Elecciones y pospandemia: desafíos 2022 para la UNC

Además de elegir al sucesor del rector Hugo Juri, los universitarios cordobeses deberán tomar decisiones que definirán el camino a seguir por la Casa de Trejo en los años venideros.

uncEs más que conocida la afición de los universitarios cordobeses por las contiendas electorales. A menos de dos meses de la última elección general, los comicios del próximo año ya están en boca de muchos.

Hugo Juri concluirá en 2022 su segundo mandato consecutivo (y tercero en total) al frente de la UNC, y ya no podrá repetir como titular del principal sillón del Pabellón Argentina. Tampoco podrá hacerlo el vicerrector Pedro Yanzi Ferreira, quien fue su compañero de fórmula en 2016 y 2019. Es por ello que la elección rectoral del próximo año significará dar vuelta de página en la política universitaria, sin importar quién se haga con el triunfo en las urnas.

Esta decisión, que recaerá sobre los cuatro claustros del demos universitario, será la más mediática de una serie de importantes definiciones que se tomarán en distintos ámbitos de la Casa de Trejo el próximo año, incluyendo la elección de los titulares de la obra social Daspu y el gremio Adiuc, las modalidades pedagógicas de la pospandemia y el rol de la universidad en la compleja coyuntura socio económica del país.

 

Elección rectoral

La reglamentación vigente marca que el jueves 19 de mayo debería realizarse la elección de rector y vicerrector, a través del voto directo de profesores, estudiantes, graduados y no docentes. Sin embargo, la experiencia de múltiples jornadas que se vivió en octubre y una serie de feriados podrían posponer la cita hasta los primeros días de junio.

Ni el oficialismo ni las oposiciones tienen todavía candidatos definidos, pero casi con seguridad se producirá un recambio generacional en relación a la actual gestión.

En el campo oficialista, los ahora ex decanos Jhon Boretto (Ciencias Económicas) y Marcelo Conrero (Ciencias Agropecuarias) suenan para encabezar la fórmula. En el kirchnerismo, podrían repetir candidatura con Gustavo Chiabrando (Ciencias Químicas) o aventurarse con alguna de las actuales decanas, como María Inés Peralta (Ciencias Sociales). El grupo Avanzar, que dejó el decanato de Psicología a comienzos de este mes, podría buscar terciar en la contienda con la candidatura de Patricia Altamirano (Psicología).

 

Daspu y Adiuc, las otras elecciones

Una de las primeras tareas del Consejo Superior al retomar la actividad en febrero será designar a sus dos representantes (un docente y un no docente) en el consejo directivo de la obra social Daspu, para completar la renovación del cuerpo. Será esa nueva conformación la que decida en el segundo semestre quién se hará cargo de la presidencia de esta entidad de la salud, que hoy ostenta el odontólogo Luis Hernando.

La pandemia ocupó una buena parte de la atención de la gestión en estos dos años, pero la obra social enfrenta desafíos estructurales: el crecimiento de sus ingresos es notoriamente menor al encarecimiento del costo de sus prestaciones, en un contexto de afiliados que se caracterizan por la exigencia en el servicio en cuanto a calidad y eficiencia.

En tanto, Adiuc definirá en el primer semestre a su secretario general. El gremio de los docentes atraviesa una crisis de representatividad de cara a los docentes de la UNC, y una serie de desavenencias con la conducción de la federación K Conadu que la acercan cada vez más a Conadu Histórica.

 

Pospandemia

Si el aumento de casos que se vive por estos días no arrastra hacia una nueva etapa de aislamiento, las Facultades de la UNC deberían regresar, al menos parcialmente, a la enseñanza presencial. Esto, sin embargo, no implica abandonar u olvidar la experiencia de virtualidad, sino que el principal desafío está integrar ambas modalidades en un nuevo modelo pedagógico. Cada unidad académica está viviendo este proceso con sus propios tiempos, pero las comparaciones por parte de docentes y estudiantes resultan inevitables.

El uso de la virtualidad en la pos pandemia es además uno de los ejes de la discusión sobre el rol de la universidad pública en el contexto social y económico que vive el país. Como postulan los principales dirigentes de la Casa de Trejo, solo la propia universidad puede defender su rol y relevancia en estos nuevos contextos.