Transporte: Listo el pliego, JpRC habla de “recortes”

El secretario de Servicios Públicos, Marcelo Bressán, presentó formalmente el pliego que convoca a licitación para el servicio de transporte urbano. La oposición habla de recortes en la cantidad de unidades respecto de las que había antes de la pandemia.

Por Roger Fabre

Tras presentar formalmente el pliego licitatorio, Marcelo Bressán dio su informe anual en el Concejo y fue interrogado al respecto por los concejales opositores

En una jornada intensa de muchas preguntas y pocas respuestas, Marcelo Bressan encabezó el difícil desafío de defender y argumentar el pliego que llevaría a licitación al servicio de transporte público de la ciudad. Cara a cara con los concejales de la oposición, se vivieron momentos tensos. Preguntas incomodas fueron las de los concejales que integran el bloque de Juntos por Rio Cuarto, mientras que el concejal de política abierta Pablo Carrizo, fue bastante más permisivo y comprensivo de la iniciativa presentada por el secretario de servicios públicos, consultando puntualmente sobre la posibilidad de que exista otro sistema sistema de transporte público, con unidades propias del municipio.
Como se ha mencionado en otras oportunidades, el importante resultado electoral que Juntos por el cambio ha obtenido en la provincia les otorga alguna que otra licencia más para plantear debates de carácter intensos y combativos hacia el oficialismo local. En el Concejo Deliberante se vivieron distintos ánimos. Por un lado, el bloque oficialista encargado de argumentar, justificar y acompañar toda iniciativa de los funcionarios municipales, con poca capacidad de repreguntar y por otro lado el bloque opositor que trabaja en descifrar todas y cada una de las “intenciones” del Ejecutivo. Por parte de la tercera fuerza, hay un juego entre líneas, que incomoda y molesta muy poco a las intenciones del gobierno de la ciudad.
En cuanto a la discusión del pliego, Marcelo Bressan brindó los ejes más importantes. Se podría decir, que en ese sentido se reconoció como la primera experiencia de estas características en la ciudad con respecto al transporte y los puntos concretos a favor que llevarían a un beneficio de los usuarios que utilicen el servicio.
La oposición enfocó las preguntas de dos maneras distintas. Por un lado, hicieron mención a las etapas procesales del pliego: cuestiones de forma, demoras en la presentación, si existieron multas destinadas a la empresa prestadora del servicio por incumplimientos y la disminución en la prestación del mismo, entre otras. Por otro lado, también se preguntó sobre el contenido del pliego: situación actual de la empresa, flota de colectivos, horarios y paradas, entre otras. Un punto central en la jornada fue cuando el concejal opositor, Marcos Curletto, consultó por una importante diferencia existente en la flota de vehículos. Tiempo atrás, la empresa comunicó que contaba con 90 unidades para utilizar en los recorridos pactados. El pliego en cuestión manifiesta que el servicio se cubrirá con un total de 60 unidades. Esta notoria diferencia llevó a que la oposición objetara y consultara si existe concretamente una disminución y reducción del servicio que presta la empresa.
El abanico de preguntas y cuestionamientos que recibió Marcelo Bressan fue bastante amplio. Con respecto a las preguntas direccionadas a los tiempos y formas del pliego, pudo responder con mayor exactitud. Aclaró que no se multó a la empresa por incumplir parte del contrato existente, despejó dudas sobre las demoras, haciendo alusión a la elaboración del pliego con distintas voces que aportaron al tema, entre otros aspectos técnicos.
Cuando las preguntas fueron más concretas, el secretario contestó con menor exactitud y mayor especulación. Se lo notó más tensionado. No brindó detalles sobre si existe una reducción de vehículos o por qué los puntos neurálgicos del transporte siguen estando focalizados en el microcentro de la ciudad. Tampoco precisó si se había tenido en cuenta la opinión de más profesionales del tema que estaban dispuestos a colaborar.
El concejal de Juntos por Río Cuarto, Gonzalo Parodi, aprovechó a su turno de “tomarse la licencia de especular” con que la ausencia del secretario Bressán (cuando le tocó brindar su informe hace un par de meses) no podía no tomarse como una “especulación” para cumplir con su compromiso cuando el pliego licitatorio estuviese listo. A lo que Bressán no esquivó y respondió: “Hubo una decisión plena de venir al Concejo a dar informe con el pliego ya presentado, por una cuestión de respeto hacia el cuerpo legislativo”.
Bressán buscó dejar en claro que la intención del gobierno sería “mejorar el transporte” a partir de cubrir más espacios, tener una mejor frecuencia que le permita a cada vecino no tener que caminar más de 5 cuadras hasta la parada de colectivo próxima, como así también innovar con la idea de un trasbordo céntrico y otro situado en Banda Norte por la importante demanda que genera la Universidad Nacional de Río Cuarto.