Macri precalienta en Córdoba para el “segundo tiempo”

El expresidente retoma el armado local a través de sus referentes en la provincia: Gustavo Santos, Soher El Sukaria y Darío Capitani. Anticipó un próximo desembarco y pidió retomar las tareas de armado para la pulseada provincial y nacional del 2023.

Por Yanina Passero

En el PRO (el macrista) es usual escuchar a los integrantes de esta ala interna afirmar que es un error jubilar al expresidente Mauricio Macri. No lo bajarán de la próxima pulseada nacional pese a que la mayoría mira con el hijo bizco los movimientos del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, firme postulante para liderar la batalla por la Casa Rosada en 2023.

El operativo clamor marcó buena parte del año electoral que está a punto de consumarse y dejó a Juntos por el Cambio fortalecido. Macri juega con la incertidumbre que avivan sus conmilitones sobre el rol que ocupará en la próxima pulseada. Sin embargo, desde hace unos días decidió potenciar estas versiones que lo tienen como parte del lote de candidatos nacionales.

“Se viene el segundo tiempo”, dijo Macri en un video subido por una dirigente del PRO salteño el Día de la Democracia. La frase –que no es nueva- cobra significación luego de jornadas de acalorados debates y peleas en el seno de la alianza por la redefinición de los liderazgos. Al plano verbal, el exjefe de Estado decidió sumarle una activa participación en los asuntos internos de su partido y, no es casual tampoco, que los dirigentes que le responden en la provincia de Córdoba hayan sido parte de reuniones privadas o respaldados explícitamente en eventos amarillos.

Previsiblemente, el primero en ser recibido fue el hombre que imagina manejando los hilos de la provincia mediterránea y actual diputado nacional, Gustavo Santos. En el macrismo (empezando por la cabecera de la mesa) no conciben el resultado de las PASO como un elemento ordenador de la interna cambiemita. Públicamente afirman que el triunfo impactante en Córdoba, en particular, y en gran parte del mapa nacional, en general, solo se explica por el descontento dominante con las políticas del kirchnerismo.

Cierto es que los ganadores de noviembre se rehúsan a asumir esa lectura de los “perdedores”, como los llaman. Haciendo recorte de esa realidad que se materializó en el Congreso la semana pasada, Macri y Santos hablaron sobre el proyecto provincial y la necesidad palpable de mantener al PRO unido para lograr una mayor ventaja frente a los radicales envalentonados, sin olvidar las pretensiones de Luis Juez.

A decir verdad, lo importante es la foto con la que se volvió a Córdoba el exministro de Turismo, quien además sumó el plus de un encuentro privado con Larreta. La imagen cobra trascendencia porque en JPC de Córdoba no hay dirigente que no opine que la situación local se ordenará inmediatamente después que se arregle la disputa nacional de sus integrantes.

Es por eso que todos los antiporteños de ocasión peregrinaron por los principales despachos aliancistas del Puerto, horas después del triunfo electoral. La puja tácita por tener visibilidad nacional y ser convocados por los grandes productores televisivos de Buenos Aires también explica algunos movimientos de los aliancistas cordobeses con banca en el Congreso y da firmeza a la hipótesis que el 2023 también se decidirá en la capital federal.

Como sea, Macri ya se muestra activo a través de sus alfiles en la provincia. Santos fue el primero, con motivo de su viaje a la CABA de la semana pasada. También, mantuvo reuniones con la diputada amarilla Soher El Sukaria, una de sus espadas del interior en el recinto y participó de un encuentro con coordinadoras del PRO de todo el país. Articular un bloque federal con los diputados que le responden es uno de los objetivos de trabajo fijado para el próximo ciclo de sesiones.

Ahora bien, la consigna más concreta la recibió el legislador del PRO, Darío Capitani, quien mantuvo ayer en las oficinas de Avenida Libertador un encuentro privado con Macri de casi una hora. Macri le pidió al villamariense que se concentre en el armado territorial en la provincia para el 2023, pedido que en la cabeza de Macri trae nuevamente a Santos a la escena.

Al legislador anticipó que volverá a Córdoba en el mediano plazo y que visitará Villa María, guiño personal a Capitani quien buscará su candidatura municipal.

“Con este objetivo de contención de la alianza, demuestra que no soltó Córdoba y que tiene una particular atención y expectativa en la provincia”, resumieron fuentes del espacio el ciclo de entrevista de Macri con sus referentes locales.