Intendentes del FdT delinean bloque político propio

Un grupo de alcaldes peronistas del departamento Marcos Juárez prepara la escisión del bloque de Hacemos por Córdoba. Buscan representación propia en el ámbito de la Mesa Provincia-Municipios. Cómo talla lo electoral en la jugada.

Yanina Soria

Agustín González, intendente de Cruz Alta; Fabián Francioni, intendente de Leones

Un grupo de intendentes del PJ enrolados hoy en el Frente de Todos prepara un pedido de emancipación del bloque oficialista de Hacemos por Córdoba, con intenciones de tener representación propia en el ámbito de la Mesa Provincia-Municipios que conduce el ministro de Gobierno, Facundo Torres.

Mientras el espacio que lleva como candidatos al senador Carlos Caserio y al funcionario nacional Martin Gill redefine la estrategia para intentar levantar unos puntos en noviembre, prácticamente la totalidad de alcaldes peronistas del departamento Marcos Juárez avanzan decididos a mover esa ficha.

Por supuesto que la jugada separatista tiene mucho más de político que de objetivo institucional; es una respuesta deliberada de los jefes de gobiernos locales a la marcada posición anti kirchnerista asumida en esta segunda etapa electoral por el gobernador Juan Schiaretti y toda su dirigencia.

Frente a los dichos de las últimas horas de distintos funcionarios provinciales que salieron a plantear la imposibilidad de pensar en la unidad con el albertismo/cristinismo, en el frentetodismo cordobés asumen que esa puerta quedó cerrada y que ahora el juego es a todo o nada.

De concretarse, sería la primera división en ámbitos formales entre Hacemos por Córdoba y el Frente de Todos ya que, en la Legislatura, por ejemplo, hubo amagues pero la escisión nunca se llevó adelante.

Ayer hubo una reunión de trabajo en la localidad de Cavanagh con la jefa comunal Sandra Dal Bó (candidata suplente en la lista que encabeza Gill) como anfitriona. Allí se juntaron Agustín González (Cruz Alta), Fabián Francioni (Leones), Roberto Pacheco (Corral de Bust de sepos), Marcelo Agustin (Alejo Ledesma), Gerardo Mancini (General Baldissera); Marcelo Luque (General Roca). Se evaluaron minuciosamente los resultados obtenidos en todo el departamento la noche del 12 de septiembre para trazar las nuevas acciones electorales y se pasó por un tamiz político el padrón de jefes comunales que dijeron trabajar para la lista de Caserio-Gill y, en realidad, dicen, terminaron jugado a dos puntas.

Ese es el núcleo duro de intendentes corridos hacia las canteras del Frente de Todos que desconoció al gobernador Schiaretti cómo líder único del peronismo de Córdoba cuando, poco antes de las PASO, públicamente avisó que militaría la boleta contraria a la de Alejandra Vigo y Natalia de la Sota.

La rebelión con epicentro en el distrito de Marcos Juárez tendrá su capítulo también en el ámbito de la Mesa donde buscarán asumir con identidad propia un bloque aparte del que hoy conforman los intendentes de escudería oficialista. La apuesta es que, una vez formalizado, se puedan sumar municipios de otros departamentos que también comulgan con el proyecto nacional e institucionalizar la pata territorial del Frente.

Los peronistas disidentes de Marcos Juárez cuentan como liados en la movida a los radicales de Montebuey, Edwin Riva, y Patricia Delsoglio de Isla Verde

En diálogo con Alfil, Agustín González de Cruz Alta, adelantó algunas de las cuestiones que, como gobiernos locales, tienen previsto plantearle a la Provincia.

Tenemos muchos planteos para hacer que nos preocupan como municipios. Hay programas que debemos rediscutir con la Provincia porque hoy los estamos sosteniendo con los recursos propios, como el PAICOR, el tema de los auxiliares escolares, los Puntos Mujer. Queremos saber qué va a pasar con los fondos FOMEP, con el mantenimiento de las escuelas, entre tantas otras cosas que sería bueno discutir con la Provincia”, dijo el intendente que oficia como vocero del grupo.

La realidad es que, más allá de lo institucional, con esta jugada el Frente de Todos tendrá representantes propios en el principal ámbito institucional de diálogo directo entre la Provincia y los 427 distritos locales que componen el mapa provincial.