Saieg oficializó su salida del FdT (agita interna en el PJ)

Mediante un comunicado, el legislador provincial confirmó su alejamiento del peronismo kirchnerista.

Yanina Soria

El actual legislador provincial, Walter Saieg, blanqueó ayer lo que hacia adentro del Frente de Todos ya se asumía como hecho consumado: su alejamiento del espacio político que comandan Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Mediante un comunicado, Saieg oficializó el rompimiento con el peronismo kirchnerista al que llegó de la mano del senador Carlos Caserio cuando, disconforme con la posición de prescindencia adoptada por el gobernador Juan Schiaretti para las presidenciales del ´19, el por entonces presidente del PJ Córdoba decidió dejar ese cargo para trabajar en la construcción del albertismo cordobés. A esa movida se sumaron también varios referentes del peronismo provincial que luego formaron parte, como en el caso del ex intendente Alta Gracia, del gabinete nacional.

Sin embargo, con la magra cosecha electoral del oficialismo nacional en las PASO se acabó el amor político y el altagraciense decidió sacar los pies del plato y terminar con el Frente de Todos.

En cuestión de días nomás, el dirigente del departamento Santa María cambió de posición y se mostró cercano al gobernador Juan Schiaretti con quien compartió un acto institucional en la localidad de Malagueño después de los comicios.

Lo cierto es que Saieg confirmó ayer su alejamiento del Frente argumentando “una serie de hechos que no nos hacen sentir representados, entre ellos los ocurridos en la semana posterior a las elecciones PASO. Tanto la forma en que se plantearon las diferencias entre el presidente y su vice, como su desenlace, nos hacen tomar distancia de ese sector”, dijo en el comunicado.

Esta decisión, incluso, le costó que uno de sus principales alfiles en Alta Gracia, como es la ex concejala Daniela Ferrari, le soltara la mano para quedarse en el Frente de Todos y conservar la titularidad del PAMI local, cargo que ocupó justamente producto de un acuerdo entre Saieg y Caserio.

Tal como lo adelantó Alfil la semana pasada, el ex ministro delasotista había arreglado ya su retorno a Hacemos por Córdoba donde ya lo cuentan adentro. En principio, eso iba ser anunciado el viernes pasado en una conferencia de prensa que quedó suspendida luego de que el actual intendente de Alta Gracia, Marcos Torres, intercediera frente a Oscar González, actual presidente del partido, con algunos planteos al respecto.

Según le dijo Torres al medio local Sumario Noticias: «hablé con Oscar González para que levantara esa conferencia de prensa y le dije que, si seguían haciendo estas cosas, yo no garantizaba el 30 por ciento de Alta Gracia. La gente no come vidrio y no está dispuesta a tolerar estas cosas ni a recibir como si nada a quien primero jugó para el radicalismo, después hizo campaña para el kirchnerismo y hasta puteó al gobernador».

Tanto el intendente como su hermano, Facundo Torres, actual ministro de Gobierno mantienen un público enfrentamiento con Saieg a quien le arrebataron la conducción política del departamento. Por eso, el retorno a las filas del schiarettismo causó malestar y motivó la advertencia del jefe comunal en la ciudad cabecera de Santa María.

Lo cierto es que el actual legislador departamental de Hacemos por Córdoba, respondió a esas declaraciones públicas y ayer en su comunicado dijo: “en virtud de declaraciones infundadas, que responden a intereses políticos mezquinos y mediocres sobre la conferencia de prensa del viernes pasado, me veo en la obligación de explicar que, por estrictos motivos personales y de fuerza mayor, debí tomar la decisión de suspender la misma”.

Y luego aclaró que “si bien el gobernador Juan Schiaretti y su jefe de campaña, Oscar González, se comunicaron y nos pidieron trabajar en Hacemos por Córdoba para los próximos comicios nacionales del 14 de noviembre, nuestra decisión fue la de mantener la prescindencia para dichas elecciones”.

El también ex ministro de Gobierno de José Manuel de la Sota dijo que con el ex mandatario “fuimos fundadores del espacio Unión por Córdoba para abrazar a todos los compañeros sin distinción de líneas internas. No vamos a ser parte de políticas personalistas, empecinadas en dividir a nuestro querido partido peronista”.