Señal anti PASO en HpC: derogan primarias en Alta Gracia

El intendente Marcos Torres avanza en la vuelta atrás de una ordenanza de 2019, que fue parte de un acuerdo entre el PJ y la UCR local. Faltan dos años para las elecciones municipales. A nivel provincial, el bloque radical presentó un proyecto de PASO que no provocó por ahora ninguna devolución del oficialismo.

Bettina Marengo

La ciudad de Alta Gracia dejará de tener PASO para elegir sus candidatos a cargos electivos, luego de dos años de vigencia de una ordenanza que en su momento tuvo el respaldo del entonces intendente Facundo Torres, hoy ministro de Gobierno de Juan Schiaretti, que ahora será derogada por la decisión política del actual intendente, Marcos Torres, hermano del anterior, en una movida que es toda una señal de Hacemos por Córdoba sobre si avanzarán o no las PASO a nivel provincial.

La iniciativa corrió por cuenta del bloque de concejales oficialistas de la ciudad del Tajamar, en el marco de un proyecto de reforma política más amplia, que incluye la representación por género del 50% y 50% entre varones y mujeres. Marcos Torres ya había tomado hace meses la decisión de avanzar en la derogación. El dato es que faltan dos años para las próximas elecciones comunales. Las Paso de Alta Gracia nacieron en 2019 tras un acuerdo entre el peronismo y Cambiemos, que a Facundo Torres le permitió obturar la interna del peronismo local y la estrategia de su opositor interno, el legislador Walter Saieg, dirigente histórico  del departamento Santa María que luego se acercó al Frente de Todos, de la mano de Carlos Caserio.  La negociación por las primarias terminó con el desplazamiento de Juan Saieg y de la concejala Daniela Ferrari del Concejo Deliberante, y con un planteo judicial que llegó al Tribunal Superior de Justicia.

Con esos antecedentes, y un PJ altagraciense intervenido (el intendente desplazó al Saieg legislador de la conducción), nadie cree que el actual jefe comunal haya dado el paso sin consultar con su hermano, el ministro político.  El fin de las primarias ya está en comisión y podría ser sancionada en sesiones extraordinarias o el año que viene, sin problemas, porque el oficialismo tiene cinco de los nueve miembros del Concejo Deliberante.

Aunque es un tema local, que según HpC tiene que ver con los costos de una elección PASO para el erario municipal, y la escasa cantidad de espacios políticos que utilizaron la herramienta, la decisión provocó lecturas respecto de la posición del Panal y de Schiaretti, a quien en última instancia reportan los Torres, sobre las primarias obligatorias en la provincia. Con todo, Alta Gracia no es la única ciudad con PASO. También las tiene Colonia Caroya, aunque no son de voto obligatorio, y Río Tercero.

No es un dato menor que el bloque de legisladores provinciales de Juntos UCR haya presentado en la Unicameral hace un par de días un proyecto de ley de reforma política que incluye la realización de las Paso en la provincia. Hasta ahora, desde el oficialismo provincial no hubo devolución ni reacción alguna, al menos pública, sobre este u otros proyectos para instaurar primarias en Córdoba como rigen a nivel nacional.

Lo que sí está claro para todo el sistema político es que a Juntos por el Cambio, las PASO de septiembre le permitieron organizar la oferta electoral y llegar a una lista costosamente unificada pero que a la postre puso a todos los sectores a trabajar por la boleta de Luis Juez-Rodrigo de Loredo. Eso es justamente es lo que el peronismo schiarettista buscará evitar para el turno provincial de 2023, tanto en relación a la oposición macrista como frente a un peronismo albertista/K que, desde el Frente de Todos, pretende tener juego en el PJ.  Hasta ahora, Schiaretti y el fallecido José Manuel de la Sota manejaron el PJ sin dar lugar a pujas domésticas emergentes, con excepción de la interna Martin Llaryora en 2013, pero tras más de dos décadas en el gobierno, una derrota en las legislativas recientes,  y la conformación de un peronismo no schiarettista, habrá que ver si el Panal puede mantener ese status quo.

En el caso de Alta Gracia, la vuelta atrás con las PASO que le despejaron el  camino al actual intendente tiene que ver con complicarle la interna a los radicales y Pro nucleados en Alta Gracia Crece, de cara a 2023, pero también impedir que el propio peronismo presente una lista opositora, de la mano por ejemplo del Frente de Todos. El resultado de las elecciones del  14 de noviembre, con derrota local de HpC, también es parte del contexto.

El proyecto radical tomó estado parlamentario ayer. Si bien no es el caso de Juez, en el radicalismo hay interés en  repetir la gimnasia PASO para elegir los  candidatos provinciales en dos años e incluso en ese marco, surgió el rumor de un “pacto” para canjear apoyo a la ley de las Paso por votos para postergar un período más la prohibición del tercer mandato consecutivo para los intendfentes del interior, muchos de ellos de la UCR.

La iniciativa radical, que tuvo a Dante Rossi como presentador, busca modificar la ley 9572 (Régimen Jurídico de los Partidos Políticos), incorporando en el texto el siguiente articulado. “Elecciones Internas para cargos públicos electivos. Los Partidos políticos, alianzas y confederaciones seleccionarán sus candidatos a cargos públicos electivos provinciales, a través de la realización de elecciones internas, las cuales se celebrarán de manera simultánea en el territorio provincial, en un solo acto electivo a través del voto secreto”. Según la propuesta, las internas partidarias deberían celebrarse en un plazo no menor a sesenta  días de la realización de elecciones generales.