Condena a Kammerath: un triunfo del Suoem contra la ciudad

¿Quién fue el autor intelectual y político de la demanda? Claramente el sindicato, directo perjudicado por el seguimiento satelital de los 150 vehículos que adquirió la gestión del riojano para reequipar la desmantelada flota de, principalmente, automóviles, ambulancias y maquinarias viales, a través de la empresa Radioaviso.

Por Gabriel Osman

KammerathPara que saquen conclusiones útiles las actuales y futuras autoridades municipales de Córdoba: la causa de Radioaviso, por la cual la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la condena de prisión efectiva (3 años y 6 meses) del ex intendente Germán Kammerath, fue en beneficio del Suoem, el verdadero autor de la denuncia, vehiculizada a través del sucesor en el cargo del riojano, Luis Juez.

Tratándose de la Corte Suprema, siempre es razonable interponer un principio de sospecha en sus decisiones: Juez ya es virtualmente senador nacional electo por Córdoba; sólo falta el trámite formal de las legislativas del 14 de noviembre. Luego de su asunción el 10 de diciembre, el ex intendente estará sentado en la banca de un cuerpo que observa con atención las resoluciones de un tribunal que columpia mirando y adecuando su postura al poder de turno y sus avatares.

La fecha de confirmación de la condena no aterrizó a Luis Juez en un momento político oportuno: es conocida la amistad de Kammerath con Mauricio Macri, aún alma tutelar de la alianza que él integra. De allí las declaraciones muy medidas en un dirigente que le encanta tocar forte cuando los otros tocan piano. Alcanza solo recordar que, con el visto bueno de Kammerath, la Ucedé le cedió su céntrico local de calle Deán Funes al 200 para que realizara encuentros la entente PRO-UCR-FC. Un sapo que supo tragarse el dirigente que hoy purga condena en Bouwer.

La denuncia gerenciada por Luis Juez fue presentada en noviembre de 1999, un mes antes de que asumiera. Poco o nada poco podía saber lo que había sucedido durante los cuatro años de Kammerath en el municipio, máxime teniendo en cuenta que se negó a integrar una comisión bipartita antes del traspaso del poder. ¿Quién fue entonces el autor intelectual y político de la demanda? Claramente el sindicato, directo perjudicado por el seguimiento satelital –a través de la empresa Radioaviso- de los 150 vehículos que adquirió la gestión del riojano para reequipar la desmantelada flota de, principalmente, automóviles, ambulancias y maquinarias viales.

Kammerath, un mal intendente, razonó así para reequipar la flota y dársela a los municipales: tengo 600 choferes y casi ningún vehículo, ¿qué hago? La respuesta tratándose de quiénes los iban a manejar era seguir alquilando vehículos y reciclar a los choferes asignándole otras responsabilidades. La respuesta fue naif: compro vehículos.

Los vehículos, una vez integrados (la raída flota fue entregada utilizando un sistema que había impulsado Carlos Menem y que se llamó “Plan Canje”), comenzaron a ser detectados en lugares remotos: Catamarca y Cosquín, entre otros lares, aunque siempre existió la sospecha de que las maquinarias eran alquiladas por los municipales para trabajos privados. Lo de las ambulancias para el servicio de emergencia 107 fue más sencillo de detectar el “desplazamiento”: debían estar ubicadas en distintos CPC cerca de accesos a Córdoba, lugares de accidentes viales, pero al mediodía o a las 20 se concentraban en el Hospital de Urgencias donde los muchachos iban a comer pizas u otros entremeses.

Un párrafo aparte merece el ataque de productividad que tuvo en su último día en el cargo la vocal Elena Highton de Nolasco. Luego de conectarse con la plataforma digital de Talcahuano 550 (sede de la Corte), Highton analizó y rubricó 319 sentencias, entre ellas la de Kammerath.

¿Cómo alguien puede tan solo leer 319 sentencias en un día? Materialmente Imposible. ¿Analizan? ¿Dictaminan? ¿O solo observan las coordenadas del poder político y sus vaivenes? Téngase en cuenta que la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, con nueve miembros, resuelve en promedio 76 casos por año (fuente: The Encyclopedia of American Politics).

Un dato más sobre la diligente y súper productiva magistrada. En su último día también se habría ocupado en atender la suerte de su hija Elenita Nolasco, que trabaja de secretaria en la Corte Suprema y que deberá estar de feria entre el 24 de diciembre y el 31 de enero próximos.