Comupro ratificó perfil vecinalista (y amigable con El Panal)

El intendente de James Craik, Oscar Fasolis, asumió ayer la presidencia del foro. El ente que dio un giro en su identidad política, se aleja cada vez más de su origen PRO y abona un perfil “independiente”. Sin embargo, mantiene fina sintonía con la política del gobernador Juan Schiaretti.

Yanina Soria

Con la elección de sus nuevas autoridades, la liga de alcaldes enrolados en la Comupro (Comunas y Municipios de la Provincia de Córdoba) ratificó ayer su perfil vecinalista, cada vez más alejado de su origen PRO, y más cercano a la política del gobernador Juan Schiaretti.

El ente que nuclea a unos 30 intendentes y jefes comunales y que tiene representación en el ámbito institucional de la Mesa Provincia-Municipios, eligió ayer al jefe del gobierno local vecinalista de James Craik, Oscar Fasolis, como su nuevo presidente. Estará acompañado por el radical Víctor Archilla de Las Playas, Carolina Jara de Ballesteros Sud (vecinalista), y el saliente titilar Marcelo Bustos de Salsipuedes, también vecinalista.

Mientras que la que la Secretaría quedará a cargo de Ignacio Sala, presidente comunal de la Paisanita referenciado en la diputada Laura Rodríguez Machado.

Tras la derrota de Mauricio Macri en 2019, el foro dio un giro en su identidad política tomando distancia de los amarillos y trabajando un perfil de ente “independiente” y con autonomía de gestión.

La realidad es que el PRO carece hoy de desarrollo territorial en la provincia y de las dos principales cuidades que gobierna, Villa Allende y Marcos Juárez, ninguno de sus intendentes, Eduardo “Gato” Romero y Pedro Dellarossa, participan de la vida interna del ente.

Y aunque por ahora desde la Comupro busquen destacar más su rol de gestión que político, desde hace dos años el espacio cultiva muy buenos vínculos con el gobierno de Hacemos por Córdoba, pero también con el del presidente Alberto Fernández.

De hecho, ayer luego de la asamblea donde se ungieron las nuevas autoridades, los intendentes almorzaron con el secretario de Gobierno de Córdoba, Federico García, quien asistió en representación del ministro Facundo Torres, y el diputado del Frente de Todos, Eduardo Fernández. El parlamentario nacional les dijo que “las puertas de nuestros despachos estarán abiertas para todos porque es voluntad del Gobierno Nacional no imponer barreras ideológicas o partidarias para la distribución de la obra pública “.

En tanto, los macristas Héctor Baldassi, Gustavo Santos y Laura Rodríguez Machado, enviaron sus saludos.

Tal es la sintonía fina que la Comupro mantiene con la administración del gobernador Schiaretti que, en el último tramo de la campaña legislativa, muchos de sus intendentes manifestaron su apoyo explícito a la lista encabezada por Alejandra Vigo y Natalia de la Sota por coincidir, dijeron, en el planto electoral contra el centralismo porteño.

Fasolis asumió ayer sosteniendo que priorizará la atención de los integrantes de la Comupro visitando las ciudades y comunas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y fortalecer aún más a la entidad. La idea es trabajar en el desarrollo de una estrategia para gestionar como bloque, aunque nadie descarte hoy que ese armado pueda tener luego un correlato político de cara al 2023.

Se sabe, para las próximas elecciones generales en la provincia, los alcaldes tendrán un rol preponderante como pocas veces en los últimos años. Los intendentes y jefes comunales no sólo jugarán, en muchos casos, para revalidar títulos en sus territorios sino serán fundamentales para sostener las eventuales candidaturas provinciales. De allí que lentamente comienzan a moverse las fichas entre los hombres y mujeres del interior. Por ahora, la Comupro se muestra como un foro sin grietas y con intenciones de ampliarse.