Retenciones: Schiaretti seguirá reclamo fuera de agenda electoral

Bettina Marengo

A días de la conformación del nuevo Congreso nacional, donde Alejandra Vigo tendrá una banca clave para el quórum en la Cámara de Senadores, el gobernador Juan Schiaretti volvió a mostrarse en línea con la Mesa de Enlace del sector agropecuario y a reclamar al gobierno nacional el fin de las retenciones a las exportaciones del sector.

Fue en la habilitación de la obra de repavimentación del camino de la red secundaria denominado San José, que une la Ruta nacional 9 con la autopista Córdoba-Rosario, cerca de la ciudad de Río Segundo, plena zona sojera del departamento homónimo. La Provincia informó que la obra optimizará el tránsito y, por consiguiente, “beneficiará a los productores agropecuarios, al permitirles un transporte más ágil de la producción, y a los habitantes de esta región”. El presupuesto rondó los 42 millones de pesos y se costeó con el sistema de contribución por mejoras (el estado y los privados pagan 50 y 50, porque es una obra de uso directo de los productores, que tienen cinco años para poner su parte).

En el acto, Schiaretti se mostró acompañado por el vicepresidente de la Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Gabriel de Rademaker, dirigente nacional e integrante de la Mesa de Enlace local, y con el presidente del Consorcio Único Caminero, Agustín Pizzichini, titular de Federación Agraria Argentina (FAA). Del lado oficial estuvieron el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso, el director de Vialidad provincial, Martín Gutiérrez, el intendente, Darío Chesta y el legislador Francisco Fortuna. Este último fue el dirigente que la semana pasada salió al cruce del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, cuando éste deslizó que la Nación podría aumentar las retenciones a la exportación de carne vacuna para obligar a bajar los precios del producto en el mostrador.

Según supo este diario, el gobernador le aseguró a los ruralistas con los que se vio ayer que continuará con el reclamo por la rebaja gradual de las retenciones “independientemente de que hayan finalizado los tiempos electorales”, lo que indica que el jefe del Panal no planea un acercamiento político con el gobierno de Alberto Fernández ahora que finalizó la campaña electoral. Si bien la relación entre el mandatario provincial y la Casa Rosada siempre fue de baja intensidad, el proceso electoral y los posicionamientos críticos de Hacemos por Córdoba respecto a la Naciòn, distanciaron aún más las posiciones. El gobierno provincial tendrá un bloque de tres en la cámara baja (Carlos Gutiérrez, Natalia de la Sota y el llaryorista Ignacio Garcìa Aresca) y recuperará luego de dos años la representación propia en cámara alta, con Vigo.

“Mantiene su compromiso de plantear, tanto en Diputados como en el Senado, la reducción gradual de los derechos a la exportación y su incorporación a cuenta de Ganancias”, señaló De Rademaker.

“Se imaginan cuántos kilómetros más de pavimentación haríamos en Córdoba si la Nación no nos metiera la mano en el bolsillo con este impuesto a las retenciones agropecuarias. Cuanto más progreso tendría Córdoba si no nos llevaran del Tesoro Nacional esta exorbitante cantidad de dinero”, sostuvo Schiaretti ayer en el acto de Rìo Segundo.  “Por eso, siempre pido que dejen de meternos las manos en el bolsillo a los cordobeses, que empiecen a bajar las retenciones y la pongan a cuenta del impuesto a las ganancias. Córdoba no debe bajar los brazos y debe continuar reclamando.

Nosotros somos una provincia que se distingue por la idiosincrasia, por tener espíritu progresista de trabajo y de siempre ir hacia el progreso”,  agregó.

El posicionamiento de Schiaretti es importante por su propio peso específico como gobernador de una provincia agropecuaria, más allá de que el resultado de las legislativas lesionó sus expectativas políticas, sino porque la semana que viene el ministro de Economía de la Nación, Martìn Guzman, presenta el plan plurianual de Alberto Fernández. El proyecto tiene que pasar por el Congreso, donde el oficialismo no tiene mayoría propia en ninguna de las dos cámaras, y ahí las miradas van a estar en cómo juegue peronismo de Córdoba.