Grich-Saliba (rotación anual) repiten acuerdo de intendentes

El martes se renuevan las autoridades del Ente de Intendentes de la UCR

Por Alejandro Moreno

Ariel Grich (Monte de los Gauchos) y Oscar Saliba (Huinca Renancó) volverán a trocar la presidencia y vicepresidencia del Ente de Intendentes de la Unión Cívica Radical, según el acuerdo al que arribaron los jefes locales en los últimos días.
Un suceso algo extraño en la UCR contemporánea: el pacto cerrado hace dos años se repetirá el próximo bienio. El acto de asunción, que representará el regreso de Grich a la presidencia, será el próximo martes en la Casa Radical, luego de un plenario en el que no se esperan sorpresa. Ese mismo día habrá un brindis en la sede partidaria abierto para los principales referentes y autoridades de la UCR, evento que estará para alquilar balcones.
En diciembre de 2019, el acuerdo de los intendentes fue que Grich asuma la presidencia -que dejaba el capitalino Ramón Mestre- con Saliba de vice por un año; luego, a fines de 2020, Saliba ocupó el sillón principal y Grich se sentó a su lado. Ahora, vuelve el turno anual del de Monte de los Gauchos y al concluir 2022 pasará la posta al de Huinca Renancó. Grich es mestrista y Saliba mantiene vínculos con el amplio espectro de núcleos partidarios.
En el período Grich, el secretario general será Matías Gvozdenovich (Arias) y el tesorero, Fernando Luna (Villa de Soto); en el año de Saliba, esos cargos serán para Gustavo Bottasso (Hernando) y Néstor Cuello (Villa Parque Siquiman), respectivamente. Y en todos los casos, los que no ocupen el cargo titular, serán prosecretario y protesorero.
Falta designar los representantes radicales en la estratégica Mesa Provincia-Municipios, donde los intendentes negocian políticas de gobierno con el Panal. Además, se ampliará la Mesa Directiva y se crearán las áreas de Producción, Medio Ambiente y, para ser políticamente correctos, de la Mujer. El gran objetivo de este diseño es que todos los intendentes queden conformes y con protagonismo.
Los intendentes y jefes comunales de la UCR (son 120 en total) aseguran que tomaron las decisiones por sí mismos, sin tener en cuenta a los referentes partidarios, aunque es posible imaginar que hubo consultas, de todos modos.
Los intendentes y jefes comunales pretenden ser reconocidos por su capacidad de movilización y de cosecha de votos en las últimas elecciones. En ese sentido, un día después de las elecciones sacaron un comunicado en el que aseguraron estar “preparados para los tiempos que se vienen” y que pudieron demostrarlo en las urnas. “Solo resta consolidar el rumbo de la unidad y humildad, reconociendo el valor de cada uno porque todos somos importantes”. “El interior cordobés está comprometido y los resultados lo confirman”, continuaron, rematando que “en todas nuestras localidades obtuvimos resultados por arriba de la media”.
Uno de los temas más polémicos sobre el que deberán dar su opinión los miembros del Ente es el del plan peronista para reformar la ley que impide la re reelección de los intendentes y jefes comunales. Este asunto fue discutido el miércoles pasado en la videoconferencia del Comité Central, que preside el negrista Marcos Carasso, y se resolvió consultar precisamente a los jefes locales para que opinen al respecto. De todas maneras, no habría prisa, porque la reunión no está prevista para esta semana y el año se va acabando. Sucede que el proyecto oficialista todavía no avanza más allá de las versiones mediáticas que el propio peronismo hace circular.
De acuerdo con lo que trasciende en la Casa Radical, los intendentes de las grandes ciudades están en contra, pero los de las pequeñas, y los jefes comunales, pretenden que se los habilite a competir por un período más. Por cierto, muchas veces en las comunas cuesta conseguir quién quiera hacerse cargo de la administración local, por lo que es un escenario completamente distinto al de las grandes ciudades.