durante la pandemia se habilitó el juego online en las provincias de Corrientes (Resolución ILCC No 0615-I), Mendoza (Ley Provincial 9267/20), además de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en 2019.

En Córdoba, los legisladores a favor de la regularización del juego online les reprochan: “patalean acá, pero nadie se anima a decirle a Larreta lo que nos dicen a nosotros en la cara”.  

 

 

 

 

Tribunal de conducta radical suspende afiliación de Arduh

El Tribunal de Conducta de la UCR suspendió ayer la afiliación del jefe del bloque Juntos por el Cambio en la Legislatura, Orlando Arduh. Referentes del partido habían anticipado que sancionarían al radical si no retiraba el proyecto que regula las apuestas online en la provincia.

Arduh ratificó el curso legislativo de la iniciativa a la que suscriben los cuatro legisladores del PRO. Entonces, el órgano de disciplina partidaria resolvió abrir una causa en el marco del artículo 55 de la carta Orgánica Partidaria y se lo notificó para que designe un abogado defensor y brinde un domicilio. Además, se fijó una audiencia para que formule su descargo.

Previa notificación al Juzgado Electoral quedó suspendida la afiliación de Arduh mientras dure la instrucción.

«El Comité Central de la Provincia, el 8 de diciembre pasado, resolvió por unanimidad de los presentes, rechazar todo intento de regular y/o legalizar el juego online en la provincia de Córdoba, por ser contrario a los principios de la UCR, toda vez que entendemos que golpeará a los sectores más desprotegidos de la sociedad en especial si se tiene en cuenta el altísimo índice de pobreza que ha puesto a Córdoba a la cabeza en el ranking nacional», habían manifestado desde la UCR de Córdoba.

«Es inaceptable que con los problemas que posee Córdoba en materia de pobreza, desempleo e inseguridad estemos discutiendo un proyecto de ley que sólo beneficia a unos pocos, que fue aprobada en en comisión donde no se dejó ingresar a la prensa y que quiere ser aprobada en forma expres el próximo miércoles entendiendo que la gente está distraída por las fiestas de fin de año», manifestó Marcos Carasso, presidente del radicalismo cordobés.