Schiaretti reúne a liga de intendentes leales

El gobernador encabezará un acto político con todos los jefes comunales e intendentes que jugaron con Hacemos por Córdoba. Será mañana a las 11 en el Quorum. Les agradecerá el trabajo y el esfuerzo, pero les pedirá más para noviembre.

Yanina Soria

Con la primera foto que dejaron las PASO en Córdoba, el peronismo del gobernador Juan Schiaretti cree haber zanjado la disputa por los intendentes que le planteó el Frente de Todos.

Hay tranquilidad en cuanto al volumen político acumulado territorialmente por Hacemos por Córdoba en el interior e incluso, dicen estar con los brazos abiertos, esperando el regreso de algún que otro “arrepentido”.

Sin embargo, esa micro batalla “ganada” al Frente de Todos no es suficiente para asegurar los puntos extra que el schiarettismo necesitará en noviembre para desembarcar en el Congreso con una banca en el Senado y tres en Diputados.

En el Panal creen que es necesario redoblar los esfuerzos y en ese sentido a los intendentes y jefes comunales les cae una responsabilidad grande. A diferencia de las legislativas del 2017 cuando el peronismo fue aplastado sorpresivamente por Cambiemos en toda la provincia, esta vez ya estaba digerida de antemano una segura y amplia victoria de Juntos por el Cambio.

Por eso, quizá, aunque los aliados los duplicaron en votos, el PJ Córdoba decidió celebrar la noche del 12 de septiembre.

Posteriormente, en la etapa de revisión de la estrategia para las generales tampoco se escucharon como aquella vez, enérgicos reproches ni se vieron cambios drásticos en la línea de campaña, al menos hasta ahora. Sin embargo, esta semana se buscará bajar un mensaje claro y contundente: hay que batallar cuerpo a cuerpo en lo que quede de campaña.

En la agenda de esta semana del mandatario figuran dos paradas políticas importantes para la estructura del oficialismo y que lo tienen como protagonista: hoy a la tarde estará frente a toda la militancia y dirigencia de Capital acompañado por el intendente Martín Llaryora y las candidatas Alejandra Vigo y Natalia de la Sota; y mañana viernes a las 11 se encontrará con la liga territorial del interior.

Todos los jefes comunales e intendentes que integran Hacemos por Córdoba fueron convocados de manera presencial a un acto político en el hotel Quorum de la ciudad de Córdoba.

Desde el inicio de la pandemia el año pasado que el mandatario provincial no se reencuentra personalmente con sus alcaldes y, para esta segunda instancia electoral, quienes trazan la estrategia consideraron necesario la arenga y que sea el propio jefe político quien dé el mensaje de lo que se está buscando.

Schiaretti les agradecerá el trabajo, renovará su confianza en la red territorial que componen, pero les pedirá más. El peronismo perdió en las ciudades más importantes que gobierna y necesita levantar los aplazo locales para conseguir el resultado macro al que aspiran: arañar los 30 puntos.

El padrón de los asistentes de mañana ya pasó un primer filtro del ministerio de Gobierno que se encargó de convocar a los intendentes que juegan del lado de Hacemos por Córdoba y dejar afuera a los “desleales”. Después de las PASO, la cartera que conduce Facundo Torres elaboró un listado con los resultados municipio por municipio; esa radiografía arrojó un mapa mucho más claro sobre cómo se movió cada uno y cuáles fueron los alcaldes que se corrieron hacia las filas del Frente de Todos.

Tal como adelantó Alfil esta semana, un grupo de peronistas del departamento Marcos Juárez ya avisó que se abrirá del bloque de intendentes de Hacemos por Córdoba y que preten conformar uno propio que represente al proyecto del presidente Alberto Fernández en la Mesa Provincia-Municipios.

Frente a este tipo de jugadas políticas es que el schiarettismo quiere reforzar el vinculo con los suyos y en ese sentido, el acto servirá para alambrar la tropa de jefes comunales leales al Panal.