Cavagliatto, de “selección” para presentar a la Asamblea

El presidente de Instituto ostenta relaciones en AFA y en la cúpula dirigencia del básquet nacional y hoy ante los socios buscará la aprobación de los balances contables, en un aroma político enrarecido.

Federico Jelic 

Según cuentan los cercanos a la comisión directiva de Instituto, el presidente Juan Manuel Cavagliatto llega “agrandado” a la Asamblea General Ordinaria que hoy se celebrará en las instalaciones de la entidad de Alta Córdoba, en procura de aprobar el Ejercicios Económico de Memoria y Balance.  Pero sobre todos los aspectos, más allá de algunos pasos en falso en la temporada futbolística, en lo institucional hay aspectos para al menos destacar. 

Claro está, estas valoraciones son del lado del oficialismo, que luego de algunos movimientos turbulentos en la estabilidad, parece encaminarse o al menos eso pretende desde la gobernabilidad. Y en eso Cavagliatto (hijo) presume de algunos logros que no deben dejarse pasar por alto, aunque lo mismo tendrá que seguir redoblando esfuerzos para unir a la familia albirroja desde lo político. Por el momento, luce atomizada la oposición pero lo mismo muestra sus dientes a la hora de dar a conocer su desencanto con algunas medidas tomadas  por la dirigencia. 

A saber: Cavagliatto más allá de los números en Excel y en una planilla contable, ostenta el hecho de una relación armoniosa con AFA y su presidente Claudio Tapia, al punto de que fue invitado al partido Argentina-Brasil en San Juan, por Eliminatorias Sudamericanas. Y en el básquet ni hablar, luego de que el equipo se consagrara campeón del Súper 20, con el agregado de aportar cuatro jugadores a la Selección Argentina. 

De todas maneras se presume con algunos momentos álgidos la Asamblea de esta tarde ante los socios, pero igual hay un camino trazado, un proyecto que Cavagliatto busca consolidar luego de las renuncias del presidente Roberto Castoldi y que lo precipitó a ponerse el buzo de presidente y de bombero de turno también. Y hoy buscará precisamente reencauzar su idea de conducción, ya con el sello de su gestión y sin pesadas herencias que culpar, y sin victimizaciones. 

Dentro de lo numérico, según relatan desde su séquito, Instituto presentará en el balance una particularidad que no se concretaba desde hace 20 años. En los detalles positivos se destaca el hecho de cerrar el año sin deudas en el Colegio, ni en el plantel profesional de fútbol ni de básquet, con los empleados al día, sin juicios laborales y sin necesidad de venta –remate de emergencia de algún futbolista para equilibrar las cuentas. 

A su vez, hay en marcha un plan de infraestructura en ejecución sobre todo en la escuela y también en el predio de La Agustina, con la finalidad de asentar las bases en las divisiones inferiores y en los métodos de entrenamiento. Y todo esto sin contar la reestructuración del departamento fútbol, motor y corazón de la institución, con la designación por ejemplo del manager Federico Bessone (a quien convenció de dejar su cargo en las divisiones inferiores de Belgrano) y otros elementos que buscará reforzar como la visoría técnica y el scouting, con áreas profesionalizadas. Algo que nunca se hizo en la entidad. Son algunos apuntes sueltos pero que a la hora del análisis suman volumen para valorar lo realizado. 

Pero claro, desde la oposición examinan con desconfianza estos supuestos logros y conquistas. La campaña en la Primera Nacional estuvo lejos de ser la deseada y entonces, como la prioridad y el corazón es el fútbol, lejos están de adherir con firmeza a esos aspectos. Política pura, claro está. Y Cavagliatto sabe de qué se trata. 

De todas formas, el titular de la entidad de Alta Córdoba sigue tejiendo relaciones en AFA, sea por conveniencia, por convicción o por convivencia. Las tres “C”. Pero nadie puede negar que Cavagliatto formó parte de la comitiva de dirigentes en San Juan en Argentina –Brasil, con visitas al hotel oficial donde pernoctó la Selección Argentina y Lionel Messi, gracias a su estrecho vínculo con Marcelo Achile, presidente de Defensores de Belgrano, de extensa trayectoria en AFA y hombre fuerte de la máxima divisional de ascenso.  

¿Y en básquet? Al ser vicepresidente Tercero de la Asociación de Clubes, camina como si fuera por su casa en esos ámbitos, sobre todo por colaborar con cuatro convocados al combinado nacional: Tayavek Gallizzi, Nicolás Romano, Martín Cuello y Luciano “Chuzito” González. Es decir, tanto en básquet como en fútbol, hay relaciones “de selección”. 

¿Cómo se presentará la Asamblea hoy? Mientras el oficialismo con Cavagliatto luce confiado y sobre todo con ganas de seguir demostrando, del bando contrario siguen enfocados en presentar su propuesta de conducción y competir en las urnas en las elecciones de mayo del año que viene. Ni rastros de alguna potencial o virtual unidad. La salud democrática está vigente pero desde lo político las arenas siguen en movimiento. Al final de la Asamblea habrá un diagnóstico más preciso para estudiar, mientras tanto, cada uno avanza con su proyecto. Y Cavagliatto, con aires de renovación, profundiza el suyo.