FDT: reuniones con intendentes, cierres e incógnitas

Bettina Marengo

El Frente de Todos finaliza el año electoral con reuniones encabezadas por los distintos referentes del espacio, en el marco del mandato nacional de fortalecer el espacio del peronismo no schiarettista, por fuera del “partido cordobés” que propulsa el gobernador Juan Schiaretti.

El fin de semana largo, Martin Gill, diputado nacional electo en el 14 de noviembre, reunió a un grupo de intendentes que le responden de los departamentos de Unión, Marcos Juárez y San Martín, con la idea de llevar al actual secretario de Obras Públicas de la Nación a “lo más alto que se pueda” en la provincia. En términos políticos,  eso significa una candidatura a gobernador en 2023. En el medio, se cocina la reunión provincial de intendentes de donde saldría un bloque propio del FdT en la mesa Provincia-municipios, tal como adelantó ayer Alfil.  Gill tiene por delante una copa amarga. Debe resolver su situación como intendente de Villa María porque en poco más de un mes se le vence la tercera licencia que pidió para trabajar en el gobierno de Alberto Fernández y depende de los votos de su adversario local, el ministro provincial Eduardo Accastello, para renovar el permiso en el Concejo Deliberante de la ciudad.

La diputada Gabriela Estevez reunirá a su tropa y a los partidos del Frente de Todos en el Instituto Patria, en una juntada que se realizaría en estos días con la camporista como anfitriona. Además de cerrar el proceso electoral y evaluar resultados, la dirigente busca delimitar lo suyo dentro del FdT, de cara a lo que se viene para el año próximo: mayor institucionalización del frente en Córdoba.

Carlos Caserio estuvo ayer en la Casa Rosada para reunirse con un atareadísimo Alberto Fernández. El hombre de Punilla finaliza su mandato como senador nacional en diciembre y en el FdT todos dan por sentado que el jefe de Estado le ofrecerá un lugar en el gobierno nacional, dado que no retuvo la banca en la cámara alta.  Su paso por Balcarce 50 habría tenido que ver con eso. Cerca del excandidato a senador volvieron a reflotar la posibilidad de que se convierta en ministro de Transporte de la Nación, un lugar para el que ya sonó en 2019, y que finalmente fue para un hombre de Sergio Massa, el fallecido Mario Meoni, reemplazado por otro dirigente del Frente Renovador, Alexis Guerrera. Caserio finalmente encabezó la comisión de Presupuesto del Senado, desde donde hizo una buena relación con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

En cuanto a Pablo Carro, el diputado depende de un juego de dominó para quedarse en la cámara baja. Su banca vence en diciembre y sería el reemplazante de Gill si el villamariense no asume, ya sea para quedarse en Obras Públicas o para regresar a la Intendencia de Villa María. En este caso se aplicaría literalmente la ley de Equidad de Género: mujer  se reemplaza por mujer  y varón por varón. Pero algunas versiones indican que la caserista Olga Riutort, que fue segunda en la lista de Diputados, podría asumir si Gill renuncia antes de ser proclamado por la Justicia Electoral, algo que sucedería hoy o mañana. En este caso, podría darse una interpretación distinta de la ley de Equidad de Género, que aplica cuando una fuerza política ganó un solo lugar en la cámara.  Si la actual concejala se queda con la banca, habrá que leer el cambio como un gesto político para Caserio y su gente.

Kirchneristas “soberanos”

Fuera de la conducción del FdT cordobés hubo algunos movimientos también. La dirigencia del Consejo de Organizaciones de Unidad Ciudadana (COUC) presentó su adhesión al espacio político “Soberanxs” que recientemente lanzaron la ex embajadora Alicia Castro, el ex vicegobernador de Buenos Aires, Gabriel Mariotto y el ex vicepresidente Amado Boudou, entre otros. “Entendemos que esta iniciativa, contiene y da respuesta a la demanda de la militancia de todo el país que reclama espacios de participación democráticos y debate político que sustente los principios elementales del proyecto nacional y popular”, señaló el COUC, un espacio que nuclea a organizaciones militantes de Capital y de localidades de la provincia.

La adhesión de los cordobeses se leyó en el acto de presentación de Soberanxs, que se realizó el sábado en el Centro Cultural Mugica del barrio porteño de San Telmo.  La idea de los referentes locales, Tri Heredia, Zaida Charafedin y Luis Aubrit es avanzar en una articulación local con el nuevo espacio frentetodista. “Hemos recibido consultas de militantes K por fuera de nuestra organización, lo cual indica que hay interés en Córdoba por el  espacio Soberanxs”, señalaron a este diario.