Sin importaciones, no hay despegue de exportaciones

Los países más exportadores del mundo son, a la vez, los más importadores. Por lo que no son una cosa sin la otra. El listado de la Organización Mundial de Comercio (OMC) muestra esa configuración.

Otra vez en Argentina se discuten las importaciones. La llamada restricción cambiaria -que no es tal, porque Argentina es un país plagado de dólares, solo que ellos están fuera del sistema por errores de políticas públicas y por un desincentivador marco institucional o regulativo- vuelven a poner a las importaciones bajo estricta administración.

Por el contrario, desde el Gobierno presentan planes para “favorecer exportaciones” pero la necesidad de “dólares” en los regímenes oficiales deja en claro que si no se puede importar para producir será difícil ampliar la colocación nacional afuera. “No hay exportaciones sin importaciones”, define Marcelo Elizondo, consultor internacional y titular de DNI.

Una primera advertencia al efecto surge de constatar qué países son los más exportadores del mundo. Y ello lleva a corroborar que -a la vez- ellos son los más importadores. Por lo que no son una cosa sin la otra. El listado de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de los principales países exportadores y de los principales países importadores lo muestra.

La simple comparación entre el lugar en el que se encuentra un país como exportador y el que tiene como importador en el ranking global permite concluir que para exportar más hay que importar mucho. Más aun, es prudente comparar la lista de países exportadores e importadores de bienes con el equivalente de exportadores e importadores de servicios porque ello permite advertir que -en líneas generales- los mejor colocados en los rankings son en ambas los mismos.

Y que algunos peor posicionados en alguna de las dos están mejor en otra compensándose, logrando un promedio que confirma lo referido en este trabajo. En esas listas se muestra a Argentina ocupar un pobre lugar: es el 44vo país exportador mundial de bienes, y el 54vo país importador; es el 51er país exportador mundial de servicios; y el 45vo importador mundial.

El año pasado la Argentina fue el 32vo país de mundo según su PBI en dólares (388 mil millones de dólares) por lo que, claramente, está infraparticipando en el comercio internacional en relación a la dimensión de su economía.

La OCDE efectúa regularmente un análisis del contenido de las importaciones como insumo de las exportaciones en los 65 mercados/países más grandes del mundo (que explican más del 85% de todo el comercio internacional  sumado en el planeta). Releva el “contenido de importación de las exportaciones” según su propia explicación, lo que -según expresa la organización referida- “se define como la participación de los insumos importados en las exportaciones totales de un país y refleja la medida en que un país es usuario de insumos extranjeros”.

Según la OCDE “la medida también se conoce como la participación del valor agregado extranjero en las exportaciones brutas y se define como el valor agregado extranjero en las exportaciones brutas dividido por el total de exportaciones brutas, en porcentaje”. Y se considera una medida fiable de los “vínculos hacia atrás” internacionales en los análisis de las cadenas de valor mundiales.

En el listado de la OCDE de las economías referidas se pueden destacar los siguientes países como los de mayor contenido importado en sus exportaciones: Luxemburgo: 67,4%; Malta: 59,3%; Eslovaquia: 44,5%; Hungría: 44,1%; Vietnam: 43,6%; Irlanda: 41,7%; Singapur: 39,5%; República Checa: 37,7% y México: 36,4%.

En el caso específico de los países latinoamericanos en esa lista de análisis que se refieren se incluyen: México, con 34,6%; Costa Rica, con 16%; Chile, con 12,4%; Brasil, con 10,2%;  Colombia, con 10,1% y Perú, con 9.8%.

Ahora bien: ocurre que muy pocos países en el relevamiento tienen una participación porcentual de importaciones en exportaciones inferior a 10% (esto es, de un digito). Y que, como se muestra a continuación, Argentina está en una posición notablemente baja en el ranking. Así entre los que menor ratio (importaciones como contenido de exportaciones) exhiben en el listado referido son:  Kazajstán: 7,7%, Brunéi: 7,2%, Argentina: 6,9%, Arabia Saudita: 4,9%.

Elizondo refuerza: “Lo expuesto muestra que Argentina es, de los mercados estudiados, el anteúltimo en el índice, solo por encima de Arabia Saudita. Y por ende es el último en Latinoamérica. Y es el último en todo el hemisferio sur y el ultimo en el hemisferio occidental. Y es el último entre todos los países democráticos del planeta”.