Deuda: Llamosas alivia su carga (JpRC “alerta” por 2022)

El mes entrante se pagará la última cuota de la deuda en dólares que tomó el gobierno municipal en 2017. En el Palacio de Mójica esperan un diciembre “aliviado” para Llamosas pero desde el arco opositor insisten en remarcar que el Presupuesto 2022 dejaría abierta la puerta para tomar nueva deuda (en pesos o en dólares).

Por Julieta Fernández

Juan Manuel Llamosas y Pablo Benítez

El último mes del año traerá un alivio para el Ejecutivo Municipal que terminará de pagar la deuda que contrajo en 2017 por 14,8 millones de dólares. La primera minoría consideró que la creciente inestabilidad cambiaria de los años posteriores habría llevado a que dicho monto se quintuplicara. En la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante, el oficialismo (en soledad) aprobó el Presupuesto Municipal 2022 que fue tratado en primera lectura. Los bloques opositores no acompañaron la iniciativa y Juntos por Río Cuarto, entre sus argumentos, planteó que el proyecto en discusión dejaba abierta la puerta a la nueva toma de deuda. “Incluso en dólares, está explicitado de esa manera”, advertía un integrante de la bancada opositora.

Con “reperfilamientos” de por medio y negociaciones con los acreedores, el secretario de Economía, Pablo Antonetti, aseguraba (en enero del 2020) que dicha renegociación era “muy importante” para Río Cuarto y destacaba que había sido ponderada por los medios nacionales en su momento. En ese entonces, se había acordado con el 85% de los tenedores de bonos y se evitó un posible default. En su momento, el contador aseveró que se había llegado a un consenso con tasas de interés “por debajo de los valores del mercado”.

En el último debate legislativo, el concejal de JpRC, Pablo Benítez, levantó un cartel desde su banca con la leyenda “El club de los 1000 millones” y aseguró que, desde el 2017 al 2021 (año en que se termina de cumplir con el compromiso) los montos de dicho bono se habrían quintuplicado a raíz de la fuerte devaluación de los últimos cuatro años. A principios del 2018, el Municipio responsabilizó a la última gestión del gobierno de Juan Jure por la decisión adoptada apenas unos meses antes.

“Recibimos una deuda de 350 millones de pesos y un Municipio quebrado”, proclamaban desde la gestión de Llamosas y afirmaron que entre el 2011 y 2016 se produjeron 32 emisiones de letras. El titular de la cartera de Economía municipal había argumentado que tomar deuda en moneda extranjera resultaba “conveniente” para el Municipio en aquel momento, debido a que los intereses ascendían a 20 millones. “De haber tomado deuda en pesos, tendríamos intereses por 75 millones”, expresó Antonetti a los medios al responder las primeras críticas de la bancada opositora.

“El intendente no tiene ingresos en dólares”, advertían desde el recinto legislativo antes de que se apruebe la toma de deuda en moneda extranjera a fines del 2017. Aquel mensaje no pasó desapercibido para el oficialismo que se mostraba sorprendido de que los concejales de Cambiemos no confiaran en el rumbo económico del gobierno nacional de Mauricio Macri que llevaba su mismo signo político. “No tuvimos inconvenientes en plantear eso, independientemente de que Mauricio Macri gobernara en ese momento. Es sentido común. Si no tenés ingresos en dólares, no hay que tomar deuda dólares”, comentó un integrante de la primera minoría.

Abrir la puerta”

Uno de los aspectos cuestionados del Presupuesto 2022 del año entrante sería la posibilidad de que el Ejecutivo tome deuda (en pesos o en dólares). Según plantearon desde JpRC, uno de los apartados del Presupuesto contempla la posibilidad de que se tome deuda por 400 millones de pesos. “Es un monto que podría usarse o no. Se verá a finales del año próximo si efectivamente se hace uso. Pedimos que se revise”, expresó el concejal Benítez a Alfil.

El presupuesto destinado al pago de servicios de deuda disminuirá un 38% el año próximo tras el saneamiento de la “polémica” deuda que se tomó luego del primer año de gestión de Llamosas.

En la distribución del total del presupuesto del año que viene, lo destinado a deuda (ya con el saneamiento total de la deuda en moneda extranjera) ocuparía un 8% del programa económico previsto para el 2022. La oposición aseguró que serían aproximadamente 1100 millones de pesos que, el año próximo, se destinarán a pagar deuda ya contraída. Algunos de esos ítems contemplarían el pago de un compromiso asumido con el BID (para la financiación de obra pública) y la devolución del pago de deuda que tomó con la Provincia a mediados del 2020. Cabe recordar que el Panal asistió al Municipio en el pago de la deuda en dólares y la pesificó. De esta manera, Río Cuarto se comprometió a devolver esos fondos en 36 cuotas (con tasa reducida)