Psicología: primer balotaje de la elección directa

Germán Pereno quedó a 0,54 por ciento de ser electo en primera vuelta, y deberá volver a competir contra Mariana Gómez. La cláusula de segunda vuelta será utilizada por primera vez para definir una elección decanal en la UNC.

De las 15 elecciones decanales de la UNC, nueve de ellas ya estaban resueltas al abrirse las urnas, por tratarse de listas únicas. Cinco de las seis restantes no trajeron mayor novedad, por resolverse con triunfos de los respectivos candidatos oficialistas de cada unidad académica.

Los comicios decanales de la Facultad de Psicología, en cambio, terminaron con final abierto, y dos de los tres candidatos volverán a competir en el que será el primer balotaje desde que en 2017 debutó el sistema de elección directa.

La lista Synthesis, que postula a Germán Pereno como decano y Alejandra Rossi como vice, alcanzó el 39,46 por ciento de los votos ponderados, quedando a medio punto del 40 por ciento que establece el estatuto como meta para ganar en primera vuelta. Esta lista está conformada por referentes que se escindieron del espacio que conduce la actual decana, Patricia Altamirano.

Pereno y Rossi competirán con las candidatas de Concertación Académica – Avanzar, Mariana Gómez y Hebe Rigotti, quienes obtuvieron 33,91 por ciento de los votos a pesar de ser la lista oficialista y contar con el apoyo de la decana Altamirano.

En el tercer lugar y fuera del balotaje quedó la lista Juntxs por Psico, con el 26, 63 por ciento de los sufragios ponderados.

Además, también se realizará una segunda vuelta para definir el consiliario docente. Sin embargo, en esta categoría, la definición será entre Synthesis y Juntxs por Psico, por ser las dos listas que mas votos recibieron de parte de los profesores.

La fecha de ambas competencias será definida en los primeros días de esta semana, pero podría establecerse para la semana siguiente a los comicios legislativos nacionales que tendrán lugar el domingo 14 de noviembre.

Filosofía: definición cruzada

Así como en Psicología, el oficialismo de Filosofía y Humanidades es otro de los espacios políticos que sufrió quiebres previos a la definición de las listas electorales, con repercusiones en los resultados del viernes.

El decanato se definió a favor de la reelección de la decana Flavia Dezzutto, pero su lista no logró imponerse en el claustro docente para elegir consiliario docente.

Por el contrario, allí resultó electa Marisa Velasco, de la lista La Verde, con el 50,56 por ciento de los votos docentes ponderados.

Velasco supo desempeñarse como prosecretaria general de la UNC durante los dos mandatos de la rectora Carolina Scotto, y hoy es la principal referente opositora al oficialismo de Dezzutto.

Famaf: triunfo empañado

Al cierre de esta edición, la Facultad de Matemática, Astronomía, Física y Computación no había publicado en sus canales institucionales los resultados de la elección desarrollada durante la semana.

Sin embargo, en la misma noche del viernes se convirtieron en vox populi dos trascendidos que empañarían la elección de Patricia Silvetti, la única candidata a decana que se postuló.

Por un lado, la lista opositora docente habría obtenido sendos triunfos en las categorías de consejeros por los profesores titulares y por los profesores adjuntos, logrando cuatro bancas en el Consejo Directivo de la Facultad.

Por otra parte, en la categoría decano, se habrían contabilizado más votos docentes en blanco que votos a la decana electa Silvetti, lo que exhibe a las claras la disconformidad del claustro con la actual gestión y con la candidata que acordaron la ex decana Mirta Iriondo y el ex rector Francisco “Pancho” Tamarit.

Cánticos abogadiles

Los resultados del viernes dejaron muy bien parados al oficialismo del decano reelecto Guillermo Barrera Buteler y a la agrupación Franja Morada, que continuará conduciendo el Centro de Estudiantes.

Sin embargo, los testigos del escrutinio también percibieron mucha alegría entre los militantes de Juntos por Derecho, la versión local de la agrupación Sean Eternos, que obtuvo el tercer puesto en los comicios estudiantiles.

“Hay que saltar, hay que saltar, que La Bisagra, no existe más” entonaba la militancia de la organización que supo ser parte de La Cámpora y se escindió por diferencias con la diputada Gabriela Estévez, hoy estrecha aliada de La Bisagra.