La apuesta de Llaryora: volver la ciudad transitable

El intendente refuerza el programa de bacheo y recuperación de arterias claves de los barrios con una inversión que ya supera los 120 millones de pesos.

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, está dispuesto a mostrar todas sus cartas antes de que el cronograma electoral repique con la prohibición de realizar actos públicos “susceptibles de captar el voto”. Como el gobernador Juan Schiaretti, el referente de Hacemos por Córdoba se involucró de lleno en la faena electoral y, en este turno, tiene la difícil misión de convencer a los capitalinos que existen otras opciones además de Juntos por el Cambio.

Quebrar con gestión un comportamiento electoral que es marca registrada de los cordobeses es todo un desafío. Aunque está claro que un aspirante a la renovación provincial no puede quedarse de brazos cruzados.

La diferenciación con el Frente de Todos será discursiva pero para Llaryora podría tener consecuencias en el mediano plazo. ¿Hasta dónde puede tensionar con la Casa Rosada? ¿Puede haber represalias como en épocas de amargo kirchnerismo? Por lo pronto, el jefe del Palacio 6 de Julio intentará mostrarse pujante. Sabe que desde El Panal no le soltarán la mano y, a su vez, el peronismo nacional comprende los movimientos de la nueva “camada” que viene trabajando internamente por el final de grieta. De esa clase de dirigentes hay en los dos extremos, HPC y el FDT.

Como sea, Llaryora busca mostrar avances concretos de obras y parece que no dejará blanco para la crítica opositora, como sucedió con el desborde cloacal en Villa Páez, donde acudió a reunirse en persona con los damnificados. El plan de bacheo es una de las apuestas: lograr una ciudad transitable en el corto plazo pasó a ser el objetivo de trabajo y eje de toda comunicación oficial que sale desde el edificio situado a la vera de La Cañada.

Por ejemplo, ayer brindaron un parte de los avances. En un mes, se rehabilitaron más de 10 kilómetros de calles en el área central. Se trata del segundo plan de bacheo y rehabilitación, que inició a mediados de septiembre y tiene como objetivo la recuperación de las principales arterias del epicentro capitalino. Cabe recordar que en la primera etapa del plan se intervinieron 65 kilómetros de calles y avenidas. El municipio ejecuta $605 millones en estas tareas.

Anteriormente, bajo el primer Plan de Bacheo y Rehabilitación, la inversión fue de $610 millones, con los que se repararon 65.700 metros lineales de calzada en 131 calles, alcanzando a vecinos y frentistas de 100 barrios.

Entre otros de los trabajos de este programa se encuentra la rehabilitación con material de hormigón en los tramos que se encuentran deteriorados de la Av. Vélez Sarsfield, en su acceso y conexión con Nueva Córdoba y la zona centro.

Desde la cartera de Infraestructura municipal explicaron que la rehabilitación de las principales arterias de la ciudad tiene como fundamento la optimización de calzadas con alto nivel de deterioro, donde el bacheo es insuficiente. Comprende la reparación superficial de la capa de rodamiento y la extracción y reposición de su base donde la misma presenta problemas estructurales que afectan la correcta circulación.