Concejo post elecciones: habrá un mono bloque más

El reemplazo de Rodrigo de Loredo, Lucas Balian, no se unirá a Esteban Bria de Evolución. Vamos Córdoba será el nombre con el que se identificará el exjefe de concejales radicales durante la administración de Ramón Mestre.

Por Yanina Passero

Mientras cada uno de los dirigentes de Juntos por el Cambio repite que la unidad legislativa es el objetivo de trabajo inmediato, sus acciones dicen lo contrario. Estos movimientos revelan una verdad de Perogrullo con respecto a la dinámica de la alianza. Después de varias experiencias -y raspones profundos como las elecciones de mayo de 2019- demostraron su alta efectividad en las urnas al trabajar todos unidos, pese a las divisiones y afrentas del pasado no tan lejano. Quedó claro que los cambiemitas son una coalición electoral a la que le falta mucho para coincidir en un proyecto político serio en el plano provincial o municipal.

En el Concejo Deliberante el ejemplo en nítido. El contundente apoyo que recibió Rodrigo de Loredo de todos los núcleos radicales luego de imponerse a la boleta liderada por Mario Negri y Gustavo Santos en las PASO, no tendrá su correlato en el recinto de Pasaje Comercio.

Las elecciones legislativas y la reconfiguración de los puestos de poder profundizan la atomización. De Loredo partirá rumbo al Congreso de la Nación y los dos años que deja a cuenta serán completados por Lucas Balian.

El exjefe de concejales radicales durante la gestión de Ramón Javier Mestre no integrará el bloque Evolución, con Esteban Bria, sino que formará un mono bloque al que denominará Vamos Córdoba.

De esta manera, Juntos por el Cambio estará expresado por la bancada de la UCR, a cargo de Alfredo Sapp; por Córdoba Cambia, cuyo responsable es Juan Negri; la menguada Evolución y el recién llegado que integra el núcleo Consenso de Javier Bee Sellares.

Como se observa, la decisión de mantener un juego propio se explica cuando se pone en juego los nombres.

El exsecretario de Gobierno municipal se unió a De Loredo para pelear la interna radical. Los sumandos -por Sumar- hicieron un buen papel pero no pudieron contra la alianza de Mestre y Negri. Pese a esto, el ahora diputado electo planteó que la puja por el liderazgo partidario continuaría en las primarias legislativas, aunque decidió jugar sin el respaldo del propio núcleo que había construido con dirigentes con nombre propio.

Bee Sellares, en sociedad con otros partidos pequeños de Juntos por el Cambio, creó la marca Vamos Córdoba y con ella buscó pasar el filtro del domingo 12 de septiembre. No lo logró.

Sin embargo, en la silla vacía que deja De Loredo encuentran la oportunidad de darle visibilidad a un trabajo interno que está por cumplir dos años. Vamos Córdoba pretende ser una apuesta también provincial porque tiene presencia en la ciudad y en 12 de departamentos: Río Cuarto, Totoral, San Javier, Tercero Arriba, entre otros.

Este proyecto es una de las razones que impulsan a Balian a mantener su independencia, aunque también debe mencionarse los liderazgos en los que se referencias. Vamos Córdoba trabaja abiertamente para el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; mientras que De Loredo mantiene lazos estrechos con el economista Martín Lousteau.

Jaime, apela

Si bien las autoridades del Concejo consultadas por este medio aseguran que Balian debe reemplazar en el concejo, la mestrista Mariana Jaime prepara su descargo. Lo hará después de la proclamación de candidatos electos al asegurar que el artículo 30 del Código Electoral Municipal viola el principio de paridad consagrado por la ordenanza de paridad de género 12.874, sancionada en diciembre de 2018.

Cabe recodar que la paridad alcanzaba a la lista, pero no a las fórmulas municipales. Jaime pretende que ahora se restablezca el equilibrio que no se pudo con el ingreso de De Loredo y Sapp al recinto luego de haber perdido la elección municipal de 2019.