La Ucedé, afuera del mapa de partidos de Córdoba

Como consecuencia de su salida de Juntos por el Cambio en 2019 y de ilusionarse con la primavera liberal porteña, el partido que fue un semillero de cuadros políticos en la provincia quedará sin personería política e inhabilitado para competir en 2023 y2025.

Por Yanina Passero

Nadie podrá dudar de los réditos electorales que el kirchnerismo y la alianza Juntos por el Cambio han sacado con la “grieta” a lo largo de los últimos procesos electorales. Era previsible en ese escenario de polarización que espacios políticos con trayectorias o referentes consolidados quedaran al medio, observando cómo los votos saltaban la tercera vía.

Algunos lograron capitalizar sus posibilidades o captar con banderas tan antiguas como las del liberalismo a los segmentos juveniles del país, como el economista Javier Milei, de La Libertad Avanza, en ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En Córdoba, ese escenario descripto es aún más complejo por el antikirchnerismo dominante. El Frente de Todos logró sólo 205 mil votos contra el millón que cosechó la alianza representada por Luis Juez y Rodrigo de Loredo. La potente Hacemos por Córdoba quedó rezagada, 30 puntos por detrás de la amalgama radical, macrista, cívica y juecista. Se llevó puesto los objetivos de un elector indiscutido como el gobernador Juan Schiaretti, pero también de otros partidos tradicionales de Córdoba y que han pivoteado entre distintas alianzas para sobrevivir.

Tal es el caso de la histórica Ucedé que logró sentar en la Municipalidad de Córdoba a Germán Kammerath y funcionó como un semillero de dirigentes que, precisamente, fueron claves para el peronismo; el armado del PRO en Córdoba y el sueño presidencial de Mauricio Macri. Alejados de las filas del espacio fundado por Álvaro Alsogaray, hoy ocupan puestos claves en el Congreso de la Nación, la Legislatura provincial o concejos deliberantes.

Lo cierto es que los dirigentes ucedeístas cordobeses que buscaron refugio en el PRO, con motivo de la elecciones provinciales de mayo de 2019, decidieron presentar su propia oferta con Carlos Bianco a la cabeza y para las elecciones nacionales apoyaron la aventura presidencial de José Luis Espert.

La última vez que el sello compitió con fórmula propia fue en 1995 con Roberto Cornet como candidato a gobernador y Guillermo Capdevilla como su compañero de fórmula. En 2003, volverían a probar suerte pero en una sumatoria de partidos que propuso al actual presidente provisional de la Legislatura, Oscar González y el ucedeísta Rodrigo Agrelo, actualmente integrante del partido de Aurelio García Elorrio, Encuentro Vecinal.

Para este turno electoral continuaron con el “rancho aparte” de JPC, aunque retomaron la táctica frentista al sumarse a La Libertad Avanza. El presidente de la Ucedé, Rubén Petteta, fue el cabeza de lista para el tramo de diputados del espacio que se referenciaba con el liberal Milei a nivel nacional pero desconocidos por este.

No alcanzaron los esfuerzos para mostrarse como los candidatos del atractivo economista que fue la sorpresa en la Ciudad de Buenos Aires al quedar como la tercera fuerza más votada en el distrito y sacar más puntos de diferencia en relación a las PASO en los barrios más pobres. La consecuencia de la autonomía de 2019 y de ilusionarse con un revival liberal en Córdoba en los mismos términos de CABA, deja a la Ucedé sin personería política en Córdoba e inhabilitada para competir en 2023 y2025 en la provincia.

La condena con prisión efectiva a uno de sus máximos exponentes en el marco de la causa iniciada por Juez conocida como “Radioaviso” y el primer paso hacia la extinción del sello configura un año difícil de olvidar para sus actuales integrantes y, probablemente, para varios dirigentes políticos con plena vigencia en la actualidad que se iniciaron o crecieron políticamente ahí como Javier Pretto, Soher el Sukaria o Laura Rodríguez Machado, por citar un puñado de ejemplos.

Cabe recordar que la ley orgánica de los partidos políticos, en su artículo 49, plantea como causas de la caducidad del sello, entre otras, no alcanzar en dos elecciones nacionales sucesivas el 2% del padrón electoral del distrito que corresponda.

En concreto, La Libertad Avanza logró 2,27%, pero de los votos positivos. De todas maneras, fuentes dela Ucedé reconocieron que apelarán la medida porque entienden que la participación bajó por la pandemia.

Como sea, la única fuerza liberal que queda en carrera en la provincia está representada por el Partido Libertario de Agustín Spaccesi, también referenciado con Milei a nivel nacional. Este espacio compitió en la PASO en el Frente Unión Popular Federal y ganaron la bizarra interna entre liberales, médicos, excomisarios, locutores de cooperativas y el exintendente Daniel Giacomino, entre otros. Lo cierto es que sus exponentes apenas juntaron el 0,83% de los votos el domingo pasado, pero quedan en competencia porque lograron recuperar la personería política en 2019, luego del trámite burocrático, la reconducción partidaria exigida y el pago de la multa.

Como se evidencia, el liberalismo ha logrado captar la atención en este turno y es objeto del plan de seducción de referentes como el expresidente Mauricio Macri o la jefa del PRO, Patricia Bullrich. Sin embargo, Córdoba va a contrapelo de las “tendencias”. El Partido Libertario es el único que queda en carrera aunque demostró con su cosecha que es una expresión testimonial, aunque más consolidada que el conservador Partido Demócrata de Córdoba, actualmente intervenido; o el Partido Liberal Republicano, dentro de JPC.