Panal le bajó el precio a reunión con AF y rechaza acuerdo

Bettina Marengo

El Panal le bajó el precio a la reunión de gobernadores que convocó ayer el Gobierno nacional para avanzar en la instrumentación de los acuerdos de precios en los distintos distritos, y Córdoba fue la única provincia que sentó (virtualmente) a un funcionario de nivel secretario. El comisionado por el gobierno de Juan Schiaretti fue el secretario de Comercio, Juan Pablo Inglese, integrante del Ministerio de Industria y Comercio que conduce Eduardo Accastello. Desde esa cartera manifestaron que la Provincia no firmó el acuerdo de precios y monitoreo que propuso el gobierno nacional y que sí firmaron la veintena de gobernadores que respondieron al llamado de la Rosada.

Para la Provincia, la Resolución 1050 de la Secretaría de Comercio Interior es “una decisión a nivel nacional donde nosotros no hemos participado en la formulación del programa donde están determinados los productos y precios”. No obstante, señaló el escueto comunicado oficial, la Secretaría de Comercio local “hará las evaluaciones correspondientes  para determinar junto a las partes intervinientes si existe la factibilidad de su aplicación”.

El encuentro presencial/virtual se realizó ayer en la sede del gobierno nacional con la presencia del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro. El objetivo del oficialismo nacional fue lograr apoyo de los gobernadores en la jugada de riesgo de la Resolución 1050 destinada a frenar la inflación.

Participaron en forma presencial o virtual unos veinte gobernadores, un vicegobernador y un ministro de Hacienda. Desde Presidencia inicialmente informaron que de Córdoba también estaría Osvaldo Giordano, el ministro de Finanzas, pero el funcionario se encargó de desmentir su presencia este diario. “Nos dijeron que tenía la agenda estallada”, precisaron luego desde las oficinas del Ministerio de Interior. A diferencia de otras oportunidades en las que Schiaretti eligió no estar, pero a la vez estar, en algún evento nacional, esta vez no delegó la tarea en su vice Manuel Calvo.

Con esta decisión, el gobernador vuelve a tomar distancia, incluso más que otros gobernadores opositores, del gobierno de Alberto Fernández en el marco de una campaña de diferenciación absoluta con el Frente de Todos. Una distancia que se agrandará a medida que las encuestas electorales le indiquen que en Córdoba “todos quieren votar contra Cristina” en noviembre, como le dijo a este diario un dirigente peronista que está dentro del armado electoral. Cuando llegó a ese diagnóstico sobre el electorado, el Panal rumbeó todos los cañones hacia la vicepresidenta y su entorno de poder, lo que incluye a AF: el antiporteñismo solo no alcanza.

Por eso, si bien el gobernador está en las antípodas de la iniciativa de la Secretaría de Comercio que conduce Roberto Feletti que congela el precio de 1400 productos alimenticios y de limpieza hasta el 7 de enero próximo, no fue estrictamente el manual de Economía lo que lo distanció de la cita de ayer en la Rosada.

De hecho, el director de Defensa del Consumidor de Córdoba, Daniel Mousist, también de la cartera de Accastello, se reunió el lunes en Buenos Aires con Felleti y la subsecretaria Deborah Giorgi.

En cualquier caso, la decisión es no dar ni un resquicio de respaldo político a AF para que no se le impute internamente en una campaña donde Hacemos por Córdoba exprime su aparato para sostener, ante el avance de Juntos por el Cambio, la tercera banca de Diputados que pone en juego.

También es una señal de diferenciación el haber habilitado, acuerdo mediante con la oposición, el tratamiento en la Legislatura del proyecto de Ficha Limpia, autoría del radical Marcelo Cossar. El visto bueno a la iniciativa se dio luego de que el FdT rechazara tratar una similar en el Congreso de la Nación. Un tema a facturar con el “voto enojado” y “voto antipolitica”, aunque la ley salga luego de la elecciones porque el  tratamiento en comisión empezará el 16 de noviembre.

Con respecto al monitoreo de precios, desde Comercio de la Provincia nunca hubo intención de sancionar a los comercios que no cumplan con el congelamiento. En este punto hay que recordar que las cámaras del sector son aliadas del Panal. En esa línea, la Provincia tampoco habría comprometido a los intendentes propios en esta tarea.

Presencias y ausencias

Los mandatarios que asistieron en presencia fueron Axel Kicillof (Buenos Aires), Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gildo Insfran (Formosa), Sergio Ziliotto (La Pampa), Ricardo Quintela (La Rioja), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), y Osvaldo Jaldo (Tucumán).. En forma virtual acompañaron Jorge Capitanich (Chaco), Mariano Arcioni (Chubut), Gustavo Valdés (Corrientes), Gerardo Morales (Jujuy), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Omar Gutierrez (Neuquén), Arabela Carreras (Río Negro) Gustavo Sanz (Salta), Omar Perotti (Santa Fe), Gustavo Mellela (Tierra del Fuego), el vicegobernador de San Juan, Guillermo Gattoni  ministro de Hacienda, Eloy Horcajo. y el mencionado Inglese. Horacio Rodríguez Larreta y Rodolfo Suárez no asistieron. El porteño “manifestó interés pero tenía un problema de agenda”, según indicó Silvina Batakis, secretaria de Provincias del Ministerio de Hacienda, y el mendocino se ausentó con aviso por un tema de salud.