De Loredo cuestionó las dádivas del kirchnerismo

El candidato a diputado de Juntos por el Cambio pidió a los argentinos votar por el futuro, y no por las dádivas

El candidato a diputado nacional de Juntos por el Cambio, Rodrigo de Loredo, ironizó ayer que “el kirchnerismo está rematando el terreno de la abuela para pagar el asado”, en declaraciones durante una recorrida por el departamento San Justo junto al candidato a senador, Luis Juez.
De Loredo opinó sobre las medidas populistas tomadas por el gobierno de Alberto Fernández tras la fuerte derrota que sufrió el kirchnerismo en las PASO.
“Sabemos que hay un montón de gente que la está pasando mal, y que le lleven una heladera, un colchón o un lavarropas, les da una ayuda”, reconoció.
“Pero los argentinos a la hora de votar, tienen que elegir también por lo que viene. Les dan un regalo hoy, pero lo que los ciudadanos necesitan es un país con certidumbre, con empleo, poder trabajar con un sueldo digno y comprarse las cosas ellos mismos”, subrayó.
En la gira que cubrió las localidades de Freyre, Brinkmann, Morteros, Colonia Vignaud, Devoto, La Francia y Arroyito, el radical advirtió que esas medidas serán “pan para hoy, hambre para mañana, porque lo que están haciendo hoy irresponsablemente cierra con una devaluación en enero, es decir, con más inflación”.
“Cada vez que leemos que se expande la brecha del dólar oficial con el dólar blue, cuando algún economista oficialista dice no se preocupen, estamos tomando deuda en pesos, lo que en realidad están diciendo es que pasan las elecciones y devaluamos. Pagaremos los giles”, protestó.
Para De Loredo, “son las mismas recetas que ya aplicaron, pero ahora va a ser peor. Este 14 de noviembre tenemos que decirle basta al kirchnerismo y votar a la única fuerza que objetivamente puede ponerles un límite en el Congreso Nacional”, dijo en referencia a Juntos por el Cambio.
Además, De Loredo opinó sobre el congelamiento de precios de la canasta básica: “los parches no atacan el problema de fondo”.
Según De Loredo, el pedido del gobierno nacional de congelar por 90 días los precios de la canasta básica “no son más que parches que demuestran el cortoplacismo del kirchnerismo en el abordaje de la economía”.
“La economía argentina –continuó- tiene un problema de muchos años que este gobierno agudiza, vinculado a la confianza. Sin confianza y sin previsibilidad no puede haber inversiones, no se puede iniciar un camino para bajar la inflación y no se pueden crear las condiciones para generar empleo genuino”.
“El problema central lo tiene el gobierno por este poder bifronte. No sabemos quién es verdaderamente el que gobierna y el que gestiona. Mientras este dilema no se resuelva, será muy difícil encarrilar la economía”, enfatizó.
Finalmente, señaló: “No solo tenemos un problema de inflación creciente y de salarios licuados, con el salario real en su nivel más bajo de los últimos diez años, sino que además, tenemos una inflación perimida porque se están tapando y se están pateando las actualizaciones tarifarias o se están congelando precios como esta última decisión del gobierno. La economía argentina está en un grave problema”.

Arduh

Por otro lado, el presidente de bloque de legisladores de Juntos por el Cambio, Orlando Arduh, dijo que “hoy, en la ciudad, al poder de policía lo tuvieron los piqueteros. Esto no puede suceder más: no puede ser que mil personas tomen los puentes y las calles y decidan sobre el resto de la sociedad. No podemos permitir que transformen a la ciudad en tierra de nadie”, aseveró.
“En un país serio el Estado garantiza las protestas, pero también el libre tránsito, el orden y la seguridad. Nadie quiere prohibir el derecho a huelga pero es inaceptable que los cordobeses no puedan llegar a sus trabajos a tiempo ni cumplir con sus obligaciones”, recordó.
El legislador señaló que “la policía de la provincia y la justicia dejan a la deriva a miles de ciudadanos que hoy somos rehenes de esta situación. Sin una autoridad que ordene el caos en el que convirtieron el centro de la ciudad, todo es tierra de nadie: sin taxis, remises y con cientos de usuarios del transporte público varados”, se quejó.
Arduh se preguntó: “¿Dónde está la Municipalidad armando los cordones sanitarios para permitir la circulación de ambulancias?”.