Suoem: empieza el armado de la lista Verde, ¿con apoyo de la gestión?

Obligado a normalizar el sindicato antes de que promedie el 2022, Rubén Daniele estaría cerca de conseguir que Ariel Quiñone se sume a su lista. En paralelo, ha iniciado el proceso para llevar a planta permanente a cientos de contratados, algo que de suceder antes de las elecciones significaría un enorme espaldarazo para la lista del oficialismo gremial.

Por Felipe Osman

A casi dos meses de caída la resolución 133/21 del Ministerio de Trabajo de la Nación, que prorrogaba el mandato de las conducciones gremiales que hubieran vencido durante la vigencia de las restricciones sanitarias, aún no hay fecha cierta para las elecciones del Suoem.
De hecho, propios y extraños ya han preguntado por el asunto. En el caso de los primeros, con la expectativa de ocupar mejores espacios en el armado de la lista Verde si los comicios se llevaran a cabo antes de que Rubén Daniele quede plenamente rehabilitado por la Justicia para competir por la Secretaría General. Y en el caso de los segundos (a saber, la agrupación Unión, Dignidad y Trabajo, liderada por Aldo Cabello), con la intención de evitar que dicha rehabilitación llegue a tiempo.
Sin embargo el cacique de los municipales ha demostrado que su capacidad de procrastinar el reordenamiento del Suoem es amplia, y ha rechazado los cuestionamientos sin siquiera dar una fecha tentativa para la realización de esos comicios, que probablemente lleguen entre marzo y abril del año próximo.
El asunto es que hay muchas dudas y pocas certezas respecto de cómo se reconfigurará una lista Verde diezmada por las jubilaciones y pasividades anticipadas, así como por algunas renuncias y la implosión de la Agrupación Radical, otrora columna vertebral del armado liderado por Daniele.
Si se tiene en cuenta sólo este espacio interno del oficialismo gremial, se cuentan cinco bajas de dirigentes que desde antaño supieron ocupar puestos de importancia dentro de la lista: cuatro por jubilaciones o pasividades anticipadas (Raúl Díaz, secretario Gremial; Mario Fonseca, secretario de Finanzas; Héctor “Nacho” Cedrón, secretario Legal; y Margarita Tizeira, secretaria Gremial de las Áreas Administrativas) y una renuncia (Damián Bizzi, secretario de Prensa).
Cuando a ésta sangría se suma un presente en franco declive, cabe preguntarse cómo se las ingeniará Daniele para reconstruir una lista Verde que repita las arrolladores performances electorales del pasado.
No hay certezas a tales respectos, pero si hay indicios y versiones recurrentes de quienes aseguran conocer los próximos movimientos de Daniele.
Una de ellas es que el líder -ahora oculto tras el interinato de Beatríz Biolatto, pero siempre a cargo de la conducción- se propone construir una lista que absorba a buena parte de la oposición, y para eso tendría conversaciones bien avanzadas con Ariel Quiñone, quien supiera liderar la lista Naranja, principal “challenger” que ha tenido la lista Verde a lo largo de los últimos 20 años.
Esto representa un problema mayúsculo para Daniel “Chiquito” Fernández, hoy secretario Adjunto del gremio, que siempre ha resistido la llegada de Quiñone. No es el único. Tal vez ni siquiera el más serio. Biolatto tampoco comulga con el número 2 ungido por Daniele en la previa de las últimas elecciones internas, y a lo largo de los casi cuatro años han tenido varios encontronazos.
Sin embargo, el espaldarazo más importante para la lista Verde podría llegar desde el mismísimo Ejecutivo Municipal.
Desde hace algunos días, cientos de contratados han empezado a recibir, a través del sistema informático del municipio, solicitudes para que ratifiquen los datos personales que declararon cuando inició su vínculo contractual con el Palacio 6 de Julio. Se trata del primer paso, en términos administrativos, para conceder el pase a planta de estos agentes, que entraron durante la gestión de Ramón Mestre y que, en muchos casos, ocupan mandos medios de manera interina en los que quedarían definitivamente instalados a partir de su desembarco en los planteles estables de la Municipalidad.
El número de pases a planta sería cercano al millar, y todos se consolidarían antes de las elecciones del Suoem. Si esto terminara verificándose en los hechos, nadie habría hecho más que el Ejecutivo por el triunfo de la lista Verde. Lo que no implica, indefectiblemente, el regreso de Daniele. Ese capítulo sigue en manos de la Justicia.