Post informes anuales: ¿habrá movimientos en el gabinete?

Superada la "prueba de fuego" de someterse a los interrogantes del arco opositor durante los informes anuales de gestión, hay dudas sobre posibles movimientos en el gabinete de Llamosas. ¿Serán ocupados los lugares "vacantes" que quedaron en este primer año de su segunda gestión?

Por Roger Fabre

Es sabido que el círculo que rodea al intendente tiene la posibilidad de influir en cuestiones trascendentales de gobierno: priorizar algunas áreas gubernamentales, así como también relegar algunos espacios. Esta lógica funciona en base a los intereses de quienes estén al frente de las decisiones ejecutivas.Con los números visibles del presupuesto con el que contarán los funcionarios para desarrollar sus actividades políticas y administrativas durante el año 2022, el resultado electoral sobre la mesa y el rendimiento de cuentas de algunos de sus funcionarios en el Concejo Deliberante, se pueden sacar algunas conclusiones.

El sector más cercano al intendente probablemente evalúe distintas alternativas y opciones para continuar el mandato. Es cierto que se espera transitar un diciembre tranquilo, bajando cualquier grado de conflictividad política y social en la ciudad. Lo cierto es que al rompecabezas del ejecutivo le sobrarían algunas piezas en determinados lugares. En otros, parecieran faltar y otros tantos dan la impresión de no encajar.

“Prueba de fuego”

“¿Pasaron la prueba de fuego?-2 Esa es la pregunta que se hacen en los pasillos de la municipalidad desde el entorno político de la gestión, como así también los mismos funcionarios que tuvieron que sentarse a defender sus acciones y omisiones durante el corriente 2021. La oposición ocupó el cómodo y expectante lugar de preguntar y repreguntar absolutamente todo. En ese proceso desgastante pero necesario para la vida institucional de la ciudad, algunos funcionarios salieron bastante más ilesos y relajados que otros. Las chicanas fueron muchas.

El intendente ha demostrado tener en sus años de gestión una tranquilidad muy grande a la hora de decidir y anunciar a quienes serán los ocupantes de los diversos lugares vacantes. Pareciera que nada lo apura. Por ejemplo: algunas áreas de gobierno como el directorio del ex Edecom (tras la salida de Eugenio Funes) o la subsecretaría de la Juventud, son ejemplos concretos de esto que se menciona. La pregunta que propios y ajenos se están realizando en estos momentos es: ¿Qué moviliza al Intendente y su entorno a elegir un cambio en el gabinete, la designación de algún subsecretario o el simple hecho de priorizar alguna área por sobre otra? En este contexto surgen varios análisis posibles.

El pasado armado de listas y resultado electoral de las elecciones nacionales legislativas darían la idea de que Llamosas se cerraría bastante más en la militancia de Hacemos por Córdoba y cada vez menos en el albertismo o kirchnerismo local. Una jugada típica de cintura política. Este motivo puede justificar pragmáticamente cualquier cambio existente en las caras visibles del gobierno. Por otro lado, el oficialismo está siguiendo la agenda del gobierno provincial en su afán de dar una imagen de creciente movimiento y fomento de la actividad agropecuaria, como así también a la industria privada. Esta decisión política demuestra porque crecen porcentualmente las partidas para el área que conduce German Di Bella (Desarrollo Económico, Comercial e Industrial). Otras de las áreas beneficiadas para el próximo año es Obras Públicas: un tema siempre delicado y difícil de resolver para cualquier gobernante, teniendo en cuenta la desfavorable situación en la que se encuentra la ciudad.

Reconocimiento de propios y ajenos

Uno de los puntos más altos que tuvo la gestión municipal en el contexto de la pandemia fue la reconversión de algunas áreas que no estaban destinadas ni preparadas para este tipo de tareas pero que tomaron las riendas y se hicieron cargo de gran parte de la agenda sanitaria de la ciudad. Esto se evidenció en las campañas que se llevaron adelante tanto de testeos, prevención y vacunación. El ejemplo más concreto de esto es la subsecretaría de la Juventud. Un espacio del gobierno que supo desarrollar un trabajo muy importante, siendo reconocido tanto por propios como por adversarios políticos. Actualmente, la subsecretaría continúa acéfala de conducción dirigencial (cuenta con un coordinador en lugar de subsecretario) y varios rumores giran en torno a quién podría ser la persona designada para los años que quedan de mandato.

Por lo pronto, desde el Municipio ya se estaría demostrando (a partir de señales concretas) en que áreas se va a jugar fuerte para el futuro de la gestión. El gabinete de Llamosas, con aciertos y errores, es un dilema tanto para quienes forman parte como para quienes desean hacerlo. El tiempo de receso legislativo y de meses “menos intensos” en la ciudad podrían brindarle un poco de oxígeno al intendente para tomar las decisiones necesarias y no tan urgentes en su equipo de gobierno.