Legislatura: Vigo y el PJ Capital ganan terreno

En la sesión preparatoria de hoy, Nadia Fernández será nombrada vicepresidenta. En un contexto de interna en el peronismo cordobés, la senadora Alejandra Vigo comienza a visibilizar a sus alfiles.

Yanina Soria

Hoy tendrá lugar la sesión preparatoria en la Legislatura de Córdoba donde se ratificará a la mayoría de las autoridades de Cámara mientras que habrá un nuevo nombramiento: el de Nadia Fernández en la Vicepresidencia.
El salto de Natalia de la Sota a Diputados provocó que el oficialismo provincial deba hacer movimientos no sólo para reemplazarla en la banca (que ya asumió Laura Villalba), sino para ocupar el lugar debajo de la presidencia provisional de Oscar González.
Si bien el que dejó la ahora diputada de Córdoba Federa es un cargo bien institucional, Fernández se convertirá hoy en la cuarta autoridad provincial en la línea sucesoria, por lo que su nombre contó con la aprobación final del gobernador Juan Schiaretti.
Es más, se supo que fue el propio mandatario provincial quien personalmente le comunicó esa decisión el jueves pasado cuando la legisladora junto a otros pares de Capital, acompañaron a Alejandra Vigo en la jura como senadora de la Nación.
Si bien esa posición había sido reclamada para un hombre de Hacemos por Córdoba inicialmente, la decisión política fue sostenerla para otra mujer.
En un contexto donde la interna en el peronismo cordobés empieza a agitarse, cada ficha que se mueve en ese tablero debe entenderse como parte de una táctica que va un poco más allá. El ´23 está cerca.
Y con el ascenso de Nadia Fernández, Vigo y el PJ Capital ganan terreno en la Legislatura.
En la grilla de candidatas potables para suceder en la Vicepresidencia a Natalia de la Sota figuraba, entre otras, Julieta Rinaldi. Pero como la legisladora del departamento Marcos Juárez que pertenece al entorno del ministro de Desarrollo Social, Carlos Massei, ya es presidenta de la comisión de Legislación General y miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Córdoba, la balanza se terminó inclinando por la mujer de Capital.
Si bien la legisladora Fernández tiene un perfil más picante y descontracturado que el de otras candidatas -incluso, eso le valió que algunos radicales cuestionaron su designación- es justamente esa característica la que muchas veces la termina convirtiendo en vocera del peronismo frente a las embestidas de la oposición.
La parlamentaria pertenece desde hace años a la estructura política del PJ que en la ciudad de Córdoba conduce la esposa del gobernador. Junto a sus pares Leonardo Limia y Diego Hak, y el flamante ministro de Vinculación Comunitaria, Paulo Cassinerio, son parte de la mesa chica de la senadora nacional e integran la liga de dirigentes sub 50 que Vigo viene estimulando e impulsando.
De hecho, además de los nombrados, son muchos los viguistas que, con distintos perfiles, hoy juegan en diversas posiciones: Claudia Martínez, Laura Jure, Raúl La Cava, por mencionar algunos de ellos.
Y queda claro que en la antesala del proceso de recambio generacional que se abrirá dentro del PJ, la senadora empieza a visibilizar cuáles son sus apuestas.
Desde que la esposa del gobernador ganó la banca legislativa por el departamento Capital en el 2019 (que finalmente nunca asumió y a la que renunció hace algunos días) se propuso darle un rol protagónico a lo que ese lugar representa en la Unicameral. Justamente esa tarea la ejecuta hoy a través de Limia, actual legislador por el principal distrito electoral, Fernández y Hak.
Hoy a las 11 habrá reunión del bloque oficialista. Si bien trascendió que podría haber un sondeo sobre los posicionamientos de los 51 legisladores de Hacemos por Córdoba sobre el proyecto que impide la re reelección, antes el peronismo y sus socios debe resolver problemas más domésticos.
Por caso, sigue fuerte la versión de que Walter Saieg y Carlos Alesandri podrían partir el bloque; una jugada que, desde lo número, claramente hoy no alteraría la mayoría del schiarettismo pero sí desde lo político. Seguramente previa sesión preparatoria ese será uno de los frentes que se intentará cerrar.

Banca rotativa

Por otro lado, hoy la legisladora del FIT, Noel Argañaraz (PTS), dejará su banca de la legislatura provincial. Como es tradición ya en la Izquierda cordobesa, las bancas obtenidas se comparten entre las distintas fuerzas, por lo que este miércoles se tratará su renuncia en sesión para que asuma Noelia Agüero (IS).
Antes de dejar la Legislatura, Argañaraz repasó: “la banca quedó al servicio de las luchas de los trabajadores, la mayoría con mujeres trabajadoras al frente contra los despidos y todo tipo de atropellos patronales como en limpieza o la lucha del geriátrico que sigue al día de hoy enfrentando despidos. En defensa de la juventud precarizada; defendimos la salud pública frente al desfinanciamiento del Gobierno. Intentamos que la banca sea una herramienta más de las asambleas ambientales que defienden el bosque nativo y acompañamos a las familias que enfrentan la violencia institucional, el gatillo fácil y la represión de la policía de Córdoba.”