Negri: “No nos vamos a dejar usar por el gobierno”

El presidente del interbloque de Juntos por el Cambio exigió que el gobierno tenga un plan para el país

El presidente del interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio, Mario Negri, sostuvo ayer que, frente a la invitación del gobierno kirchnerista a un diálogo nacional, que fuera anticipado por el Sergio Massa, la oposición no va aceptar “el abrazo del oso”.

“¿Quién va a construir un diálogo, si por un lado amenazan a un humorista, por otro van a Chile a defender a Jones Huala, por el otro en el acto de ayer (por el domingo) se pisotea el memorial de las víctimas del covid?”, se preguntó Negri. “Además –agregó-, ¿cuál es el gobierno? ¿Alberto, Cristina? Hoy el gobierno está deshilachado”.

“Cuando perdieron en 2009, también llamaron al diálogo nacional. Una cosa es mise en scène, una gran fotografía, decir ´vengan todos al pie´. Eso es el abrazo del oso, eso no es el diálogo”, advirtió el radical.

Para Negri, “en todo caso, el gobierno debe tener un plan, porque lo que hay hoy es un no plan. Tendrá que mandar al Congreso un paquete de leyes, ése es el ámbito de discusión que tendrá la representación que reflejen las urnas el 14 de noviembre”.

“Deben tener la certeza de que nosotros no empujamos a nadie, pero tampoco a nosotros nos usa nadie. La idea de un país serio es poner las cartas sobre la mesa, con un diagnóstico real y el que gobierna es el responsable de llevar adelante el plan”, remarcó Negri.

El diputado radical tuvo también una fuerte queja por el vandalismo al memorial de los fallecidos por Covid que está emplazado en Plaza de Mayo.

“Anida la idea de que los reclamos hechos al gobierno por los muertos en la pandemia son una conjura opositora, que quienes los hacen son traidores. En realidad, ayer (por el domingo) simbólicamente mataron por segunda vez a quienes fallecieron por covid. No porque el gobierno haya querido matarlos, pero está claro que se podría haber evitado muchas muertes. Además, rompieron la foto más fuerte en términos simbólicos de lo que fue la violencia institucional durante la cuarentena, que es la de Solange”.

Otros rechazos

Al rechazo de Negri a ese llamado al diálogo se sumaron también la titular del PRO, Patricia Bullrich, y Alfredo Cornejo.

Ambos hicieron referencia a lo sucedido en la Plaza de Mayo, cuando, mientras se desarrollaba la movilización por el Día de la Lealtad peronista, dos personas que ya habrían sido identificadas arrancaron fotos y pisaron las piedras del memorial por las víctimas del coronavirus allí emplazado.

El gobierno nacional se pronunció respecto a esa situación, cuando el ministro de Interior, Eduardo de Pedro, repudió los actos vandálicos y pidió “respeto”, del mismo modo que lo hizo ayer el titular de la cartera de Seguridad, Aníbal Fernández.
Bullrich rechazó el diálogo y dijo que “ni con señales de humo” podrían hablar con el Frente de Todos.

Para argumentar las razones por las que no aceptará Juntos por el Cambio la invitación del oficialismo al diálogo, Bullrich afirmó que “lo que ocurrió en la Plaza de Mayo fue insultante para todos los argentinos” y que fue un intento de “arrastrar” al “odio e incertidumbre”.
“No se puede dialogar con un gobierno que tiene una falta total de empatía con los ciudadanos”, expresó Patricia Bullrich a través de la red social Twitter.

En tanto, Cornejo -que compartía actividad de campaña con Bullrich en la provincia de Catamarca- justificó su rechazo al diálogo con críticas al Frente de Todos, al que definió como un espacio “roto y violento”.

Bullrich y Cornejo se encontraban ayer en ese provincia en el marco de la campaña opositora denominada “Cinco senadores por el Cambio”, en la cual recorren las ocho provincias que elegirán representantes para la Cámara alta el 14 de noviembre próximo.