Carrió postuló a Negri en UCR y De Loredo le mostró la frontera

También Yacobitti cuestionó que la jefa de la Coalición Cívica-ARI opine sobre quién debe conducir el bloque radical en Diputados

Por Alejandro Moreno

Elisa Carrió festejaba que hace veinte años abandonó la UCR cuando el partido donde creció vivía una de sus mayores crisis, pero de todos modos no se privó el sábado pasado de sentenciar quién debe presidir el bloque de diputados nacionales del radicalismo. Lógico: hubo réplicas.
«Sepan lo que eligen en la presidencia de los bloques. Yo no me fui de un partido que tenía corruptos para venir a hablar con los hijos privilegiados de esos corruptos, que manejaron Medicina o la Franja (Morada) de Ciencias Económicas con la mayor corrupción que se conoce en la historia», disparó durante los festejos por las dos décadas de la formación de su espacio político, que se realizó en un club de polo de Open Door, en Luján.
Carrió reclamó “caras decentes” y, como era previsible, apoyó la reelección de Mario Negri en la presidencia de la bancada radical.
Negri cuenta con la mayoría de los diputados nacionales de la UCR, por lo que llegado el momento de una votación interna debería imponerse, aunque desde otro andarivel le cuestionan que permanezca en el cargo después de sufrir una amplia derrota en las PASO.
Su principal rival es el porteño Emiliano Yacobitti, quien cuenta con el respaldo de Enrique Nosiglia, Martín Lousteau y, por Córdoba, de Rodrigo de Loredo.
Precisamente De Loredo, aunque sin nombrar a la chaqueña, cuestionó el posicionamiento público de la principal sponsor política de Negri, por cruzar la frontera de un partido que hace veinte años no es el suyo.
“Respetar la vida interna de los partidos de la coalición nos aleja de los personalismos y nos vuelve más confiables y previsibles”, declaró el flamante diputado nacional electo.
“Es una enseñanza –continuó- que ya deberíamos haber tomado luego de nuestro paso por el gobierno. Así tendremos instituciones más fuertes”.
Además, sostuvo que “Juntos por el Cambio debe no solo ser más federal, sino también más horizontal en sus decisiones, atendiendo a la expresión ciudadana de noviembre, que optó por una renovación interna. Honremos el voto construyendo futuro”.
De Loredo siguió con sus manifestaciones la línea trazada por Yacobitti, justamente.

Yacobitti
El porteño había considerado que «actitudes como las de Carrió atentan contra la unidad y el crecimiento de Juntos por el Cambio», y calificó de «muy desafortunados» los dichos de la fundadora de la Coalición Cívica.
«Me cayeron mal las declaraciones de Carrió; tiene que opinar sobre su partido y no sobre la UCR. Espero que esto no rompa Juntos por el Cambio pero no voy a permitir que se hable mal de personas honestas», expresó Yacobitti en una entrevista con la radio online FutuRock.
Yacobitti ratificó su intención de «disputar» los cargos de conducción en los bloques y además planteó algunas críticas sobre «cómo funciona el bloque en la cámara de diputados».
Para Yacobitti, el bloque en Diputados «no puede ser que sea un club de amigos donde gana el que está hace más tiempo». «La presidencia del interbloque la tienen que decidir todos los diputados», agregó.
El diputado porteño destacó que lograron la «incorporación de figuras radicales» en todo el país en las elecciones legislativas, y que eso demuestra que «hay una demanda de la sociedad por una renovación de la política».
«Para nosotros porotear es un error; las cámaras tienen que funcionar de una forma horizontal para favorecer lo que votó la gente que es la ampliación y la renovación», opinó.
Yacobitti destacó que la unidad de la alianza Juntos por el Cambio es «esencial» para poder generar «una alternativa» al peronismo en las elecciones presidenciales del 2023.