Tras la jugada de Schiaretti, el Panal sigue anuncios para la carne

La Nación convocó para esta tarde a la mesa de Enlace y a algunos gobernadores aliados. Habría anuncios para el sector exportador de carne. Schiaretti no fue llamado y Busso no participará de la reunión previa de la CFA.

Bettina Marengo

Con cautela, pero con atención, el gobierno de Córdoba sigue el avance de  decisión de la Nación de anunciar medidas vinculadas a la exportación de carne, hoy cerrada, que se concretarían esta tarde en el marco de una reunión entre las autoridades nacionales, la Mesa de Enlace del sector rural y algunos de los gobernadores de las provincias ganaderas.

El gobernador Juan Schiretti, quien ya tiene traje de opositor al Frente de Todos, no fue invitado, al menos al cierre de esta nota, al encuentro que encabezarán el flamante ministro de Agricultura de la Nación, Julián Dominguez y el nuevo jefe de Gabinete, el tucumano Juan Manzu. No se sabe si participará el presidente Alberto Fernández.

Entre los gobernadores que fueron convocados y confirmaron presencia están el bonaerense Axel Kicillof, el entrerriano Gustavo Bordet y el pampeano Sergio Ziliotto. Omar Perotti, de Santa Fe, habría sido invitado pero no estaba confirmado si va, según medios porteños.

Schiaretti tiene su propio juego en esto, más allá del hecho económico y la industria cárnica de Córdoba. El miércoles recibió al pleno de la Mesa de Enlace en el Centro Cívico y le pidió a AF el cese de las limitaciones a las exportaciones, la desaparición gradual de las retenciones y una nueva ley de biocombustibles. Fue una salida nacional con el sector  más enfrentado a la Casa Rosada y, como se dijo arriba, lo ayudó a cerrar el último botón del traje de gobernador opositor a la Nación, que es donde quiere volver ahora. De momento, la etapa de las relaciones cordiales ya no le sirve.

Ahora le toca seguir de lejos las novedades que se produzcan en Buenos Aires, tratando de capitalizar tanto si los anuncios de hoy van en el sentido que él pidió, como si se mantienen parcialmente las restricciones.  Una alta fuente de la cartera agropecuaria que conduce Sergio Busso indicó que el Panal se mantiene en su reclamo de exigir “el cese de restricciones a su estado anterior”, sin términos medios.  “Al comienzo parecía que anunciaban el fin del cepo, pero ahora (ayer por la tarde) no hay nada claro”, señaló el alto funcionario. En el schiarettismo deslizan que si AF quiere dar señales políticas, tiene que anunciar la vuelta a la normalidad en el mercado de las carnes, y que ninguna otra medida tendrá efecto político.

De igual modo, para la Casa Rosada, al menos hasta que el inicio del proceso 2023 lo amerite, Schiaretti es visto como gobernador no propio, sino opositor. Así lo dejaron trascender cuando no lo invitaron al encuentro de mandatarios del Frente de Todos en La Rioja, cuando Manzur ya estaba designado en Jefatura de Gabinete y el gobierno buscaba reencausarse tras la derrota de las Paso y la crisis política.

La expectativa de los ruralistas, y lo que trascendió el domingo (luego se diluyó la intensidad de la novedad) es que la Casa Rosada anuncie el cese completo del cierre a la exportación de carne que el gobierno dispuso como mecanismo para controlar los precios internos del tradicional alimento argentino. Pero según le dijo a Alfil una fuente del agro, hay temor a que se ofrezca una “apertura administrada” y no completa, como reclaman. “No tenemos mucha expectativa”, sostuvo una fuente, “desde que apareció la palabra ‘administrada’”.

El llamado “cepo” rige desde hace varios meses y fue prorrogado hasta el 31 de octubre. Luego de la derrota oficialista en distritos con fuerte arraigo de la actividad agropecuaria, como Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa, se empezó a hablar de morigerar o flexibilizar la limitación, de la mano del reclamo de algunos gobernadores aliados.

Justamente Bordet ofició de vocero en una petición “amiga” que lució consensuada con Dominguez: via Twitter, pidió en nombre de sus pares que se abran las exportaciones vacunas porque perjudican las economias de esas provincias. A diferencia de Schiaretti, que hizo una diatriba contra las retenciones a las exportaciones, el entrerriano no mencionó el tema.

En la previa a la reunión de esta tarde con los gobernadores y la Mesa de Enlace, Dominguez convocó al CFA (Consejo Federal Agropecuario que congrega a los ministros del sector de todas las provincias) para hoy a las 10 horas. Será una actividad semipresencial y en Córdoba creen que será la para presentar a las nuevas autoridades del área. Busso confirmó que no participará porque tiene una actividad “impostergable” con el gobernador (es candidato de la lista de Hacemos por Córdoba), pero la Provincia estará representada por los secretarios de Agricultura y Ganadería.