JPC convierte en acto político capítulo judicial de Macri

Gustavo Santos afirmó que el expresidente eligió no tener fueros y Mario Negri denunció que el pedido de indagatoria busca perjudicar la campaña. Patricia Bullrich, de rival interna a promotora de la plaza pública en apoyo al cofundador de la alianza.

Por Yanina Passero

El inicio del derrotero judicial Mauricio Macri se vivirá hoy como un acto político. Dirigentes de Juntos por el Cambio de primera y segunda línea, militantes y simpatizantes, se reunirán en las inmediaciones del juzgado federal de primera instancia de Dolores, para brindar su respaldo al expresidente, quien prestará declaración indagatoria como acusado de haber promovido un espionaje a los familiares de los tripulantes del submarino Ara San Juan, hundido en 2017, durante su gestión al frente del Poder Ejecutivo.

En Córdoba, el candidato de Macri, Gustavo Santos, fue el primero en anticipar su presencia en la plaza. Incluso, se desmarcó de las declaraciones de Luis Juez -quien había pedido a Macri que comparezca- al enmarcar la causa en una operación política del kirchnerismo. “A ellos, los multiprocesados, los impulsa la bronca y el revanchismo. Pero nosotros somos diferentes y tenemos otros valores. Por eso Mauricio no se refugió en una banca para tener fueros y siempre estará ajustado a derecho en todas las instancias que correspondan”, diferenció su exministro de Turismo.

Ayer, otra referente del cofundador de Cambiemos, la diputada Soher El Sukaria, se expresó en sus redes: “Desde Córdoba te bancamos, te apoyamos y te esperamos”. Un día después de la indagatoria, Macri participará de una disertación en la Bolsa de Comercio y recorrerá Río Tercero y Marcos Juárez con los candidatos a diputados y senadores por la provincia.

Su rival interna, Patricia Bullrich, esta vez, no quiso desentonar y su apoyo a Macri tomó ribetes militantes propios de épocas en donde la “comandante” se deshacía en elogios para su referente. Como muestra de esto, suspendió su gira por San Francisco y ciudades de la vecina Santa Fe, pautadas para hoy, con el objetivo de participar del “plazazo” cambiemita mientras dure la indagatoria a Macri. Además, pidió a la senadora Laura Rodríguez Machado y al presidente del PRO local, Javier Pretto, que la acompañen en ese momento.

Otro de los referentes de la entente cordobesa que se expresó fue el radical Mario Negri. “Quienes se rasgan las vestiduras denunciando «lawfare» ahora impulsan desde el poder el llamado a indagatoria de Mauricio Macri. El cual tiene como único fin lograr una foto perjudicial para el principal espacio opositor a pocos días de las elecciones. Es todo demasiado obvio, pero no deja de ser extremadamente preocupante”, planteó la oportunidad electoral de la acción. Y agregó: “El juez Bava se ha prestado a satisfacer los deseos del kirchnerismo. Esta convocatoria al expresidente Macri no está debidamente justificada. No obstante, lo irregular de la situación y la aviesa intencionalidad que hay detrás, Macri responderá este jueves 28 de octubre ante la Justicia. Expreso mi solidaridad con el expresidente”.

Es curioso que desde la Coalición Cívica Ari no se hayan expresado. Este medio pudo conocer que la convocatoria a la plaza de Dolores generó rechazo en los lilitos, precisamente por las similitudes con los pasos de Cristina Fernández por barandillas.

Los detalles

Macri está citado para las 12, donde lo espera el magistrado subrogante Martín Bava, quien ayer fue ratificado al frente de la investigación por la Cámara Federal de Mar del Plata. El tribunal de apelaciones rechazó, a horas de la indagatoria, la recusación con la cual la defensa de Macri pretendía correr de la causa al juez que el 1 de octubre dispuso que se lo convocara a dar explicaciones por el supuesto espionaje.

Los jueces Eduardo Jiménez, Osvaldo Tazza y Rafael Julián le indicaron al juez Bava que en sus próximos pronunciamientos guarde un estilo más mesurado que en los anteriores, pero entendieron que no hay motivos para acceder a la recusación solicitada.

El propio Macri confirmó días atrás durante su visita a la provincia de Santiago del Estero que se presentará a la indagatoria, luego de que el juez Bava lo convocara por tercera vez, bajo apercibimiento de declararlo en rebeldía y ordenar su detención a fines de que comparezca a declarar si es que vuelve a ausentarse.

Será la primera indagatoria que afronte el expresidente Macri desde que dejó la Casa Rosada, aunque no la primera de su vida, dado que ya debió responder ante la Justicia en otras causas como la del supuesto espionaje a Sergio Burstein, familiar de una víctima del atentado a la AMIA.

Macri está imputado desde hace más de un año por supuestas maniobras de espionaje ilegal que, de acuerdo con la investigación judicial, habrían tenido por objetivo monitorear las actividades de las organizaciones de familiares de las víctimas del hundimiento del submarino San Juan «desde la perspectiva de la afectación a la imagen de la gestión de gobierno».